Jueves, 30 Marzo, 2017

El Director de la Alhambra apuesta por hacer del Hotel Reúma un punto de “conexión con el Albaicín”

Supone un gran "reto a afrontar" y se quiere realizar en colaboración con el Ayuntamiento de Granada, propietario del Carmen

Foto: ArchivoGD


image_print

El director del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Reynaldo Fernández Manzano, apuesta por hacer del conocido como Hotel Reúma, situado a los pies del monumento, un punto cultural y de difusión del patrimonio que además sirva de conexión con el barrio morisco del Albaicín.

Fernández Manzano ha señalado en una entrevista concedida a Europa Press que esta intervención en las faldas de la Alhambra supone un gran “reto a afrontar” y se quiere realizar en colaboración con el Ayuntamiento de Granada, propietario del Carmen del Granaíllo.

“Es una zona muy importante que hay que rehabilitar y darle un uso cultural, de forma que se puedan hacer talleres y sirva para la difusión del patrimonio”, ha sostenido el responsable del recinto nazarí, quien ha avanzado que el proyecto, que supondrá una elevada inversión, será consensuado con colectivos vecinales y profesionales, así como con el Consistorio granadino dado su “gran impacto visual” en la unidad del paisaje.

En el Plan Director de la Alhambra, el Hotel Reúma se concibe como equipamiento “destinado a la difusión de la actividad de la Alhambra en la ciudad, punto de encuentro entre ambas y zona de exposición y muestras temporales”. Añade el documento que su actuación irá ligada a la intervención en el borde izquierdo del río Darro, con la recuperación del Paseo del Aljibillo y su conexión con el trazado histórico de la Cuesta de los Chinos a través de un pequeño parque arqueológico.

La citada Cuesta de los Chinos, el camino medieval que da acceso al monumento nazarí desde el Albaicín, ya fue objeto de una intervención por parte de Alhambra y Ayuntamiento, como primera fase de un proyecto de más envergadura cuya segunda fase irá desde el puente del Aljibillo hasta el citado hotel y la tercera culminará en la parte trasera del puente de las Chirimías.

Respecto al amplio semisótano con fachada al río, adyacente al Hotel, que tuvo un uso como taller de tejidos, el Plan Director recoge la posibilidad de convertirlo en zona de “usos múltiples al servicio de los fines de este centro de nueva creación y, también, sede de un punto de encuentro de talleres artesanos y tienda-librería”.

En cuanto a la cubierta del inmueble, se barajan diversas opciones, desde dejarla como está a eliminar una planta y hacerle una cubierta vegetal, aspectos estéticos que deberán ser objeto de consenso, según ha remarcado Fernández Manzano, quien apuesta por que los niños tengan un protagonismo especial en la actividad de este futuro espacio cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *