Domingo, 24 Septiembre, 2017

            

Andalucía necesita gente que ame lo que hace

Foto: archivo
Domingo Funes Arjona | @DFA2011


image_print

Siempre me gustó la frase que da título a este artículo y que la Escuela Internacional de Gerencia muestra en sus instalaciones, orientada hacia los usuarios de la circunvalación. Es verdad que allí dice “el mundo” y no Andalucía, pero también me vale. Es muy importante amar lo que haces, tanto que, como asegura otra célebre cita cuyo autor también desconozco, si tenemos por actividad algo que nos gusta no trabajaremos en nuestra vida.

Así, poner pasión en lo que hacemos y disfrutar con ello es un gran antídoto para casi todo y una fuente de felicidad. No caeré en la tentación de creer que eso es posible para todo el mundo, porque no lo es, pero sí para una gran parte de nosotros. Es más, invirtiendo los términos de la citada proposición, si de entrada no amas los que haces, te convendría aprender a hacerlo, y eso sí que está al alcance de la mayoría. Y en Andalucía ya vamos mereciendo que nuestros gobernantes, nuestros líderes empresariales y nuestra intelectualidad y detrás todos nosotros y los que con nosotros van, empecemos a amar lo que hacemos y dónde lo hacemos.

Andalucía necesita que sus dirigentes amen lo que hacen y amen la tierra para la que lo hacen, aunque, a poco que lo pensemos brevemente, bastaría con que amaran lo que hacen porque eso implicaría hacerlo casi seguro mejor, buscando la excelencia, la perfección, allí donde la naturaleza te ha señalado el lugar en donde has de luchar por ella. Y creo, honestamente, que nuestros máximos dirigentes en Andalucía no parecen amar lo que hacen, ni siquiera la presidenta disfruta con semejante cargo, porque de otro modo no se entiende que en vez de estar centrada, con pasión, en la resolución de los problemas que tenemos, lo único que parece interesarle, aquello que verdaderamente anhela es alcanzar la Moncloa.

Es legítimo, por supuesto, pero si ese es su objetivo, todo quedará condicionado a alcanzarlo, incluso el interés de los que ahora gobierna. Los que hacen de la política, como decía Infante, “asiento de su cretina vanidad y base de su mezquino interés” no nos sacarán jamás de la situación de dependencia y seudocolonización que sufrimos. Ellos no aman lo que hacen. Y necesitamos urgentemente gente que si lo haga.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *