Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

CCOO exige al empresariado andaluz no seguir el camino de la CEOE y acometer la subida de salarios

La central sindical ha recordado que 283 convenios en Andalucía están actualmente pendientes de negociar

Foto: Archivo GD
EP


image_print

CCOO ha exigido a los empresarios andaluces que “no sigan el camino de la CEOE”, de forma que considera que los empresarios “deben acometer la necesaria subida de salarios”.

En una nota, para CCOO Andalucía la “falta de responsabilidad” de la CEOE al no querer firmar el referente del incremento salarial para 2017 “marca una directriz futura peligrosa e irresponsable, que no debería seguir la patronal andaluza”.

El sindicato ha precisado que “como consecuencia del efecto de la reforma laboral en Andalucía estamos por debajo de la media española en cuanto al incremento salarial pactado en los convenios colectivos”.

CCOO ha recordado que 283 convenios en Andalucía están actualmente pendientes de negociar que afectan a 515.676 trabajadores.

La central sindical ha recordado que en los seis primeros meses del año 2017 “la subida de los precios en Andalucía se ha situado en el 1,4 por ciento en tasa interanual, mientras el incremento salarial medio reflejado en los convenios colectivos andaluces en julio de este año ha sido de un 1,30 por ciento, siendo a nivel estatal esa subida del 1,33 por ciento”.

Estos datos “sitúan a nuestra comunidad autónoma por debajo de la media española en cuanto al incremento salarial pactado, siendo la undécima comunidad autónoma de las 18 con respecto al incremento salarial pactado este año, posición que empeora notablemente cuando separamos los datos de los convenios de empresa de los sectoriales, ya que los primeros son firmados con tan solo un 0,99% de incremento, frente al 1,32% de los sectoriales”.

A su juicio, “esto no hace sino afianzar el tremendo daño que están haciendo las políticas puestas en marcha por el Gobierno central en materia laboral, especialmente la reforma laboral del 2012”, ya que “ha supuesto darle al empresariado la mayor arma para desequilibrar la negociación colectiva aumentando el poder empresarial y facilitando todos los mecanismos posibles para poder rebajar salarios, como es el caso de los descuelgues de convenios colectivos o las modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo”.

CCOO-A también denuncia que en estos momentos “aún hay 283 convenios en Andalucía pendientes de negociar, que afectan a 515.676 trabajadores”. De ellos, más de 369.873 pueden quedar en “la más absoluta desprotección, al no recogerse en sus convenios ninguna cláusula que garantice la vigencia de los mismos”.

El sindicato considera que “la pérdida de vigencia de los convenios colectivos, como consecuencia de la reforma laboral, está propiciando asimismo importantes conflictos laborales en sectores como el de la hostelería, la industria o el transporte de mercancías por carretera, como consecuencia de la intransigencia de determinadas patronales, que o bien no asumen su responsabilidad como contraparte en la negociación como consecuencia de su reiterada negativa a formar parte de las mesas negociadoras, o bien mantienen una postura de absoluta intransigencia en la negociación de las condiciones laborales que redunden en una mejora del poder adquisitivo y la mejora generalizada del resto de condiciones”.

PAPEL “VERTEBRADOR” DEL EMPRESARIO

Por ello el sindicato les ha pedido que “ejerzan el papel vertebrador empresarial que les corresponde sentándose a negociar aquellos convenios que se encuentran bloqueados, algunos desde hace años, ya que de esta forma sería el mejor proceso de legitimación y prestigio de ambas partes”.

Para la secretaria de Condiciones de Trabajo y Salud Laboral de CCOO-A, Nuria Martínez, “no vale escudarse en el erróneo camino marcado por la CEOE, un camino que a la larga pone trabas al mantenimiento y desarrollo de las empresas”.

Además, en opinión de esta dirigente sindical, se trata de una situación “insostenible” que está generando “absoluta desprotección, precariedad e indigencia en los trabajadores y sus familias, que ven como a pesar de tener un trabajo, sus ingresos no les permiten mantener unas condiciones de vida dignas”.

Ante esta situación CCOO exige “mayor responsabilidad” al empresariado andaluz y a su confederación, le pide que “se deje de excusas para no trasladar los beneficios empresariales a los trabajadores, ya que el futuro de nuestra comunidad y su futuro empresarial, depende y mucho de la situación de los trabajadores y de la ciudadanía en general”.

Ya por último, Nuria Martínez ha aludido al “cinismo” al que “nos tiene acostumbrado el Gobierno central, que primero aprueba la reforma laboral debilitando al máximo a los trabajadores, dando armas al empresariado para rebajar salarios y degradar condiciones laborales, para ahora ‘hacerse el bueno’ recomendando subir salarios”.

“Si quieren realmente ser útiles a la clase trabajadora, que empiecen derogando la reforma laboral, estableciendo un marco laboral a favor de las personas y de sus necesidades y aumentando el SMI para el año 2018 por ejemplo, que eso sí forma parte de sus competencias”, sentencia la sindicalista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *