Miércoles, 23 Agosto, 2017

            

Desarticulan una peligrosa banda de atracadores y narcotraficantes que operaba en Granada | Vídeo

En la operación han sido detenidos siete individuos responsables de al menos tres robos con violencia e intimidación y un delito contra la salud pública

Imagen de uno de los atracos realizados por la banda | Foto: Gabinete/Guardia Civil
Gabinete


image_print

La Guardia Civil ha desarticulado una peligrosa banda de atracadores y narcotraficantes que operaba en la provincia de Granada. Tal y como ha explicado la Guardia Civil en una nota de prensa, en la operación han sido detenidos cinco hombres y dos mujeres en las localidades de Atarfe, Loja y Santa Fe.

Los detenidos, cuyas edades están comprendidas entre los veintitrés y los treinta y nueve años de edad, tienen numerosos antecedentes policiales y son presuntamente responsables de al menos tres robos con violencia e intimidación perpetrados en establecimientos de Moraleda de Zafayona y Atarfe en apenas un mes. Uno de los detenidos está cumpliendo condena y aprovechaba sus permisos penitenciarios para atracar.

La Guardia Civil también les considera responsables de tres presuntos delitos contra la salud pública por cultivo y elaboración de droga; de un delito de robo de uso de vehículo a motor; de tenencia ilícita de armas; de defraudación de fluido eléctrico y de pertenencia a banda criminal.

La Guardia Civil ha recuperado una escopeta de cañones y culata recortados, entre otras armas | Foto: Gabinete/G.C

En esta operación la Guardia Civil ha realizado cinco registros domiciliarios -dos en Atarfe, dos en Santa Fe y uno en Loja-, en los que ha recuperado una escopeta de cañones y culata recortados, cartuchos para esta escopeta, munición de pistola y cinco armas blancas. Asimismo, ha localizado las prendas de vestir, el casco y los guantes de motorista utilizados en los atracos y ha descubierto tres plantaciones de cannabis sativa con 1131 plantas.

MODUS OPERANDI

Los detenidos irrumpían en los establecimientos armados con una escopeta de cañones recortados y armas blancas, ocultaban su rostros con capuchas o con un casco integral, y amenazaban y agredían a los propietarios y los clientes, si los había, para sustraerles el dinero y los teléfonos móviles. Estos últimos para evitar que las víctimas llamaran inmediatamente a denunciar el robo y tener así más tiempo para huir.

El primer atraco ocurrió el día 20 de diciembre en una gasolinera de Moraleda de Zafayona. Dos atracadores irrumpieron en ella armados y amenazaron a la empleada y a un cliente que en ese momento había en el interior. A este último hicieron ademán de pincharle con la navaja en el estómago y lo encerraron en el cuarto de baño. Consiguieron un botín de 1000 euros y un teléfono móvil.

Plantación incautada por la Guardia Civil durante la operación | Foto: Gabinete/G.C.

En el segundo atraco, ocurrido el día 9 de enero, la víctima fue el propietario de un establecimiento de hostelería de Atarfe al que amenazaron y golpearon con una botella de licor para sustraer la caja registradora con 1200 euros, la propia botella de ron que habían usado para golpearle y, también, su teléfono móvil.

El último robo tuvo lugar el día 28 de enero en una gasolinera de Atarfe. Los atracadores habían sustraído previamente un coche para el atraco. Poco después, uno de ellos entró en la gasolinera armado con la escopeta de cañones recortados y se apoderó de unos 300 euros tras amenazar al empleado, mientras que el otro esperaba fuera con el vehículo en marcha.

Tres de los siete detenidos han ingresado en prisión.

Esta operación la ha realizado el equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Granada.

Si no puedes ver el vídeo, pulsa aquí 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *