Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

El Ayuntamiento reclamará a la Confederación el coste de la limpieza del cauce del río Monachil

Desde el consistorio piden que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir "asuma sus responsabilidades" también con el Darro o el Beiro

Operarios de Inagra trabajan en el cauce del río Monachil a su paso por el Zaidín | Foto: Ángela Gómez
Redacción GD


image_print

Operarios de Inagra trabajan desde el inicio de esta semana en la limpieza y desbroce del cauce del río Monachil a su paso por el Zaidín, que llevaba sin adecentarse desde 2014. Los vecinos de este barrio habían pedido que se limpiara desde hace ya varios años, por el peligro que supone tener en esas malas condiciones un río que prácticamente está seco y en el que existen focos de insalubridad generados por brozas, que pueden llegar a provocar, incluso, incendios. Ahora por fin han tenido respuesta a su demanda por parte del Ayuntamiento, que ha decidido actuar pese a que la competencia en el mantenimiento y conservación de este río es de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG). La Confederación se ha negado a acometer la limpieza, según el alcalde, por lo que desde el consistorio se ha decidido hacerla por “ejecución subsidiaria” y se reclamará a la CHG el coste de la misma. Éste se determinará una vez que finalicen los trabajos, que está previsto que sea en dos días más.

El Ayuntamiento insta a la Confederación a que “asuma sus competencias de limpieza y arreglo para el mantenimiento y conservación” no solamente de este río, sino de los demás que discurren por la ciudad y que le competen. Actualmente, el Ayuntamiento de Granada solamente mantiene un convenio para la gestión y mantenimiento del río Genil a su paso por la ciudad, por lo que el concejal de Urbanismo, Medio Ambiente, Salud y Consumo, Miguel Ángel Fernández Madrid, pide a la Confederación que “asuma sus responsabilidades tanto en el río Monachil como en el Darro o Beiro”.

El cauce del río Monachil se limpió por última vez en agosto de 2014, cuando se desbrozó también la maleza del fondo del río. En 2016, los vecinos del Zaidín exigieron una nueva limpieza que no llegó. El partido municipal de Ciudadanos incluso planteó una moción para que se limpiase el río, que empezó a provocar malos olores, además de la proliferación de mosquitos y moscas en la zona con el calor del verano.

La CHG también tiene la competencia de limpieza y arreglo del río Beiro, que no se limpia desde octubre de 2015. Entonces, la Confederación invirtió más de 80.000 euros para limpiar su cauce para reducir el riesgo de inundaciones. Se retiraron sedimentos y vegetación que se encontraban en el último tramo del cauce y que podrían haber provocado la obstrucción y pérdida de su capacidad hidráulica. Se actuó a lo largo de 2,8 kilómetros, desde el cruce de la A-44 hasta la desembocadura del río Beiro en el Genil.

En mayo de este 2017 se anunció la actuación en el cauce urbano del Genil y en el valle del Darro. La limpieza del río Genil a su paso por Granada sí es competencia del Ayuntamiento, según un convenio firmado con la CHG, pero no así la del río Darro. Para este último, la CHG anunció en su momento un proyecto de restauración hidrológica-forestal, con una inversión de 6,5 millones de euros y un plazo de ejecución de 36 meses.

El río Genil sí se limpió en el mes de mayo, cuando las temperaturas empezaron a ser más altas. Operarios de Emasagra realizaron tareas de limpieza con cargo al Ayuntamiento, que destina anualmente 250.000 euros para la limpieza de láminas de agua y de los lodos. Y es que cada año son habituales la presencia de mosquitos en la zona y los malos olores en el río. Para evitarlos, además de la limpieza, desde el consistorio granadino ya consideraron hace un tiempo que la CHG debería llevar a cabo el proyecto que tiene previsto para modificar las compuertas del río y que el agua no se acumule en la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *