Pepe Luis Habichuela: “Ser un cantaor no es sentarse en una silla y empezar a dar voces”

El madrileño presenta 'Mil caminos y un cantaor', su tercer disco en solitario, que verá la luz en el mes de marzo

Entrevista a Pepe Luis Habichuela
Pepe Luis Habichuela | Foto: Antonio L. Juárez
Nacho Santana | Imagen: Antonio L. Juárez
0

Pepe Luis Carmona Habichuela (Madrid, 1968), perteneciente a una de las principales dinastías flamencas, presenta su tercer trabajo en solitario con la ilusión de aquel que ha puesto todo lo que siente en un disco. ‘Mil caminos y un cantaor’, el álbum que verá la luz en el próximo mes de marzo, refleja su inquietud y sus ganas de ayudar a que el flamenco evolucione.

Acunado en la época de los ‘Jóvenes flamencos’ madrileña de finales de los 80 y principios de los 90, supo mantenerse alejado de la fusión para centrarse en el cante “a la antigua usanza”, como él mismo define. Sin embargo, en este trabajo presenta elaboraciones más sofisticadas para demostrar de lo que es capaz el género, como muestra en ‘Mare’, single que vio la luz el pasado día 15. Como quien visita a un amigo de toda la vida llega a la redacción de GranadaDigital guitarra en mano, donde contesta con sinceridad y cercanía a todas las cuestiones tras interpretar ‘Mare’.

(Pregunta): Mil caminos y un cantaor, ¿podría ser una referencia a su propia carrera?

(Respuesta): Sí. Es una referencia muy clara porque soy un cantaor a la antigua usanza, pero a lo largo de mi carrera me he dado cuenta de que había que innovar en el propio cante flamenco. Cuando digo mil caminos y un cantaor es porque en este disco estoy cantando muchos estilos con otro tipo de matiz, lo musico con diferentes armonías, incluso entre la misma soleá metro otros cachos que son invenciones mías, pero siempre reflejando el cante. Parece que cuando cantas por soleá no puedes hacer nada más, la soleá está ahí y detrás de eso hay otra historia. Por eso se llama el disco ‘Mil caminos y un cantaor’.

Pepe Luis Habichuela | Foto Antonio L. Juárez

(P): ¿Cuánto tiempo ha dedicado al proceso de creación del disco?

(R): Mis discos tardan mucho. El último disco salió en el 2016, tuve tiempo de recuperarme un poquito y a los siete u ocho meses empecé a trabajar en este disco. Realmente no es tanto tiempo como parece porque también lo que es los momentos de grabación son pocos, es más la historia de que un día estás más inspirado y otro menos, el rollo de la preparación de los temas y de por dónde los quieres enfocar.

(P): ¿Cuáles son sus sensaciones a la hora de lanzar este nuevo disco dos años después de ‘La vida llega’?

(R): Quedé muy contento con ‘La vida llega’, yo antes de ese disco estuve un tiempo grande sin grabar, el último disco en solitario lo hice en el 98. A raíz de ahí, en el 2000 decidí tomarme un tiempo grande de respiro, me tomé diez o doce años tranquilo. Cuando salió a la calle ‘La vida llega’, la gente me esperaba un poquito, con los brazos abiertos, hice muchos conciertos y la gente respondió muy bien. A partir de ahí me propuse que hay que grabar lo más rápido posible, tampoco se puede grabar tres discos en un año. Ha sido un tiempo prudente, la verdad es que espero que la gente lo reciba bien.

Pepe Luis Habichuela | Foto Antonio L Juárez

(P): Soleás, Tangos, Tarantos, Bulerías… ¿cuáles diría que han sido sus influencias en un disco de contenido tan variado?

(R): ¿Sabes qué pasa? Yo ya escucho poca música, me baso en los conocimientos que he adquirido desde siempre. Con ocho años ya cantaba por seguiriyas. ¿Influencias? La de mi vivencia, de mi sufrimiento, la influencia de mis momentos de felicidad, de mis hijos, de tomarme una cerveza con mis amigos… realmente ya no me baso en influencias de nadie musicalmente, me baso en vivencias puras y duras, que es lo que me hace a mí sentir y vivir, componer y cantar

(P): ¿Qué pretende transmitir con este álbum?

