Martes, 28 Marzo, 2017

Derrotas que saben a victorias



image_print

Ha tardado más de un mes en llegar, pero como no podía ser de otra manera, teniendo en cuenta que ya se ha abierto la puerta del otoño, ya está aquí la primera derrota del Granada en la temporada 2014-15. Hablo de partidos oficiales y amistosos. Meritorio dato. Hasta este miércoles, el conjunto nazarí de Caparrós no sabía lo que era irse a la ducha con un disgusto. Bienvenido sea, aunque parezca estúpida la reflexión. Está claro que si se hubiera sacado algún punto contra el Levante, ex exequipo del técnico utrerano, todos estaríamos más contentos, pero tanto el equipo como la afición tienen que tener los pies en el suelo. El Granada es un equipo que lucha por permanecer en Primera, pensar más allá de eso es escupir hacia arriba.

El 0-1 contra las granotas devolvió a los rojiblancos a la cruda realidad. Cada encuentro, cada punto, se tendrá que lograr sudando sangre si hace falta, hasta llegar a esa cifra de 40 que te renueva la acreditación de Primera División una temporada más. “Hay mucha igualdad y cada punto hay que pelearlo como si fuera el último. Ahora iremos a hacer un buen partido ante el Barcelona. El fútbol siempre te da otra oportunidad”, comentó Caparrós tras el choque ante el Levante. Sí, el sábado, en el Camp Nou, el Granada tendrá una nueva opción de mejorar los ocho puntos que ahora tiene, pero la lógica dice que será muy complicado. A Barcelona habrá que ir a competir pero, sobre todo, a disfrutar. Entonces ya llegará octubre y tres partidos contra rivales directos: Málaga, Rayo y Eibar. Ahí es donde debe sacar los puntos el Granada, esos que valen doble: los que suma el equipo andaluz más los que evita que obtengan conjuntos de su Liga. Y si luego toca la flauta en el Camp Nou, pues mejor que mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *