Viernes, 24 Marzo, 2017

Alfonso Alonso, nuevo ministro de Sanidad

Se trata del tercer cambio de Gobierno después de que Gallardón dejara Justicia en septiembre y Cañete lo hiciera en mayo

Alfonso Alonso, que hasta ahora ocupaba la Portavocía del Grupo Popular en el Congreso


image_print

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha optado este miércoles por un perfil más político al frente del Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales al elegir a Alfonso Alonso, que hasta ahora ocupaba la Portavocía del Grupo Popular en el Congreso.

Con este nombramiento de Alonso, que sustituye a Ana Mato, el jefe del Ejecutivo ha realizado su tercer cambio en el Consejo de Ministros, después de que Alberto Ruiz Gallardón dejara Justicia en septiembre por la retirada de la Ley del Aborto y Miguel Arias Cañete abandonara la cartera de Agricultura en mayo para encabezar la lista del PP en las elecciones al Parlamento europeo.

Esos dos cambios realizados hasta la fecha –Rafael Catalá en Justicia e Isabel Tejerina en Agricultura– tuvieron en común que fueron sustituidos por secretarios de Estado con un perfil más técnico que político y, por tanto, elegidos para continuar la labor de los departamentos hasta el final de la legislatura.

Ahora sin embargo, Rajoy ha decidido situar al frente de Sanidad a una persona con una amplia carrera política en primera línea, ya que ha sido dirigente del PP vasco y durante varios años ocupó la alcaldía de Vitoria.

Precisamente, en las últimas semanas, ante los escándalos de corrupción que han salpicado a miembros del PP y la bajada del partido en las encuestas, algunos dirigentes del partido han defendido en privado la conveniencia de hacer cambios para dar un impulso al Gobierno a pocos meses de las elecciones autonómicas y municipales.

EXPERIENCIA DE GESTIÓN

Fuentes gubernamentales han asegurado a Europa Press que Alonso Alonso es una “garantía” y ha hecho un gran trabajo en el grupo parlamentario en los últimos tres años. Es más, han destacado su experiencia de gestión –fue alcalde de Vitoria durante varios años– y su “peso político”.

Alfonso Alonso es además una persona muy cercana a la vicepresidenta del Gobierno, con la que comenzó a trabajar en la pasada legislatura cuando Soraya Sáenz de Santamaría era precisamente la portavoz parlamentaria del PP en el Congreso. En ese momento, Alonso era uno de los portavoces adjuntos del Grupo Popular.

El nuevo ministro fue elogiado en público el pasado jueves por el presidente del Gobierno, después de que Alonso replicase a los partidos de la oposición en el debate sobre la corrupción. Al concluir su turno y volver a su escaño, Mariano Rajoy le hizo un gestó de aprobación y posteriormente le citó desde la tribuna del Congreso.

SEIS DÍAS DESPUÉS DE LA RENUNCIA DE MATO

Mato presentó su dimisión el pasado miércoles después de que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz la señalara como “partícipe a título lucrativo” por la implicación de su exmarido Jesús Sepúlveda en el ‘caso Gürtel’, forzando de esta forma al presidente del Gobierno a realizar la tercera remodelación de su gabinete.

La propia Ana Mato explicó en un comunicado que su dimisión venía motivada por su interés en no perjudicar al Ejecutivo que preside Rajoy, a pesar, según la exministra, de que en el auto del juez no se le imputaba ningún delito ni se le atribuía responsabilidad penal.

Criticada por la oposición por los recortes realizados en su Departamento y, más reciente, por la gestión sanitaria del ébola, Ana Mato –que formó parte del equipo más estrecho de colaboradores que aupó a Rajoy a la Moncloa– decidió renunciar a su cargo por el escándalo de los regalos realizados por la red que dirigía Francisco Correa a su exmarido Jesús Sepúlveda.

RAJOY, REACIO A LOS CAMBIOS

Rajoy anunció este lunes, tras la cumbre bilateral España-Francia, que la crisis de Gobieno se reduciría a la sustitución de Mato. “Estoy muy contento del trabajo, el esfuerzo y los resultados que consiguen los ministros que he nombrado en su momento”, dijo, en presencia de siete ministros que viajaron a París para participar en esa cumbre.

De hecho, en más de una ocasión ha reconocido públicamente que es reacio a los cambios en su gabinete y que si podía aguntaría con el mismo equipo toda la legislatura. “Si puedo, no cambiaré el Gobierno en toda la legislatura”, dijo hace justo un año, en noviembre de 2013.

GALLARDÓN DEJÓ EL CARGO EN SEPTIEMBRE Y CAÑETE, EN MAYO

El pasado 23 de septiembre, el entonces ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, anunciaba que dejaba este cargo tras la retirada de la reforma de la Ley del Aborto. Rafael Catalá asumió el cargo una semana después debido a que el anuncio de Gallardón se realizó estando el Rey de viaje en Estados Unidos y con el Ejecutivo pendiente de la publicación de la ley de consultas catalanas y de la convocatoria del referéndum del 9 de noviembre.

La salida de Gallardón siguió a la del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, el pasado mes de mayo. Aquella sustitución, sin embargo, no fue convulsa, porque el presidente prescindía entonces de uno de sus colaboradores para situarlo como candidato al Parlamento Europeo en las elecciones que se celebraron ese mismo mes y posteriormente como comisario europeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *