Domingo, 26 Marzo, 2017

El cementerio municipal de La Zubia, ‘Lugar de Memoria Histórica’

El Ayuntamiento recuerda a los represaliados por el franquismo coincidiendo con el 85 aniversario de la proclamación de la Segunda República

Foto: La concejala Cristina Molina recuerda a E.G.R., iniciales de un vecino de Cenes represaliado por el franquismo y enterrado en el cementerio de La Zubia


image_print
 El cementerio municipal es, desde hoy, ‘Lugar de Memoria Histórica’. Coincidiendo con el 85 aniversario de la proclamación de la Segunda República, el Ayuntamiento de La Zubia ha inaugurado este primer Lugar de Memoria Histórica en la fosa en la que está enterrado E.G.R., vecino de Cenes de la Vega, represaliado por el franquismo que fue asesinado el 24 de febrero de 1949, después de permanecer diez años escondido en la sierra, en el Barranco del Búho.

Una placa recuerda su historia con sus iniciales, E.G.R. (por deseo de la familia no se ha dado el nombre a conocer). Después de la guerra civil, E.G.R. permaneció diez años escondido en el Barranco del Búho, junto a la era de Los Pensamientos. “Tenía 55 años, pelo canoso por la sien, afeitado de un día, vestía pantalón de pana, camisa caqui, jersey marrón, pelliza azul en mal uso, ceñidor de cuero, alpargatas de esparto y tocado de boina negra. Medía 160 centímetros. Presenta herida de arma de fuego en la mejilla izquierda y varias por el pecho, como una ráfaga de subfusil.” Es el texto reflejado en la placa inaugurada hoy, transcripción literal de los documentos que conserva la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, y que ha leído este mediodía la concejala de Bienestar Social en el Ayuntamiento de La Zubia, Cristina Molina Martín.

El acto de homenaje ha contado con la presencia del alcalde, Antonio Molina López, y varios concejales del equipo de gobierno, además de vecinos y vecinas que conocían la historia del represaliado y de tantos otros que tuvieron el mismo destino, en algunos casos familiares.

Antonio Molina López ha leído un manifiesto en el que ha recordado a quienes “dieron su vida por defender la libertad y la democracia”. “Reivindicar su memoria es creer en nuestro propio futuro, que será proporcionalmente mejor, más libre, más justo, más feliz, en la medida en que seamos capaces de estar a la altura de la tradición republicana que hemos heredado”, ha dicho el alcalde, que ha resaltado los valores del republicanismo español, “que siguen vigentes como símbolos de  un país mejor, más libre y más justo”.

Como recogía el mismo manifiesto, el Ayuntamiento de La Zubia, como han hecho otros como el de Cádiz o Valencia, ha querido celebrar y recordar el 14 de abril de 1931, “por una España verdaderamente moderna, laica, culta, igualitaria, por su definitiva normalización democrática, y por el progreso armónico del bienestar de todos sus ciudadanos”.

El ‘Lugar de Memoria Histórica’ de La Zubia se encuentra en el pilar que hay a la entrada del cementerio, adyacente a unos nichos situados sobre la fosa en la que está enterrado E.G.R., quien, como muchos otros, al término de la guerra civil permaneció oculto en el monte hasta que fue descubierto y represaliado por las autoridades franquistas. Se trata de la guerrilla antifranquista conocida como el movimiento de Los Maquis, que mantuvo su lucha activa hasta los años cincuenta, aunque su etapa más activa se sitúa en los años posteriores a la guerra.

Como se recuerda desde hoy en La Zubia, los primeros en “echarse al monte” fueron republicanos que habían tenido algún tipo de vínculo con organizaciones políticas de izquierdas, aunque muchos otros simplemente fueron señalados por sus convecinos, a pesar de no se parte activa en la vida política. A ellos se acabarían añadiendo muchos vecinos de poblaciones cercanas que desertaban tras ser llamados a filas, y se refugiaban en el monte para evitar las represalias.

Durante años mantuvieron la esperanza de que la derrota de los regímenes fascistas de Alemania e Italia favorecería el final de la dictadura franquista y la restitución de la República. “Pero no fue así, finalmente se diluyeron y fueron desapareciendo por la acción represora del régimen de Franco”, como recuerda la placa que les rinde tributo desde este mes de abril en el cementerio de La Zubia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *