Domingo, 26 Marzo, 2017

¿Cómo afecta un ventilador a la frecuencia cardiaca?

Una revisión de la investigación anterior concluye que "no hay evidencia en la actualidad para apoyar o refutar el uso de ventiladores eléctricos durante las olas de calor" en relación a la mortalidad y la enfermedad

Un ventilador eléctrico | Foto: Agencia


image_print

Aunque algunas organizaciones de salud pública desaconsejan el uso de ventiladores eléctricos en épocas de calor extremo, un nuevo estudio publicado en la edición de este martes de la revista ‘JAMA’ demuestra que los ventiladores eléctricos impiden incrementos relacionados con el calor en la frecuencia cardiaca y la temperatura corporal central.

Una revisión de la investigación anterior concluye que “no hay evidencia en la actualidad para apoyar o refutar el uso de ventiladores eléctricos durante las olas de calor” en relación a la mortalidad y la enfermedad. Sin embargo, la orientación de salud pública normalmente advierte contra el uso del ventilador en un clima caliente, con algunos estudios que plantean que el uso del ventilador potencialmente podría acelerar el calentamiento del organismo, según la información de respaldo del artículo.

El autor principal, Ollie Jay, de la Universidad de Sydney, en Nueva Gales del Sur, Australia, y sus colegas examinaron el efecto del uso del ventilador a temperaturas y humedades que ya no pueden ser toleradas fisiológicamente sin un rápido incremento en la frecuencia cardiaca y la temperatura corporal central. La evaporación del sudor disminuye con el aumento de la humedad, por lo que en entornos más húmedos los ventiladores no podrán impedir aumentos de tensión cardiovascular y térmica (temperatura central) inducidos por el calor.

En el ensayo, ocho hombres sanos (con una edad media de 23 años) vestidos con pantalones cortos y camisetas, se sentaron en una cámara mantenida a temperaturas de 36 o 42 grados centígrados, los límites actualmente recomendados para el uso del ventilador. Se probó cada temperatura con y sin un ventilador de 18 pulgadas en frente del participante (a unos 90 centímetros).

Después de un periodo de referencia de 20 minutos, la humedad relativa se incrementó en 15 etapas iguales desde el 25 por ciento al 95 por ciento a 36 grados y del 20 por ciento al 70 por ciento, a 42 grados. Se midieron la frecuencia cardiaca y la temperatura central de los participantes en el estudio.

Los investigadores encontraron que los ventiladores eléctricos impidieron elevaciones relacionadas con el calor en el corazón y la temperatura central hasta una humedad relativa de aproximadamente el 80 por ciento a 36 grados y una humedad relativa del 50 por ciento a 42 grados. “Por lo tanto, en contra de las directrices existentes, los ventiladores pueden ser dispositivos de refrigeración eficaces para los que no tienen aire acondicionado durante los periodos cálidos y húmedos”, escriben los autores.

Estos expertos creen que los consejos de los organismos de no usar ventiladores durante las olas de calor pueden necesitar una reevaluación. No obstante, los autores señalan que sólo evaluaron a participantes jóvenes, por lo que deberían comprobarse los resultados en otras poblaciones (por ejemplo, ancianos con enfermedades) y aquellos con una disminución en la producción de sudor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *