Prisión para el indigente acusado de matar a otro en el Albaicín en junio, tras nuevas pruebas de ADN

Un juzgado de Instrucción había dejado en libertad al detenido a la espera de las nuevas pruebas que ahora aporta la Policía Nacional

Juzgados de Granada en Caleta
El ingreso en prisión ha sido decretado por un juzgado de Instrucción distinto al que decidió su libertad provisional | Foto: GD
Europa PressEuropa Press
0

Los análisis de ADN han dejado «pruebas concluyentes» sobre la supuesta relación de un indigente de 39 años detenido a finales de junio con la muerte de otro en el barrio granadino del Albaicín, lo que ha conllevado su ingreso en prisión este mes de agosto, pese a que inicialmente quedó en libertad con cargos.

Según han indicado a Europa Press fuentes policiales, tras el trabajo del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional, este hombre volvió a ser detenido el 7 de agosto y pasó a disposición judicial para ingresar posteriormente en prisión, tal y como ha adelantado este miércoles el diario ‘Ideal’.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía consultadas por Europa Press han indicado que el Juzgado de Instrucción 7 de Granada, que se hizo cargo de la investigación de los hechos, acaecidos el 26 de junio, decretó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza por la presunta comisión de un delito de homicidio para este hombre de nacionalidad española.

Él negó los hechos ante el juez, si bien los análisis practicados sobre una mancha de sangre hallada en su camiseta detectaron muestras de ADN del fallecido, de 34 años y también de nacionalidad española.

Inicialmente, el Juzgado de Instrucción 9 de Granada, en funciones de guardia el 28 de junio, había dejado en libertad al detenido, investigado por un supuesto delito de homicidio, tras tomarle declaración y examinar el atestado, a la espera de los resultados de nuevas pruebas que se pudieran derivar de la investigación.

La autopsia había determinado que su supuesta víctima murió golpeado con un objeto contundente, después de su cuerpo fuera localizado dos días antes en una zona de cuevas del entorno de la Fuente del Avellano, en el Albaicín, con signos de violencia, donde ambos supuestamente residían.

El Grupo de Homicidios de Policía Nacional ha investigado desde entonces las circunstancias que rodearon este suceso en el que el cadáver fue hallado en medio de un charco de sangre cerca del centro Rey Chico, al final del Paseo de los Tristes, tomando declaración a posibles testigos y realizando distintas pruebas de laboratorio.

La Policía ha trabajado también sobre la relación entre este hecho y el posible incendio intencionado días antes de una chabola que podría haber pertenecido a la víctima.



Se el primero en comentar

Deja un comentario