Viernes, 24 Marzo, 2017

Cuidar de tus ojos cuidará lo que miras

Visitar al oculista, una buena alimentación y descanso las claves para la correcta salud de los ojos

Rita M. Marín @marinruiz_rita


image_print

Desde que te despiertas, hasta que te acuestas, los ojos están en funcionamiento. En el trabajo, ante un paisaje, para ver a tus seres queridos, una buena película, conduciendo… Sin embargo, en muchas ocasiones solo prestamos atención a nuestros ojos cuando producen molestias, y esto no puede ser así. Requieren de cuidados diarios para evitar infecciones, cansancio o enfermedades más graves.

Hoy compartiremos una serie de consejos que pueden ser de utilidad, si especialmente se llevan gafas o lentillas:

Visitar al oculista, cada año o dos años, a modo de revisión, es lo más recomendable, aunque no se haya detectado ningún problema. En el caso de los niños, se recomienda que comiencen a ir al oftalmólogo desde los tres años de edad.

-Una buena alimentación también es importante para la salud de los ojos. Las vitaminas A y C, así como el magnesio, son fundamentales para el desarrollo de la vista, aunque no son el sustituto de la revisión y otra serie de cuidados.

-Si utilizas gafas, su buen estado es fundamental. Nada de cristales arañados y armazones flojos. Las gafas son unos asistentes para tu vista y deben tener el mantenimiento adecuado para que estén como nuevas el mayor tiempo posible. Y para ello, el antirreflejante es muy necesario, porque ayuda a que los ojos convivan mejor con las luces artificiales y los ojos no se esfuercen tanto en enfocar.

-En el caso de que se utilicen lentillas, es importante una estricta limpieza cada vez que se vayan a poner o quitar. En caso de que no se hagan así, se puede derivar en una infección.

-Los especialistas aseguran que aunque la luz no sea molesta, nuestros ojos están expuestos a los rayos UVA, que desgastan la vista y pueden generar problemas como cataratas, quemaduras de retina u otras patologías.

-Es cierto que hoy día no se puede vivir sin ordenadores,  tabletas, televisión u otros dispositivos tecnológicos. Y los ojos se resienten al abusar del tiempo de exposición a estos aparatos, porque además, no se utilizan de forma correcta. Además, otro consejo importante es utilizar estos aparatos con iluminación, ya que a oscuras puede generar problemas en la graduación y cansancio extremo en los ojos.

-Los ojos necesitan estar húmedos. Si se sufre de ojos secos, es importante llevar siempre lágrimas artificiales o gotas que haya recetado el oftalmólogo para mantenerlos húmedos.

-Con la edad hay que aumentar los cuidados. Es después de los 40 cuando suelen presentarse algunas enfermedades relacionadas con los ojos.

-Y sin duda, descanso. Los ojos también se lo merecen. Por ejemplo, por cada 20 minutos frente al ordenador mira 20 segundos al horizonte, sin enfocar nada, de esta manera los ojos se relajarán. Cierra los ojos sin apretar y relaja los párpados. Tápalos un poco con tus manos suavemente. En caso de que los sientas inflamados, utiliza compresas frías.

 

 

 

 

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *