Lunes, 26 Junio, 2017

            

El Covirán Granada, obligado a ganar

Los de Pin no tienen margen de error y solo pueden conseguir el triunfo para forzar el quinto partido

Carlos Corts, durante el tercer partido ante Zornotza, en Amorebieta | Foto: Fermín Rodríguez
Redacción GD


image_print

No hay tiempo para más. El Coviran Granada afronta mañana el partido más importante de la temporada. El equipo de Pablo Pin se encuentra ante una final, ya que una derrota le impediría seguir con opciones de ascenso y quedaría eliminado de los playoffs ante el Zortnoza Saskibaloi Taldea. Los vascos han ganado los dos últimos partidos en un final a cara o cruz. Los nazaríes tendrán que reponerse a las dos derrotas seguidas y al esfuerzo realizado ayer, ya que el choque se decidió en la prórroga.

El Coviran Granada se ha quedado sin más oportunidades. El conjunto rojinegro disputa mañana una final en el polideportivo Larrea. El mismo lugar en el que cayó ayer en la prórroga y que volverá a vestirse con sus mejores galas, con gente de pie a pie de pista y las gradas repletas de aficionados. Los visitantes no tienen margen de error, ya que una derrota los deja fuera de las semifinales por el ascenso a LEB Oro.

El Zornotza, sexto clasificado al final de la temporada regular en LEB Plata, ha sabido jugar sus cartas en los dos últimos partidos. En el Palacio vivió durante 30 minutos de la renta obtenida en el primer cuarto, aunque en un final apretado la suerte estuvo de su parte. Ayer, en Larrea, en un encuentro que tenía ganado a 3 segundos del final, se encontró con una prórroga tras un triple estratosférico de Ivan Milekovic. En el tiempo extra el equipo de Pablo Pin parecía tener encarrilado el triunfo, pero se dejó remontar en los dos últimos minutos y mañana tendrá que cargar con toda la presión del choque.

La plantilla nazarí no ha conseguido encontrarle el pulso al conjunto vasco, que en los dos últimos encuentros se ha cerrado en la zona y ha cortocircuitado el ataque granadino, que tuvo un 39% de acierto en tiros de dos puntos. Entre Tyran De Lattibeaudiere, Jesús Fernández y Alejandro Bortolussi capturaron 13 rebotes, 5 menos que Íker Salazar y 1 más que Jean Cadot.

La aportación de los tres interiores es vital para el equipo de Pablo Pin, por lo que buena parte de las opciones de triunfo mañana pasan por su actuación. El conjunto granadino tiene que encontrar el equilibrio necesario entre el juego interior y el exterior, recuperar su mejor nivel en defensa, dominar el rebote y jugar con alegría en ataque. El equipo de Pablo Pin tiene que aumentar su dureza en pista delantera, ya que en las dos últimas fechas ha acudió a la línea de tiros libres en 42 ocasiones, por las 73 de su rival.

El Coviran Granada tendrá que salir mañana con las pilas totalmente cargadas, ya que los locales saldrán a por el partido desde el inicio para poder jugar con el marcador al igual que lo hicieron durante muchos minutos el viernes. El equipo de Pablo Pin necesita llevar la iniciativa para trasladarle la presión a los locales.

El Zornotza jugó el viernes casi todo el partido con Dani De la Rúa, Íker Salazar, Vasilije Vucetic y Jean Cadot en pista. El juego del equipo de Mikel Garitaonandia se basa en esos cuatro pilares, a los que se suman David Iriarte y Khalid Mutakabbir. Parar a sus principales hombres y que aparezcan tanto la primera como la segunda unidad del Coviran Granada es fundamental para que crezcan las posibilidades de victoria, que es lo único que le vale al equipo de Pablo Pin.

CONVOCATORIA

Bases: Carlos de Cobos (26) y Carlos Corts (5).

Escoltas: Pablo García (8) y Adrian Bowie (1).

Aleros: Ivan Milekovic (13), Jorge Lafuente (15) y Joel Almeida (23).

Ala pívots: Jesús Fernández (18) y Alejandro Bortolussi (7).

Pívots: Tyran De Lattibeaudiere (24), Cristian Uta (12) y Edu Pérez (17).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *