Trabajando enCLAVE de desempleo

rueda de prensa de Luis Salvador
Luis Salvador, alcalde de Granada, en una rueda de prensa | Foto: Antonio L. Juárez
Avatar for Juncal Gutiérrez
0

Diferentes informes de instituciones y organismos a nivel nacional e internacional muestran que la brecha salarial entre mujeres y hombres es un desafío de nuestras sociedades. Las mujeres seguimos enfrentándonos a la segregación ocupacional vertical y horizontal, así como a una brecha salarial de género innegable.

Según datos de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, un 12,2% de las mujeres en España no perciben el mismo sueldo por el mismo trabajo, lo que se denomina como la brecha salarial ajustada. Si atendemos a los datos de la brecha salarial sin ajustar la cifra se eleva al 14%. Estos datos se deben, en buen medida, a la brecha de cuidados que existe entre mujeres y hombres, ya que la desigual distribución de las responsabilidades familiares (cuidado de la descendencia y personas dependientes) y domésticas (trabajo no remunerado) siguen siendo persistentes.

En Granada la situación empeora. La tasa de la desempleo de las mujeres andaluzas es de casi 8 puntos superior que la de los hombres, según los datos de la EPA. Además, a comienzos de año CCOO Granada denunciaba que la brecha salarial en Granada se eleva al 18% y una de cada tres mujeres que trabajan lo hacen con un contrato a tiempo parcial.

Las mujeres continuamos experimentando tasas de empleo más bajas, horarios de trabajo más amplios con contratos menores y salarios e ingresos de capital más bajos que los hombres. En general, las políticas económicas no tienen en cuenta la discriminación existente.

Con todas estas cifras y las elevadas tasas de desempleo que afectan también a los hombres, es bastante indignante que el Ayuntamiento de Granada haya decidido rechazar 12 millones de euros de fondos europeos para planes de formación y empleo. Los problemas internos de la corporación han copado las noticias, que el concejal responsable no quiere, que el alcalde ahora sí, que al final no. Pero dejemos a un lado sus continuas puyas internas y centrémonos en lo importante. ¿Puede la ciudad de Granada prescindir de una inversión de 12 millones de euros ante la situación tan precaria de un número tan elevado de su ciudadanía?

El proyecto ‘Granada enCLAVE DE EMPLEO’ fue puesto en marcha por la anterior corporación, liderada por Paco Cuenca, que gracias a las ayudas del Fondo Social Europeo pretendía la inserción de las personas más vulnerables para promover una Granada más igualitaria e inclusiva. Los 12 millones rechazados por Luis Salvador trataban de crear itinerarios de formación y prácticas profesionales hasta el año 2021. Tras el rechazo de la cantidad mencionada el proyecto desaparece y, por ende, las políticas y medidas de la institución para garantizar la mejora laboral de las granadinas y los granadinos.

Las últimas recomendaciones de la ONU para la Agenda 2030 exigen a las diferentes instituciones que trabajen en las importantes lagunas que existen en las políticas laborales y su aplicación efectiva para no obstaculizar el progreso. Parece que al Alcalde y a sus concejales del Ayuntamiento de Granada esas recomendaciones no les interesan, ya que más de 800 mujeres de la capital dejarán de ser beneficiarias del programa de empleo. El trabajo y la formación dignifican y son unas de las herramientas más importantes para la lucha contra el desempleo y contra la brecha salarial.

Esta decisión debe ser rebatida por toda la ciudadanía pues nos influye de forma directa al eliminar la posibilidad de percibir esas ayudas en la familia e indirectamente porque cualquier plan que optimice las condiciones laborales para luchar por la igualdad e inclusión de nuestra ciudad repercute en la armonía social de todas y todos.







Se el primero en comentar

Deja un comentario