Martes, 12 Diciembre, 2017

            

El Granada CF se aferra a su buena racha (2-0)

El conjunto rojiblanco fue superior a su rival en todos los momentos del encuentro | Espinosa volvió al once titular y lo agradeció con el primer tanto del partido

Los jugadores del Granada celebran la pasada victoria | Foto: Liga 123
José L. Moreno | @morenoluaces


image_print

Que el Granada CF está en racha ya es una realidad. Fue capaz de vencer a un robusto Lugo (2-0) que venía de cuatro encuentros ganados. Con esta victoria, los del Oltra se ponen en la zona media-alta de la tabla. Y es que, ambos conjuntos llegaban de una buena racha en sus anteriores citas. El Granada se presentaba tras sumar dos triunfos y los gallegos de ganar cuatro de sus último cinco encuentros. Además, el choque desprendía tintes emotivos, ya que Roberto Fernández fue ovacionado antes de que comenzará el choque.

Comenzó con ritmo. Veinte segundos tardó Pedro en realizar el primer disparo del partido. El Granada inició el encuentro plantado en campo ajeno, mientras su rival se mostraba cauto, para no conceder espacios a la espalda de la defensa. Las carreras de Joselu alertaban del peligro. La falta de ocasiones lució en los primeros minutos, a pesar de la gran intensidad que se desarrolló en el césped del Zaidín.

La intención que mostró el Granada desde el inicio del encuentro le dejó recoger sus frutos. Espinosa rebañó un balón que se quedó muerto en el área del Juan Carlos y puso a los rojiblancos por delante en el marcador. Un tanto que fue sinónimo de activación, ya que los de Oltra no bajaron ni el nivel de sus acciones, ni el ritmo. La profundidad por bandas hizo que Víctor Diaz recibiera en la frontal, pero el balón se fui alto entre los lamentos de la grada. También puso la emoción Machís, que se sacó un par de disparos esquinados que hicieron levantarse a los presentes.

Tuvieron que pasar casi 35 minutos en Los Cármenes para ver al Lugo causando peligro. Montoro derribó a su rival en el borde del área y la ejecución de la falta hizo contraer el corazón de Javi Varas. El disparo de Albarracín se marchó rozando la cruceta. Antes de que terminara la primera parte sucedió algo inaudito.  Areces Franco pitó para que los jugadores se marcharan al túnel de vestuarios, pero alertado por sus asistentes comprobó que sólo se habían jugado 44 minutos, por lo que re reanudó el choque con bote neutral, sin más interés en el minuto restante.

Al regreso, el Lugo pareció haberse transformado. Presionó la salida del balón nazarí y jugó cerca del área de Javi Varas, aunque fueron los locales los que causaron la primera ocasión de peligro tras enganchar Pedro un balón muerto dentro del área gallega. Y es que el Granada llegaba a trompicones, pero llegaba. Joselu disparó desde la frontal, en lo que se podría haber convertido en el gol de su vida.Poco le faltó.

Conforme avanzaba el partido, el centro del campo iba siendo cada vez más el protagonista. Espinosa dejó su sitio a Alberto Martín y las jugadas en el epicentro del verde se mostraron bastante trabadas, con la sensación de que se podía llegar a una de las dos áreas en cualquier momento. Tan trabado que Baena tuvo la suya tras múltiples disparos y tropiezos cerca de los ojos de Juan Carlos. Mientras tanto, Oltra seguía sumando centrocampistas al partido con la entrada de Kunde. El míster rojiblanco quería amarrar el resultado y así fue. No solo no condedió goles, sino que mató en encuentro tras una gran galopada de Kunde. Era ya el tiempo añadido y Los Cármenes lo celebró hasta el pitido final.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *