De la UGR a las calles de la ciudad: una amistad nacida de la historia de Granada

El 'Callejero emocional de Granada' ha sido un éxito de tres escritores que cuentan el porqué de los nombres de las calles de la capital

Fotos entrevista autores libro sobre las calles de Granada Antonio L. Juárez
Juan Antonio Lao (izda.) y Francisco González (dcha.) | Foto: Antonio L. Juárez / GD
Rosa NúñezRosa Núñez
0

Recorrer Granada caminando es uno de los mayores placeres que ofrece esta ciudad. Calles repletas de historia, cultura, leyendas, olores, colores, luces, fondos maravillosos… Así como repletas de nombres curiosos que no pocas veces llaman la atención. Eso es lo que hizo nacer en la cabeza de tres escritores la idea de plasmar en un libro el porqué de los nombres de la capital granadina: querer contar a los habitantes del presente la historia pasada de las calles y callejones de la ciudad.

Tomando una cerveza en 2006 después de clase, en el último año de carrera, comenzó la aventura de tres historiadores, Francisco González, Mikel Astrain y Juan Antonio Lao, quienes entre bromas y cañas se preguntaban el significado de la nomenclatura del callejero granadino, sobre todo Mikel, un pamplonica afincado desde hace décadas en la ciudad de la Alhambra. Sin embargo, fue en 2014 cuando comenzaron los cuatro años de investigación y trabajo de campo tras los que se publicó Callejero emocional de Granada, una guía de 602 páginas y más de 2.100 entradas.

“Nos dividimos las calles entre los tres, unas 15 ó 20 cada uno a la semana; entonces, las buscábamos, fotografiábamos el rótulo, tomábamos nota de si había alguna falta de ortografía en la placa… Luego, quedábamos una vez a la semana para poner todo en común y comenzar la investigación, buscando información en los registros y archivos de la Universidad de Granada (UGR), el Ayuntamiento…”, explica Juan Antonio Lao.

Juan Antonio Lao, junto a un ejemplar del ‘Callejero emocional de Granada’ | Foto: Antonio L. Juárez / GD

Al inicio de cada entrada del Callejero emocional de Granada aparece una imagen del rótulo de la misma con la tradicional cerámica de Fajalauza granadina a modo de ilustración. El libro se estructura en tres partes: la del callejero, que puede ser similar a la de cualquier ciudad, dado que en los rótulos aparezcan personajes históricos; la parte emocional, única en cada población (se pueden repetir nombres de calles, pero es verdaderamente imposible que la historia de la nomenclatura sea la misma); y de Granada, ciudad que describe palmo a palmo este interesante libro. Entre los deseos de estos escritores está que una guía similar se pudiera hacer, al menos, en cada capital de provincia de Andalucía. Asimismo, les gustaría que este callejero se tradujera al inglés para los turistas extranjeros que visitan cada día la ciudad, entre otras sorpresas y propuestas interesantísimas que, si todo va bien, anunciarán más adelante.

Aunque ya existía el libro ‘Las calles de Granada’,  de Julio Belza y Ruiz, este callejero emocional es diferente, pues el primero se distribuye por oficios y el escrito por González, Astrain y Lao está ordenado por orden alfabético.

Un proyecto que creció poco a poco

Si bien la idea se gestó en 2006, no fue hasta 2014 cuando Francisco González, que ya estaba jubilado tras una larga vida profesional dedicada a Telefónica, tomó las riendas y se trasladó a Valencia durante dos años, con el objetivo de comenzar de verdad el proyecto sin distracciones. “Siempre pasaba como con el plan de adelgazamiento o las clases de inglés, que decía ‘El lunes empiezo’, y nunca llegaba el lunes. Así que me armé de valor, me fui a Valencia con el coche cargado de libros y un ordenador, a un piso sin Internet, porque además aquí en Granada siempre tenía algo que me impedía empezar, ya fuera de ocio, familiar… Cuando llevaba el libro por la mitad, más o menos, volví a mi casa, ya que además aquí tenía mucho material para ayudarme a completar la información”, explica este ‘doctor en Historia por afición’, como él mismo se define.

Estando en la ‘Terreta’ de los naranjos, González también contó con la colaboración de Mikel y Juan Antonio, ya que cuando necesitaba alguna investigación en libros, o de campo por las calles de Granada, acudía a ellos, que desde la ciudad de la Alhambra, le mandaban toda la información necesaria.

En un principio, este libro iba a contar la historia de las calles del puro centro de Granada, del casco antiguo, pero los tres escritores vieron que era muy complicado saber dónde poner el límite: “Nos pareció que una persona que vive en el Zaidín o en la Chana tiene el mismo derecho a saber la historia del nombre de sus calles”, y fue así cómo decidieron ampliar el campo de estudio a todas las zonas del término municipal de Granada capital.

Francisco González fue quien comenzó a escribir el libro en Valencia | Foto: Antonio L. Juárez / GD

A la hora de editarlo y publicarlo, “contactamos con la Editorial de la UGR porque vimos que el proyecto se había vuelto de verdad importante y quisimos ampliarlo. También nos pusimos en contacto con el Patronato de Granada y con la Editorial Comares”, expresa Lao. Que la Editorial de la UGR lo coeditara era sinónimo de una mayor difusión de la obra, además de “una cuestión muy romántica por nuestra parte, ya que fue en la época universitaria donde nos unimos y se gestó la idea”, cuenta emocionado González.

El “tedioso”, aunque “edificante” trabajo (como lo define Lao) que ha supuesto realizar esta guía se ha visto recompensado con una grandísima acogida por parte del público y varios galardones recibidos, como el Premio Francisco Izquierdo, otorgado por la Academia de Buenas Letras de Granada. Además, la UGR lo declaró libro del mes el pasado mes de octubre y esta semana se han enterado de que la institución universitaria les ha concedido también el Premio Universidad de Granada a la divulgación científica. “Es una satisfacción para nosotros ver la buena acogida que ha tenido el libro y que cause emociones, como pretendíamos y se refleja en el título”, afirma Francisco González.

Según Astrain, es un libro perfecto para regalar. Tanto es así que cuando el Patronato de Granada recibe visitas de personajes públicos importantes actualmente, les regala un ejemplar. Incluso, de la reciente segunda edición ya se han agotado todos los tomos que tenía la tienda de la UGR.

Juan Antonio anima a los granadinos “a que lean nuestro libro porque les va a motivar a pasear por Granada y conocer su historia mucho mejor; cada día se puede aprender algo nuevo sobre la ciudad en este libro vivo“. Según Francisco, “no es un libro para leer, sino para consultarlo”. Mikel también anima a los ciudadanos de Granada a descubrir “, mediante este libro tan sencillo de utilizar, cómo ha evolucionado la historia de la ciudad a través de su callejero”. Actualmente, se puede encontrar en varias librerías, como Picasso o Babel, por un precio de 34 euros.

El libro ha unido mucho más a estos tres historiadores | Foto: Gabinete

Una amistad reforzada en las calles

Si bien la Universidad unió las vidas de Mikel, Juan Antonio y Francisco, cuando los dos últimos iban a las clases de Historia de la ciencia que impartía el primero, “es gratificante ver cómo nuestra amistad ha crecido mucho a partir del libro”, admite Lao. Tras tantas “horas de trabajo y de leer archivos”, como dice Mikel, se ha forjado una “amistad preciosa”. Estos tres enamorados de la historia continúan quedando a día de hoy al menos una vez al mes para ponerse al día sobre sus vidas y mantener tertulias relacionadas con su pasión.







Se el primero en comentar

Deja un comentario