(R): Esto sí lo tengo más claro. Me cansa un poco el estar atado siempre a los roles específicos dentro del flamenco, la música no tiene eso, el único rol que hay ahí es el corazón de cada uno, ahí no hay leyes. Lo que quiero transmitir a la gente de a pie es que ser un cantaor no es lo que ellos tienen escuchado de sentarse en una silla y empezar a dar voces, el cante es muy bonito y con una voz que sepas usarla, un corazón grande y un cante debidamente musicado se pueden hacer cosas muy bellas y quiero que la gente de a pie lo entienda perfectamente. Esa es mi meta, saber que un cantaor puede cantar flamenco con una banda, quiero cantar flamenco con una banda y que al público normal le guste el cante, no hablamos de Ketama, ni de La Barbería ni de fusiones, hablamos de un cantaor flamenco. Yo creo en ello y por eso hago ‘Mil caminos y un cantaor’

(P): Como adelanto del disco ha sacado Mare, ¿qué tiene este tema de especial?

(R): He pasado muchas fatiguitas, se me fueron muy jóvenes mis padres, casi no tuve tiempo de disfrutarlos. Le he sacado esta composición a mi madre, que partió hace mucho, la he sacado con todo mi corazón y me acuerdo de ella diariamente y pienso qué hubiese sido de mí si hubiese estado ella más conmigo. El próximo single que saldrá, que se llama ‘Por qué te fuiste’ es un tema dedicado a mi padre, que para mí ha sido una fuente de inspiración y un artista genial, como ha sido Luis Carmona Habichuela, a él le canto una balada. Este disco se lo dedico a mi familia porque son los que me hacen vivir, cantar y disfrutar.

(P): Una vez el disco vea la luz, ¿tiene previsto hacer gira para presentarlo?

(R): De momento puedo anunciar que presentamos el disco en Granada el 19 de mayo en el Teatro Isabel la Católica. También vamos a Madrid en mayo, vamos a Valencia el 14 de mayo… tenemos Barcelona, Málaga y Sevilla, de momento está bien.

Pepe Luis Habichuela en la sede de GranadaDigital | Foto Antonio L Juárez

(P): El flamenco le ha acompañado durante toda su vida, tras un tercer álbum en solitario, ¿cuáles son sus siguientes proyectos?

(R): Me he tirado 14 años sin cantar porque eso va inherente a mí. En ese tiempo he podido llevar a cabo una empresa muy bonita que es el Ciclo Flamenco Ciudad de Almuñécar. Actualmente está consolidado como uno de los ciclos más grandes dentro del panorama flamenco granadino, este año traigo a Diego ‘El cigala’ o a Ketama. Siempre hago cosas inherentes a lo que es mi profesión, me gusta mucho el poder llamar a amigos que son cantaores y abrirles la puerta. A nivel de promotor he conseguido cosas, me acaban de dar un premio por ello en Fitur. El futuro proyecto es disfrutar mucho de la vida, gozar mucho, ganar pasta para irme de vacaciones con la familia y con los amigos.

(P): ¿Qué significa que le den el premio a la promoción turística de Almuñécar?

(R): Como flamenco, no le daba mucha importancia. Después pensándolo bien me he dado cuenta de que es un agradecimiento a la labor que he hecho con muchísimo cariño y corazón porque no fue fácil poner Almuñécar en el panorama flamenco porque no era una ciudad flamenca para nada. Los medios que tenía eran muy escasos, pedí muchos favores a grandes figuras del flamenco. Al final sí se ha instaurado, esto vale para que Almuñécar se ponga en el panorama nacional del flamenco, yo creo que eso lo han reconocido las autoridades y poco a poco apostarán más por este Ciclo Flamenco. Ahora se están metiendo más festivales ahí dentro, a mí me ha costado mucho trabajo poner Almuñécar ahí y ahí lo he dejado.

(P): ¿Ve proyección al flamenco en Almuñécar?

(R): Aquí pasa una cosa, cuando apuestas por algo y empiezas a hacer una historia en un sitio que no era inherente al flamenco, te cuesta mucho. Una vez que una persona ha conseguido eso, creo que se le debe respetar ese trabajo porque, si en Almuñécar no había nada y me tiro siete años llevando a las mejores figuras del flamenco y este verano hay 40 conciertos, me parece que es un error gravísimo. Almuñécar no es una ciudad que tenga una renta per cápita por habitante grande, no cabemos, lo puedes hacer en Barcelona. Si han confiado en mí y me han dado un premio, deberían dejar el flamenco en las manos del que lo ha traído para que haya una coherencia, no podemos invadir Almuñécar con 20.000 proyectos más, es incoherente y el trabajo que hemos hecho unas personas al final vale para que se lo lleven otros, y eso no está bien.



Se el primero en comentar

Deja un comentario