“Mi farmacéutica me cambió la vida; no pensé que llegaría a llevar una vida normal”

El Colegio de Farmacéuticos de Granada se acerca aún más a los granadinos al ofrecerles servicios de ortopedia y seguir así siendo un referente en el sistema sanitario

Ortopedia farmacéuticos GD
Artículos de ortopedia estándar en una farmacia | Foto: Colegio Oficial de Farmacéuticos. Vídeo: doctor trece
GranadaDigitalGranadaDigital
0

María y Davinia son amigas y desde pequeñas han compartido mucho: una dolencia que mermaba su día a día, una mezcla de vergüenza y miedo a ser rechazadas por estar enfermas o simplemente por ser diferentes, el deseo de recuperarse y llevar más temprano que tarde una vida plena y normal, como la de la mayoría de la gente, y la confianza en que la ayuda de los profesionales les ayudaría a este último objetivo.

“Mi farmacéutica me cambió la vida, no pensé que llegaría a llevar una vida normal”, le confiesa María a Davinia mientras charlan en la playa. “Creo que yo mejoré su vida y ellas a su vez mejoraron la mía”, responde, como si las hubiera oído, la farmacéutica que las ha atendido desde que María tenía 7 años y Davinia 12. Para la más joven, por entonces, su gran ilusión era tener una familia cuando fuera mayor. Aunque ella no era muy consciente de ello, eran sus padres los que realmente se preocupaban. “Yo sólo quería saltar, como todos los niños de mi edad”. Davinia, por su parte, se conformaba con disfrutar de la única hora al día en la que se podía quitar la prótesis. “Estar esa hora sin ella era una obsesión para mí”, recuerda.

Consciente de sus problemas, la farmacéutica se lo tomó “como un reto” y se puso “manos a la obra” con la idea de buscar un futuro mejor para ambas. “Fue duro, porque cuando se tiene un grave problema diagnosticado de columna, como en esos casos, eso acarrea una preocupación psicológica contra la que también hay que luchar. María era una niña y sólo quería jugar y divertirse, nunca he visto a nadie con tanta ilusión, pero tenía que luchar contra su escoliosis, que le complicaba las cosas”, recuerda, años después.

Con trabajo y dedicación, el reto se afrontó y se superó. “En ambos casos tuvimos que fabricar ortesis muy específicas, fue un proceso duro y largo, pero afortunadamente todo ha tenido un final feliz”, resalta. Y nada más acabar la frase, en su farmacia entran dos mujeres con tres niñas, que rápidamente se abalanzan hacia ella para besarla y abrazarla. Son las hijas de María y Davinia, que por fin, tras superar un largo y dificultoso proceso, han conseguido lo que querían. La farmacéutica, para el caso no importa el nombre, también. Cuando se hace bien el trabajo, el orgullo es la mejor de las satisfacciones.

La ortopedia, una disciplina sanitaria

La ortopedia es la disciplina sanitaria que sirve para prevenir, corregir o evitar las deformidades o traumas del sistema musculoesquelético, por medio de aparatos o ejercicios corporales. El fin de los mismos es la mejora de la salud y la calidad de vida del paciente. Y en ese objetivo trabajan centenares de profesionales asociados al Colegio de Farmacéuticos de Granada. La ortopedia forma parte de su cartera de servicios como una más de las opciones que ofrece para contribuir a cambiar la vida de la ciudadanía. A cambiarla para mejor, por supuesto.

El farmacéutico es el agente sanitario más próximo a la población y el colectivo que los agrupa trabaja continuamente para mantener su peso en la sociedad, en un contexto cada vez más cambiante y retador. Su misión es aportar un valor adicional al sistema sanitario y en ese contexto se incluyen sus sus servicios como dispensador de artículos de ortopedia estándar. De esa forma, el farmacéutico también presta servicios muy necesarios y, se acerca al paciente ya que su cercanía permite hacer un seguimiento de su situación y constatar su evolución de una manera mucho más eficiente.

El Colegio de Farmacéuticos de Granada, que este año celebra su 120 aniversario, ha activado una línea de comunicación directa con la ciudadanía para trasladar esos servicios de ortopedia y propiciar también una mayor implicación del colectivo de profesionales en su desarrollo, con la idea de continuar siendo el referente dentro de un proceso de cambio general que, subraya, se está abordando con el mayor rigor y compromiso.

El hecho de que las farmacias incorporen el servicio y los farmacéuticos se especialicen en ellos, acerca a la ciudadanía esta terapia y sus mejoras, aunque lo cierto es que esto es sólo un paso más dentro de una larga carrera. En realidad, los farmacéuticos siempre han estado inmersos en mayor o menor medida en la ortopedia. Los conciertos entre el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos y el Sistema Nacional de Salud incluían, desde el año 1975, la dispensación en la oficina de farmacia de productos sanitarios relacionados con esta disciplina sanitaria.

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario