Lunes, 21 Agosto, 2017

            

El Lorca FC saca pecho en casa del Granada B (0-1)

El gol del visitante Poley se traduce como la segunda derrota de la temporada para el filial, además de forma consecutiva

Lance del encuentro que ha enfrentado a ambos conjuntos en la Ciudad Deportiva de Armilla | Imagen: Antonio L. Juárez
Gabriel Sánchez | @Gabisancara


image_print

Segunda derrota de la temporada para el Granada CF ‘B’, y con carácter consecutivo. Lo que se aupaba como una oportunidad para alcanzar los puestos de “Play Offs” ha derivado en el recital excelso de un rival mejor plantado y que llegaba a dominios de Ballesté con poderosa facilidad.

Como novedad y a modo de contratiempo, el lateral izquierdo Estupiñán tomó parte del once inicial designado por Planagumà en detrimento de Tomás, baja de última hora tras problemas físicos. Además, Hongla regentó el centro de la zaga junto a Hugo Gomes y no al lado del polaco Pawel, como se podría haber previsto en un principio.

El espigado central acabó jugando los últimos minutos del envite para formar línea defensiva de tres hombres e intentar rascar algún punto. También la ausencia en el equipo titular del expeditivo lateral derecho Corozo se hizo tangible tras tomar su testigo el granadino Antonio Marín.

Los primeros compases del encuentro idealizaban las sensaciones que en esencia siempre ha expuesto este joven plantel dirigido por Planagumà: Llevar la batuta del balón y acompasar sus intereses ante un rival que acabe echándose atrás como remedio más sensanto.

Nada más lejos de la realidad. La vigencia del que se atreve se iluminó en el minuto diez cuando un robo en el centro del campo del Lorca acabó con un remate del visitante Carlos que asustó al arquero Ballesté. El conjunto de Julio Algar aportó a raíz de ese instante el cambio de papeles en el guión, que perjudicó en demasía a los locales.

En el minuto 14 otra jugada combinatoria del conjunto murciano acabó con un remate del delantero Manuel dentro del área, muy activo durante todo el encuentro. La banda izquierda del equipo local se caracterizó por la pasividad de una zaga que no daba abasto. Tanto el lateral derecho Pina y así como el extremo Carlos superaron a un Estupiñán que no supo contener las intentonas rivales.

El Granada acusó la falta de sinergia con la línea ofensiva, inaudita durante la primera mitad, salvo algún balón robado por Luis Suárez que acababa ensimismándose en ideas que no fructificaban. En contraste con lo acontecido en jornadas anteriores, ahora eran los de Planagumà los que se veían abocados a recular líneas  y estar a expensas de la metodología implementada por el Lorca: posesión larga y juego vertical y atrevido en base a su piedra de toque, el mediocentro Bustos.

La intensidad de la primera mitad fue desvaneciéndose a diez minutos del descanso, hasta que el colombiano Luis Suárez dio un destello de luz a una gris mitad del filial en el minuto cuarenta, cogiendo desprevenida a los adelantados centrales Alvisua y Borja, que vieron como el ahora sí eléctrico punta lanzaba a puerta con peligro y mostraba desparpajo en la frontal del área. La bola se fue por encima del larguero y los jugadores  al descanso con la consigna rojiblanca de mejorar prestaciones de cara a la segunda mitad.

Pero la virtud de la vigencia siguió perteneciendo al Lorca una vez se reanudó la contienda, y en el cuarenta y siete Poley aprovechó el gran hueco entre los centrales locales para colocar el balón con rosca a la izquierda de Ballesté. Pero el asedio visitante no cesó tras el cambio en el marcador a su favor, y en el minuto cincuenta y uno Manuel a punto estuvo de materializar la sentencia, disparando dentro del área a la altura del punto de penalti, logrando Ballesté el bloqueo tras salir velozmente para disminuir el ángulo de tiro.

Fue en el cincuenta y ocho cuando Matheus dio un aire para su plantel, elaborando el primer tiro entre los tres palos del Granada en todo el encuentro. Luis Suárez prolongó la intentona por maquillar la coyuntura tirando de nuevo a puerta en la jugada posterior, en lo que empezaba a parecer el punto de inflexión de sensaciones entre propios y ajenos.

Aparte de las ocasiones locales a través de Navarrete o Hongla -el que gracias a su incursión  y velocidad se personó frente al guardameta rival con peligro-  la efímera etapa de dominio local acabó siendo otro espejismo que no encontraría soporte real en los minutos posteriores.

El sustituto del delantero centro Manuel, el canterano Manu Apek, aportó un cariz aún más incisivo a la línea ofensiva del equipo murciano. Erró en una ocasión cantada de cabeza en el setenta y uno, que bien pudo haber significado la puntilla para un Granada que solo pensaba en lograr puntuar. El bajón físico siguió su curso natural, conformando un encuentro más sosegado que auguraría aún dos ocasiones reseñables, una por cada escuadra: en el minuto ochenta y tres Clifford tuvo el empate en sus botas, pero lanzó finalmente al centro de la portería  y el guardameta oponente blocó a quemarropa.

Ya con el partido prácticamente culminado, Urko Arroyo pudo haber sentenciado el marcador en la primera oportunidad que tuvo de ver puerta. En una gran jugada individual y tras un nuevo despiste de los defensores nazaríes, el extremo derecho se inventó un tiro desde la frontal escorada del área que acabó dando en el palo. Finalmente, el partido se difuminó con una dolorosa derrota que acerca al filial a la mitad de la tabla, en detrimento de un Lorca FC que se relanza hasta la novena posición y coge aire con siete puntos en su casillero.

 

Ficha técnica:

Granada CF B: Ballesté, Marín (Pawel, minuto 87), Hugo Gomes, Estupiñán, Hongla, Llonch,  Jean Carlos, Navarrete, Luis Suárez (Nierga, minuto 71), Matheus y Entrena (Clifford,  minuto 56)

Lorca FC: Dorronsoro, Pina, Pomares, Antonio López, Borja García, Albisua, Carlos (Javi López, minuto 65), Bustos, Manuel (Manu Apek, minuto 54), Poley (Molo, minuto 77) y Urko.

Goles: Poley (Minuto 47).

Árbitro: Víctor Rive Leal (Colegio valenciano). Amonestó al local  Jean Carlos (Minuto 67) y a Bustos (Minuto 79).

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada del grupo IV de Segunda División B, disputado en la Ciudad Deportiva de la Diputación de Granada (Armilla).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *