Lunes, 29 Mayo, 2017

El BOJA publica la nueva normativa de los planes hidrológicos de las cuencas intracomunitarias de Andalucía

Con esta nueva planificación se pretende racionalizar el consumo de este recurso natural para que sea sostenible, así como alcanzar los objetivos medioambientales

Foto: Archivo
E.P.


image_print

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) ha publicado la normativa de la revisión de los planes hidrológicos de las cuencas intracomunitarias de Andalucía (Mediterránea, Guadalete-Barbate y Tinto-Odiel-Piedras) para el periodo 2015-2021.

Con esta nueva planificación hidrológica, presentada ante el Consejo Nacional del Agua y aprobada por Consejo de Gobierno de la Junta y el Consejo de Ministros, se pretende racionalizar el consumo de este recurso natural para que sea sostenible, así como alcanzar los objetivos medioambientales, especialmente en materia de depuración, tal y como establece la Directiva Marco de Agua de la Unión Europea y la Ley de Aguas de Andalucía.

En una nota, la Junta ha explicado que los nuevos planes de las tres demarcaciones intracomunitarias andaluzas –Cuenca Mediterránea, Tinto-Odiel-Piedras y Guadalete y Barbate– cuentan con una inversión prevista de 1.437 millones de euros para el periodo 2015-2021 y recogen 594 proyectos en un territorio de 28.662 kilómetros cuadrados, que supone el 36,4 por ciento de la superficie total de Andalucía y concentra el 43,79 por ciento de su población.

Las cuencas mediterráneas andaluzas abarcan 17.952 km2 entre el Campo de Gibraltar (Cádiz) y la desembocadura del río Almanzora (Almería), en las provincias de Cádiz, Málaga, Granada y Almería. Esta demarcación, la más extensa entre las situadas íntegramente en territorio andaluz, cuenta con 10.395 km2 de acuíferos y once grandes embalses en explotación, así como cinco desaladoras y tres trasvases, con unos recursos disponibles netos anuales de 1.092 hm3. La precipitación global media es de 547 mm anuales, si bien el régimen de lluvias ofrece una gran irregularidad y disparidad, desde los 1.200 mm anuales de la zona occidental a los apenas 200 mm del área subdesértica almeriense.

Los regadíos, que suman una extensión total de 160.000 hectáreas, constituyen el principal uso del agua, con el 73,6 por ciento de los recursos. El resto se reparte entre abastecimiento urbano (21,4 por ciento), industrial (2,7 por ciento) y otros usos (2,3 por ciento). La población residente de 2,7 millones de habitantes, repartidos a los que hay que sumar los numerosos visitantes que eligen el territorio como destino turístico lo que suponen una población equivalente final de 3,2 millones de habitantes.

La cuenca del Guadalete-Barbate abarca las aguas de transición asociadas a los dos ríos que le dan nombre, así como los acuíferos y la zona costera entre los límites de Tarifa y Algeciras y la Punta del Camarón en Chipiona, con una extensión total de 5.969 km2. Este territorio tiene una población (residente más ocupación turística) que supera el millón de personas. Sus principales demandas son la agraria (306,8 hectómetros cúbicos/año) y la urbana (107,9). La cuenca presenta unas aportaciones naturales de 842 hm3/año y una capacidad de embalse de 1.651,7 hm3. Sus acuíferos ocupan 1.910 km2 y la precipitación global media de la zona alcanza los 600 mm/año.

La demarcación hidrográfica del Tinto-Odiel- Piedras (4.761,82 km2 y casi 383.000 habitantes) se corresponde con las cuencas de los ríos que la denominan, así como con sus aguas subterráneas y zonas costeras y de influencia mareal. Este territorio recibe unas aportaciones naturales medias de 943 hm3/año y unas precipitaciones de 700 mm/año. Su capacidad de embalse alcanza los 679,1 hm3 y las aguas subterráneas ocupan 1.018,5 km2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *