Viernes, 21 Julio, 2017

            

El Granada se deja deberes para Los Cármenes (2-1)

Desastrosa primera parte de los rojiblancos ante un Leganés muy superior | El gol de Fran Rico pone esperanzas para la vuelta

Kelava, tras el segundo tanto del CD Leganés | Foto: LFP
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

El Granada se estrelló en Leganés. No hay mucho más que comentar acerca de la actuación nazarí. La última vez que visitó Madrid firmó un partido que recordaba a los peores fantasmas del pasado. Fue en Vallecas. En esta ocasión fue un rival de segunda división quien puso a la vista de todos las muchas carencias rojiblancas.

Dória escenificó en el comienzo del partido lo que era el Granada. Nervios, muchos nervios, muy lejos de lo que se espera de él y lo que se espera del conjunto andaluz. Al central brasileño no le sale nada desde que firmara que partido en Gijón. Se ha visto relegado al banquillo y a jugar los partidos de los “menos habituales”.

Guillermo avisó goleando. En prácticamente la primera ocasión de peligro del partido, le ganó la partida a Dória y definió perfecto ante Kelava. Una finalización de killer de Primera División, lo que es al fin y al cabo. Un jugador llamado a ser el heredero de Aritz Aduriz en el Athletic de Bilbao, equipo del que es propiedad.

El gol se veía venir desde que el árbitro dio el comienzo del encuentro. El Granada comenzó dubitativo, y el ‘Lega’ entró a Butarque sin nada que perder. Quien la busca, la encuentra, y Guillermo no falló ante tal oportunidad. 1-0 y los pelos de punta en el Granada.

El gol del equipo madrileño espabiló a los andaluces, un poco al menos, y justo después tuvo su primera ocasión. Un gran centro, a la espalda de los defensas, de Salva Ruiz lo remató Nico López de forma casi acrobática. Peña, el guardameta del Leganés, rechazó bien la acometida del uruguayo.

El Leganés seguía bien plantado en el campo, durmiendo el partido con la tranquilidad de la ventaja en el marcador. El Granada sobrevivía con un gran Rubén Pérez y las subidas de Neuton por la izquierda. Para los rojiblancos no hay partido fácil, y todo se complicó más aún cuando Rubén Pérez, en su ansia por cortar un contragolpe local, ‘atropellaba’ prácticamente a Rubén Peña con una aparatosa acción, donde el brazo del astigitano daba en el cuello de su tocayo del Lega. El árbitro decidió que la expulsión era lo correcto. Suspiros en los nazaríes y miedo.

El damnificado de este despropósito era Salva Ruiz que salía sustituido por Uche Agbo, en el empeño de Sandoval de reforzar una medular debilitada sin Rubén Pérez.

Desde Granada Digital lo avisamos en la previa. La intensidad y hambre del Leganés superó en todas las facetas a los jugadores del Granada. Es el peligro de la Copa. Con un jugador menos, el equipo madrileño fue a hacer daño a su rival. Guillermo tuvo una ocasión solo en el área, pero su remate se fue alto.

La fatídica primera mitad rojiblanca quedó más patente aún con el segundo tanto del Leganés. En jugada de estrategia, los de Asier Gaditano sacaban un córner en corto, el balón se fue a la frontal, volvía a la esquina, y Omar Ramos ponía un aparente centro con una rosca maravillosa que se colaba en la meta de Kelava.

Sandoval tenía un as bajo la manga en la segunda mitad. Success Isaac entraba al terreno de juego en sustitución de Nico López. Mala suerte para el uruguayo en su primer partido como titular con la elástica rojiblanca. La situación del encuentro no le sonrió, y ya se sabe que el Granada es mucho menos Granada sin el atacante nigeriano Success.

Salía con la intención de mandar en los segundos cuarenta y cinco minutos el Granada. Un par de ocasiones a balón parado avisaban al Leganés de que no estaba todo perdido. Pero los locales seguían a ‘su rollo’. Ni Candela, ni Omar, ni Guillermo se lo pensaba ni lo más mínimo en poner a prueba a Kelava.

El 2-0 era un mazazo duro para el Granada, pero con toda la segunda parte por delante, la tragedia se mascaba aún mayor. Una goleada y el adiós a la copa era factible teniendo en cuenta la inferioridad numérica nazarí y la hambre del ‘lega’.

Success tranquilizó las cosas en el Granada. Ayudó a recuperar el colectivo y juntar líneas en el centro del campo. Sin embargo, fue Fran Rico el hombre hielo en Butarque. A la salida de un córner botado por Rochina, enganchaba la bola desde el pico derecho del área y la alojaba directamente en la meta de Queco.

El partido se puso como en Málaga. El Granada, espoleado con el gol, quería el empate y llegar con un ‘buen resultado’ a la vuelta en Los Cármenes, visto lo visto tras el partido. Success seguía intentándolo, haciendo la guerra por su cuenta y alguna batalla en conjunto, pero siendo el único peligro nazarí.

Yendo más arriba, el Leganés encontró los espacios necesarios para matar el partido. Sastre se quedaba solo en el área nazarí tras un buen balón filtrado por Peña, pero Kelava, valiente y rápido, salía de su meta y detenía el remate del delantero blanquiazul. Providencial el portero croata, que le ponía interés a la copa.

El Leganés tuvo alguna oportunidad más para meter el tercero, incluso pidió un penalti por una entrada de Mainz sobre Borja Lázaro. Al igual que el Granada, que también tuvo alguna ocasión en los pies de Success. El Granada se fue con un 2-1 y deberes para casa, que, tras como se puso el encuentro, es un buen resultado de cara a la vuelta, a pesar de la derrota y una primera mitad desastrosa.

FICHA TÉCNICA

Granada CF: Kelava; Foulquier, Mainz, Dória, Neuton; Rubén Pérez, Fran Rico; Salva Ruiz (Uche Agbo, 24’), Rochina, Nico López (Success Isaac, 46’); Peñaranda (Rober, 79’).

CD Leganés: Queco; Bustinza, Insua, Juanan; Miramón, Dovale (Sastre, 59’), Soriano; Candela, Peña, Omar Ramos (Symanowski, 77); Guillermo (Borja Lázaro, 68).

Goles: 1-0 Guillermo (9’); 2-0 Omar Ramos (38’); 2-1 Fran Rico (74’)

Árbitro: Clos Gómez. Expulsión con roja directa a Rubén Pérez, del Granada CF (24’). Amonestó a Neuton (50’) y Rochina (86’) por parte de los visitantes. En el lado local, mostró cartulina amarilla a Insua (84’).

Observaciones: Ida de los 1/16 de final de Copa del Rey, un partido disputado entre CD Leganés y Granada CF en el Estadio Municipal de Butarque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *