Jueves, 30 Marzo, 2017

‘Diamantes de sangre’ cierra el ciclo sobre cine y periodismo de CajaGranada

Con “Diamante de sangre”, se pone un broche de oro a una programación sobre Cine y Periodismo muy variada, que ha servido para mostrar diferentes facetas de una profesión imprescindible para conseguir, sostener y apuntalar un régimen democrático.

Gabinete


image_print

Mañana martes, a las 19 horas, con entrada libre hasta completar el aforo; el Teatro CajaGRANADA acoge la proyección de la película “Diamante de sangre”, dentro del ciclo de Cine y Periodismo, organizado por CajaGRANADA junto a la Asociación de la Prensa de Granada, con la que concluye la programación de este ciclo que, desdoblado en dos entregas, nos ha servido para reflexionar a lo largo de 2013 sobre el ejercicio del periodismo, tal y como ha sido tratado por el cine a lo largo de la historia.

Dirigida en 2006 por Edward Zwick, e interpretada por Leonardo DiCaprio, Jennifer Connelly y Djimon Hounsou en sus principales papeles; la película pone el acento en tres historias distintas, pero complementarias. Por una parte, la espinosa cuestión de los llamados Diamantes de Sangre que las grandes compañías mineras compran a gobiernos sin escrúpulos, como el de la Sierra Leona de Charles Taylor, que utilizan a los prisioneros de guerra como esclavos en las minas y a sus ejércitos como guardias de seguridad que garantizan el tráfico de diamantes.

Por otra parte, la película habla de una tragedia brutal: la de los niño-soldado que, arrebatados de sus familias, secuestrados, drogados y manipulados; se convierten en feroces máquinas de matar que utilizan el Kalashnikov como si fuera un juguete, al carecer de cualquier referente moral o ético. Y, el tercer vértice de la historia lo aporta el papel de Jennifer Connelly, una periodista comprometida con la verdad que trata de romper el muro de silencio que impide vincular la corrupción de regímenes como el de Sierra Leona con el tráfico de diamantes.

Una película de gran presupuesto que narra con gran fidelidad momentos de la historia reciente africana, como la caída de Freetown, y que sirve para despertar conciencias sobre algunas de las lacras que asolan una de las zonas más caóticas y violentas del continente más pobre del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *