Suspendido el desahucio de cuatro familias en Salobreña

El juzgado toma la decisión en base a la existencia de menores, personas con discapacidad o contratos de arrendamiento que, en su momento, firmaron y han seguido pagando

DESAHUCIO SALOBREÑA 1
Con una significativa presencia de Guardia Civil, muchas personas se han presentado para apoyar a estas familias de Salobreña | Foto: Stop Desahucios
GabineteGabinete
0

La jueza del juzgado de instrucción nº 2 de Motril suspende el desahucio de cuatro familias en la calle Fuente C de la localidad de Salobreña. Tras largas conversaciones entre los agentes judiciales, procuradora del banco y el abogado de Stop Desahucios, el juzgado toma la decisión de suspender -sine die- el desalojo, en base a la existencia de menores en algunas de las familias, personas discapacitadas en otras y los contratos de arrendamiento que, en su momento, los afectados firmaron con la promotora Arvolum Sur Granada S.L., y que han seguido pagando hasta la presente.

La historia tiene su origen en el año 2016, cuando la propietaria de un bloque de 18 viviendas, la promotora Arbolum, sufre una ejecución hipotecaria de la entidad bancaria Cajamar. Algunas de las viviendas ya están alquiladas, pero otras son alquiladas con posterioridad a la pérdida de la propiedad; hecho que supone un fraude de ley. “Nos engañaron”, dice Mari Carmen, una de las afectadas. “No sabíamos que las viviendas ya no eran de esta promotora. Y queremos que se sepa, que hemos pagado nuestros alquileres hasta el último euro”, añade. Desde que la entidad bancaria inició el proceso de echar a los vecinos “nunca han aceptado actualizar los alquileres y renovarlos” , comunica una de las afectadas. Las familias se han ido marchando, excepto estas cuatro familias que han resistido y que iban a sufrir el desalojo.

Queda otra quinta familia, con lazos con la promotora, sobre la que no existe auto de desahucio. Estas familias denuncian que, durante mucho tiempo, han sufrido “acoso de la promotora” para que desalojaran las viviendas. “Nos mandaban gente para amenazarnos y pedirnos que nos fuéramos”, dicen los afectados. La existencia de estos fraudulentos contratos de alquiler era desconocida en el juzgado, y parece ser una de las principales razones de la suspensión. Según declaraciones a la prensa de Salvador Soler, abogado de Stop Desahucios,”esta paralización del desahucio da la oportunidad a las familias de denunciar a la promotora por estafa y realización de fraudulentos contratos”.

Ángel Coello, concejal de IU en el Ayuntamiento de la localidad, presente en las viviendas para apoyar a las familias, comunica que esta promotora tiene precedentes en Salobreña con situaciones de este tipo.

Con una significativa presencia de Guardia Civil, muchas personas se han presentado para apoyar a estas familias. Stop Desahucios seguirá “apoyándolas y asesorándolas para luchar contra esta estafa y para defender el derecho que tienen a una vivienda digna”. Además, iniciará conversaciones con el Ayuntamiento de Salobreña y con la Diputación de Granada para estudiar “el posible reacomodo de estas familias en vivienda de Visogsa en la localidad”.







Se el primero en comentar

Deja un comentario