Un lavado de cara para tres imágenes del arte sacro granadino

El taller Clave Restaura avanza en las imágenes de la Virgen de la Paz y los Cristos de la Expiración y la Salud que cuentan con sendas ayudas de la Junta

FOTOS Restauran tres de las imágenes pertenecientes a hermandades o entidades religiosas que han sido subvencionadas por la Junta para su recuperación-7
Intervención sobre una de las imágenes restauradas | Foto y vídeo: Javi Gea
GranadaDigitalGranadaDigital
0

El delegado territorial de Cultura y Patrimonio Histórico, Antonio Granados, ha visitado el taller de restauración donde se intervienen tres de los ocho proyectos beneficiarios de las ayudas al arte sacro de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico en Granada. Se trata de las imágenes de la Virgen de la Paz, de la Hermandad de los Favores; del Cristo de la Salud, de la Iglesia de San Andrés; y del Cristo de la Expiración, de la Parroquia de San Pedro y San Pablo de Granada. Unas imágenes que “han recibido ayudas por valor de 13.096,56 euros, 12.399,91 euros y 9.183,79 euros respectivamente, cantidades a las que sumarán el 20% aportado por las entidades religiosas”, ha destacado el delegado en la visita, ya disponible en nuestro canal de YouTube.

Granados se ha mostrado muy satisfecho al ver lo adelantados que se encuentran los trabajos en las imágenes y ha recalcado que se trata “de tres valiosas obras de la Escuela Granadina, que reflejan la transición de la escultura desde el Renacimiento, con el Cristo de la Salud, atribuido a Diego de Siloé, hasta el Barroco de la Virgen de la Paz, atribuida a Diego de Mora, pasando por el naturalismo del Cristo de la Expiración, atribuido a Pablo de Rojas, una imagen que preside el tabernáculo de la Iglesia de San Pedro y San Pablo y la obra con mayor puntuación de toda Andalucía en la convocatoria de las subvenciones de arte sacro debido a su gran valor artístico”.

De igual forma, Antonio Granados ha destacado el “impulso que esta nueva línea de subvenciones ha dado a la recuperación de piezas significativas del arte sacro, que es muy importante para devolver el esplendor al patrimonio de Granada, una ciudad que en buena medida vive del turismo y de sus tradiciones”.

Durante su visita, Granados ha estado acompañado por Francis Almohaya, de la Asociación de Amigos de San Andrés, y Alberto Ortega, secretario de la Hermandad del Cristo los Favores, quienes han agradecido a la Consejería la concesión de estas ayudas para la recuperación de estas piezas. Asimismo, ambos se han mostrado satisfechos con el trabajo que se lleva a cabo en el taller Claverestaura, encargado del proyecto de restauración y conservación de las piezas, así como por las investigaciones que se están llevando a cabo.

En total, ocho proyectos de la provincia de Granada han sido beneficiarios de la línea 1 de las subvenciones al arte sacro, destinada a la restauración y conservación de bienes de carácter religioso, y recibirán ayudas por algo más de 137.000 euros. La consejería de Cultura y Patrimonio Histórico cofinancia hasta un 80% del coste total de los trabajos con un límite de 30.000 euros por proyecto. Además de la Virgen de la Paz y los Cristos de la Salud y la Expiración, han sido beneficiarios de las ayudas las pinturas murales de la Capilla de San Miguel, de la Iglesia de San Miguel Bajo; el retablo mayor de la Abadía del Sacromonte; el Cristo de la Paciencia, de la Capilla del Hospital de San Rafael y las imágenes de San Blas y el Niño, de la Parroquia de Víznar y San Miguel Arcángel, de la Parroquia de la Asunción de Cúllar Vega.

Virgen de la Paz y Cristo de la Expiración

Por su parte, Dionisio Olgoso, que dirige Clave Restaura, ha explicado la intervención de la Virgen de la Paz, obra a la que “tras las pruebas de limpieza y muestreo de catas para determinar la existencia de policromía original y, confirmada su existencia” se ha procedido a la “eliminación de repintes y recuperación del colorido original mediante la combinación del método químico apoyado con el manual a punta de bisturí”. Así, Olgoso ha destacado la “recuperación de un hermoso manto azul sobre el vestido ricamente decorado en oro y plata sobre un fondo de un luminoso rojo”. En la actualidad, “se ha comenzado el estucado de las faltas de policromía que posteriormente se reintegrarán cromáticamente” ha precisado.

Al igual que en la Virgen de la Paz, se confirma, tras el muestreo de catas y el estudio estratigráfico, que el Cristo de la Expiración “cuenta con un burdo repinte que cubre toda la superficie de la escultura. Así, hemos procedido, tras la fijación de la policromía, a la retirada de las capas de repinte blanco en el paño de pureza para recuperar el dorado con estofa. El resultado es muy satisfactorio recuperando más del 90% del dorado con estofa original. En las carnaciones tras la realización de pequeñas catas y constatar la existencia generalizada del estrato original ya empezamos a abrirlas en tamaño con objeto de ir poco a poco recuperando la policromía original, aunque estamos en una fase incipiente” ha destacado el director del equipo, quien señala que están comenzando con el Cristo de la Salud, que se encuentra en una situación similar.

Para ver la galería completa, haga clic sobre la imagen:







Se el primero en comentar

Deja un comentario