Jueves, 19 Octubre, 2017

            

Carcela, demasiado intermitente para liderar

El marroquí, que llegó como el fichaje estrella del verano, ha alternado buenas actuaciones con desapariciones en partidos clave

Carcela, durante un calentamiento previo a un partido esta temporada | Foto: Antonio L. Juárez
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

Llegó como el ‘crack’. Llegó para ser la estrella. Llegó para liderar al Granada en su nuevo proyecto ‘made in China’. Costó en torno a cuatro millones de euros. Venía con ilusión por jugar en el fútbol español, algo que él mismo afirmó que era un sueño de su padre y su abuelo. Su apellido hasta denotaba cierto arraigo español.

Hablamos de Mehdi Carcela-González (27 años). El extremo belga, aunque internacional por Marruecos, no ha empezado con buen pie en su primera incursión en una liga europea de primer nivel. Tras pasar por Bélgica, Rusia y Portugal, Carcela aterrizó en Granada como ese jugador que debía marcar las diferencias, y sacar a relucir todo su potencial. Pero todo se ha quedado a medias, como el proyecto nazarí en sí.

Carcela ha vuelto a pecar de la irregularidad que le ha caracterizado toda su carrera. La misma que no le permitió ser titular en su primera prueba de fuego en un ‘grande’ europeo, el Benfica. Desde que Carcela tocó su primer balón con la elástica rojiblanca se vio que era un futbolista diferente, que podía enamorar a Los Cármenes, que podía hacerse grande en Granada.

Sin embargo, Carcela no ha llegado a mostrar su mejor nivel. Las lesiones le han perseguido durante toda la temporada, además de cierta desconexión sobre el césped, quizás por el juego del equipo, lejos de ser ofensivo y con posesión de balón, o quizás provocada también por la mala situación del equipo, que no ha acompañado en ningún tramo del curso. Carcela ha participado tan solo en 19 partidos de Liga y dos de Copa del Rey.

Los números que ha registrado en términos goleadores son positivos –cinco goles en 21 partidos-, pero sus numerosas conducciones de balón terminaron en pérdida, siendo uno de los jugadores que más pérdidas de balón tienen de toda la Primera División. De hecho, hasta el partido ante el Valencia en Los Cármenes, era el segundo de esta estadística, tan solo por detrás de Ángel Correa, mediapunta del Atlético de Madrid, según el gráfico realizado por el perfil de Twitter @FutbolAvanzado.

Además, y más importante, en partidos claves, el de Lieja desapareció. Sin ir demasiado lejos, al marroquí no se le vio en Butarque (sustituido en el 59’), ni en el Molinón, ni en Riazor (lesionado), ni ante el Valencia. Son cuatro choques que han sido trascendentales en esta última parte de la temporada, y en los cuales el Granada decepcionó, y Carcela no respondió. Calidad y virtudes para ser estrella, pero demasiadas intermitencias para ser un líder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *