Martes, 25 Julio, 2017

            

Desarticulan una banda acusada de 30 hurtos por valor de 20.000 euros en Almería, Murcia y Granada



image_print

La Policía Nacional ha desarticulado una banda a la que se imputa la comisión de más de 30 hurtos en establecimientos comerciales de la capital almeriense, Granada y Murcia y ha detenido a sus siete integrantes, a quienes se ha intervenido un botín por valor de más de 20.000 euros.

La operación “Chanel”, según informó hoy la Comisaría en un nota, se inició el pasado día 11 tras la denuncia interpuesta por la propietaria de una perfumería de Almería por el robo de 949 euros en artículos en la que identificaba a una de las dos presuntas ladronas y la matrícula del vehículo en el que emprendieron la huida.

El dispositivo de búsqueda permitió localizar a ambos en una cortijada de Campohermoso, en la Comarca de Níjar, donde los agentes procedieron a la detención de los siete miembros de la banda liderada por una pareja de nacionalidad rumana y con una fuerte jerarquía y reparto de la funciones dentro de la estructura delictiva.

Valentín N.D. y Valeria L.F, de 33 y 35 años, se encargaban de instruir al resto de integrantes de la red, normalmente de menor edad, sobre cómo ejecutar robos y hurtos después de haberles ayudado a venir a España y haberles conseguido viviendo. Estos, a su vez, debían entregarles parte del botín conseguido diariamente para saldar la deuda contraída con la organización.

Al parecer, y según se desprende de la documentación intervenida por los agentes de la Policía Nacional en el registro domiciliario, los subordinados recibían pedidos de diferentes productos, normalmente prendas de vestir, que se anotaban en una agenda bajo los epígrafes de “falta” y “pagado”.

La pareja era la encargada, por otro lado, de fijar los objetivos mediante la comprobación de los sistemas de seguridad. Solía emplear además bolsas, mochilas o cajas forradas en su interior con varias capas de papel de aluminio para sustraer productos que solían tener fácil salida en el mercado negro con grandes beneficios económicos.

María M.R., Oana S.D., Gheorge C., Nicosur A.S. y Stelian N., todos en la veintena, y los dos presuntos cabecillas de la banda han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Almería. Entre los objetos intervenidos destacan 32 cajas de perfume valorados en más de 3.000 euros, 180 prendas de vestir de marcas conocidas, diez  gafas de sol y 680 euros en metálico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *