Lunes, 29 Mayo, 2017

Al borde del abismo

La abultada derrota encajada por el Granada CF ayer en el Sánchez Pizjuán no sólo coloca a los nazaríes en la zona de peligro, sino que dejan una imagen poco esperanzadora para salir de la parte baja de la tabla

Imágenes: Sofía Plaza


image_print

Lo vivido ayer en tierras hispalenses fue una mezcla entre la mala suerte y el despropósito, y es que el Sánchez Pizjuán es especialista en sacar las miserias nazaríes. Como ya ocurriera con el Granada de Anquela hace tres temporadas, cuando los rojiblancos salieron vapuleados y mostraron una imagen lamentable, en el pasado encuentro a domicilio en Sevilla las sensaciones fueron similares, a pesar de que el equipo aguantara en el marcador 65 minutos.

17 Sevilla Granada Márquez CaparrósLa fortuna le dio la espalda a los granadinos a los ocho minutos de juego, cuando la apuesta de Márquez en la mediapunta se vio truncada. Caparrós está utilizando esta nueva figura en los últimos encuentros, en detrimento de la doble delantera, pero esta posición parece gafada, ya que sus dos últimos dueños tuvieron que abandonar el terreno de juego lesionados. La sombra de esta desgracia pasó primero por Rochina hace una semana ante el Almería en Los Cármenes y ayer planeó sobre el Pizjuán para posarse encima de Márquez, que fue retirado del césped tras sufrir un golpe en sus lumbares.

[blockquote style=”1″]la plantilla no parece todo lo compensada que parecía al inicio de la temporada[/blockquote]

Con el planteamiento al garete, el elegido para entrar fue Eddy, otra vez más ante un rival de la parte alta. El almeriense tardó en encontrar el sitio y realizó un papel discreto. De igual manera, el cambio trastocó al resto de figuras, a las que también les costó su tiempo recolocarse, hasta terminar con Piti como falso delantero y Fran Rico en la banda derecha, después de haber hecho alguna que otra rotación.

No obstante, esto pareció dejar tocado al Granada, que si bien supo contener en cierta medida al Sevilla durante la primera mitad, sucumbió ante el acierto de los de Emery ayudados, en el primer tanto, por una mala salida de Roberto, quien rebotó en un muro de jugadores y no pudo hacerse con el balón. Bacca golpeó por primera vez.

22 Sevilla Granada El ArabiCon las fuerzas aún intactas, los de Caparrós con más casta que acierto, cerraron bien los huecos y no encajaron más tantos en el primer periodo, e incluso se dieron el gustazo de empatar. Fran Rico y Piti repitieron la de Valladolid, como algún compañero comentó por la zona de pupitres, y sacaron un penalti que El Arabi transformó.

[blockquote style=”1″]Tres centros desde las bandas que tres rematadores hispalenses estrellaron en el fondo de la red de Roberto, sin oposición alguna para ello[/blockquote]

Minutos en los que el Granada soñaba con arrancar algo positivo de un estadio que se está tornando maldito y del que cada vez que visitan aumentan en un tanto su renta en la derrota. Así el choque se fue al descanso con empate 1-1. Pero a la vuelta de los vestuarios, el Sevilla salió definitivamente a por el encuentro.

Veinte minutos aguantaron los rojiblancos las constantes acometidas sevillistas. La entrada de un Reyes en estado de gracias bastó para volver loca a la defensa nazarí y sacarle los colores. El de Utrera le hizo un flaco favor a su convecino Caparrós, ahora en el banquillo del Granada, y hundió los ánimos de la zaga granadina. Se revolvió dentro del área y puso un centro que, tras rebotar en la cruceta y en mil piernas más, aprovechó Banega para batir a Roberto.

A partir de aquí, llegaron tres tantos sevillistas más que dejaron helados a todos los nazaríes que visitaron ayer Nervión, tanto sobre el césped como en la grada. Un trío de dianas que evidenciaron la falta de concentración de la zaga del Granada CF. Tres centros desde las bandas que tres rematadores hispalenses estrellaron en el fondo de la red de Roberto, sin oposición alguna para ello.

25 Sevilla Granada RobertoEl equipo bajó los brazos. Queda por definir si fue por la mala suerte que se cebó en el planteamiento inicial de Caparrós, por el bajón físico de la segunda mitad, por el acierto de un Sevilla enorme, o porque la gestión deportiva desde el inicio de temporada no ha sido la correcta.

[blockquote style=”1″]el Sánchez Pizjuán es especialista en sacar las miserias nazaríes[/blockquote]

Sólo salva al Granada del descenso que hay tres equipos con peores resultados que él, pero tras lo visto ayer sobre el terreno de juego, se pudo observar que al equipo le falta mucho. La línea que siempre se había elogiado hasta el momento, la defensa, hizo aguas. El centro del campo se vio desbordado tras la reubicación que padeció con la lesión de Márquez. Las bandas no existen, entre otras cosas porque no hay hombres puros para esta posición y los pocos con los que se cuentan no han disputado ni un minuto en liga (Larsson y Riki). La delantera anda con la pólvora mojada, además de no tener continuidad en sus efectivos.

La afición está descontenta con Caparrós, que no está sabiendo darle lo que la hinchada nazarí requiere. La plantilla no parece todo lo compensada que parecía al inicio de la temporada y no parece que haya mucho más de dónde tirar para voltear esta coyuntura. El Granada mira ya al mercado de invierno y hay quien está pensando en que no sólo serán jugadores los que vengan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *