Jueves, 20 Julio, 2017

            

150.000 niños afectados por el terremoto en Ecuador

Según la agencia de la ONU, además de la destrucción de viviendas y edificios, el sistema de salud pública está en situación de emergencia y los alimentos y el agua escasean

Foto: Archivo
E.P.


image_print

Unos 150.000 niños están afectados por el terremoto de 7,8 grados en la escala de Ritcher que golpeó Ecuador el pasado sábado y ha dejado más de 400 muertos, según las primeras estimaciones realizadas por el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF).

“Estamos trabajando contrarreloj para proteger a los niños de enfermedades y de otros riesgos habituales en emergencias como ésta”, ha asegurado el representante de UNICEF en Ecuador, Grant Leaity.

Según la agencia de la ONU, además de la destrucción de viviendas y edificios, el sistema de salud pública está en situación de emergencia y los alimentos y el agua escasean. Asimismo, hay 146 escuelas dañadas o destruidas, lo cual ha afectado a 88.000 niños.

Ante esta situación, UNICEF está apoyando al Gobierno de Ecuador para dar respuesta a las necesidades de la población afectada. Hasta el momento ha enviado 20.000 pastillas potabilizadoras para que los niños y sus familias puedan beber agua limpia, 4.500 mosquiteras y lonas de plástico.

Además tres equipos de personal de UNICEF se han desplazado para operar en la región afectada (dos en Pedernales y uno en Esmeraldas). La agencia humanitaria UNICEF está preparando el envío de kits de educación y escuelas temporales, y se está trabajando para reforzar el apoyo psicológico a los niños que están en los refugios habilitados por el Gobierno.

UNICEF ha expresado su preocupación por las condiciones sanitarias, de agua y saneamiento en las zonas costeras, en las que hay una mayor prevalencia de zika, dengue, malaria y chikungunya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *