Sábado, 21 enero, 2017

España se pasea por Granada ante Turquía

El combinado nacional no tuvo rival ante los turcos e impuso su poderío en la pintura y la rápida circulación de balón para lograr un triunfo

Foto: Fernando Alanzor


image_print

España: Rudy Fernández (1), Sergio Rodríguez (3), Navarro (15), Marc Gasol (14), Ibaka (6) – Quinteto inicial – Pau Gasol (9), Calderón (7), Reyes (9), Claver (2), Ricky Rubio (4), Lull (7), Dani Díez (0)

Turquía: Preldzic (12), Tunceri (2), Gonlum (6), Faruk Asik (11), Osman (5) – Quinteto inicial – Balbay (0), Guler (6), Ermis (0), Hersek (0), Savas (6), Ender(3), Cetin (2), Akyol (5), Aldemir (1)

Parciales: (20-14) (39-24) (56-40) (77-55)

Árbitros: José Ramón García Ortíz, Carlos F. Perunga Embid, Yemer Yilmaz

Incidencias: tercer partido amistoso (Ruta Ñ) preparatorio para el Campeonato Mundial de Baloncesto que se disputará en España el 31 de agosto entre España y Turquía, disputado en el Palacio Municipal de Deportes de Granada ante 10.000 espectadores (lleno)

Granada sirvió de talismán a la selección española de baloncesto y España disputó su mejor partido preparatorio de la gira ‘Ruta Ñ’ hasta la fecha, logrando una abultada victoria sobre Turquía por 77-55

El quinteto inicial español fue demoledor al comienzo del primer cuarto, con un Marc Gasol muy inspirado y un Navarro que logró 8 puntos (dos de dos en triples) en algo más de 5 minutos sobre la pista.

España consiguió un parcial de 7-0 en los primeros cuatro minutos. Fue entonces cuando los turcos mostraron algo más, pero no lograban detener la rápida circulación de balón hispana, ni el poderío local en la pintura. La ventaja al término de este periodo hubiese sido superior de no ser por un buen parcial turco en los últimos minutos y una canasta de tres de Arslan sobre la bocina, 24-14

Juan Antonio Orenga, seleccionador de España, utilizó a todos sus jugadores en este primer cuarto, a excepción de Calderón y Dani Díez.

Ya en el segundo cuarto, con un marcador de 30-19, Orenga completó toda la rotación de sus jugadores a 4:30 del descanso.

Turquía por su parte, intentaba no alejarse tanto en el electrónico, pero tan sólo siete de sus doce jugadores contaban con puntos en el casillero, destacando los 7 de Preldzic con 15:09 minutos en el parqué (7 de valoración en la primera mitad).

Con Marc Gasol (19 de valoración en la primera parte) e Ibaka de nuevo juntos en la cancha al final de este periodo, España se hizo dueña y señora de la zona. Por ello, los turcos apretaron en la salida del balón del combinado nacional, especialmente en el último minuto del segundo cuarto, aunque el juego interior español se mostraba imparable. Así se llegó al descanso con el marcador 39-24 a favor de España.

La segunda mitad se inició con un ataque fallido turco y un dos más uno convertido por Llull a la contra. España no se relajó a pesar de la ventaja y se esmeró por mantener la intensidad defensiva, forzando a los turcos a agotar todos los segundos de posesión.

Pau Gasol, que salió de inicio en este periodo, se ofreció y participó en el juego de ataque buscando conexiones con su hermano, pero estuvo fallón, mientras que los turcos trataban de acortar distancias con lanzamientos desde el 6,25, logrando tres aciertos, pero no lograban acercarse en el electrónico. Todo lo contrario, en este cuarto consiguieron su peor ventaja negativa hasta el momento, 19 puntos.

Orenga seguía moviendo el banco y probó con Ibaka con los Gasol, primero con Marc y después con Pau, aunque con Navarro por Rudy en la recta final de este cuarto, España perdió poderío bajo el tablero y jugó más por fuera, circulando la bola el escolta catalán entre el ‘Chacho’ y Ricky Rubio.

El combinado nacional se gustó e intentó jugadas de fantasía en algunas ocasiones, dejando el marcador al final del tercer cuarto 56-40.

El cuarto periodo siguió la misma tónica que el fin del tercero, con los mismos que acabaron sobre la cancha – Sergio Rodríguez, Ricky Rubio, Navarro, Pau Gasol, Ibaka-, algo más relajados en cuanto intensidad defensiva, algo que no se vio reflejado en la faceta anotadora. Los turcos no conseguían rebajar la ventaja en el marcador.

Con el partido ya decidido, Orenga dio minutos a los menos utilizados. Así puso a Calderón, Claver, Díez y Reyes sobre la pista. A pesar de ello, los turcos no lograban detener el juego interior español y el encuentro finalizó con un aplastante 77-55.

Finalmente, el jugador más valorado local fue Ibaka, con 18 puntos y el visitante Akyol, con 5

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *