Un matrimonio de Guadix fabrica y reparte EPIS gratis a toda España

Una iniciativa con la que Carolina y Sebastián quieren proteger a todos los comerciantes que abran sus negocios a partir de esta semana

Matrimonio Guadix fabrica EPIS
Carolina muestra las pantallas ya empaquetadas listas para enviar | Foto: GD
Patricia VázquezPatricia Vázquez
0

Carolina y Sebastián es un matrimonio que vive en Guadix. Ella regenta una peluquería y él está jubilado por enfermedad, aunque su gran afición es la impresión 3D. Por eso, hace ya algunos meses que se compró una impresora con la que poder practicar su hobby favorito. Sin embargo, nunca pensó que esta máquina que él usaba de vez en cuando se convertiría de la noche a la mañana en una herramienta con la que acabaría ayudando a salvar vidas en toda España.

Todo comenzó cuando se decretó el estado de alarma por la pandemia del Covid-19 hace ahora más de 50 días. A raíz de las noticias surgidas en los medios de comunicación de la falta de EPIS para el personal sanitario que estaba luchando contra este virus, este matrimonio decidió poner en marcha su impresora y comprar de su bolsillo el material necesario para empezar a fabricar pantallas de seguridad para donarlas a los agentes de la Policía Local y de Guardia Civil, trabajadores de ayuda a domicilio y sanitarios de su pueblo que las necesitaran.

La iniciativa corrió como la espuma entre los vecinos y pronto llegaron más pedidos de los municipios de alrededor. Con una sola impresora y sin medios económicos suficientes para comprar el material necesario no podían satisfacer todas las solicitudes, así que pidieron ayuda públicamente a través de las redes sociales.

“Mucha gente se ha volcado con nosotros, tanto particulares como empresas y grupos políticos. Es increíble la oleada de solidaridad que se ha creado en torno a lo que estamos haciendo. Nunca pensamos que podía llegar a tener tan buena acogida”, comenta abrumada Carolina, quien explica cómo de la noche a la mañana tuvieron que instalar en su casa-cueva hasta 10 impresoras para poder fabricar más pantallas protectoras.

Empezaron surtiendo de pantallas a la comarca de Guadix y alrededores y ya han repartido más de 3.000 pantallas de forma totalmente gratuita “a los hospitales de Granada, de Ronda, de Salamanca, a Alcalá del Valle, a varias residencias de mayores de Madrid…”, enumera Carolina con dificultad porque “son tantos sitios que ya perdemos la cuenta”.

Hoy en día tienen las máquinas trabajando casi 24 horas al día y, gracias a todas las donaciones que han recibido y a la ayuda de 5 compañeros más a esta aventura, a la semana están saliendo 700 pantallas. “Al principio nos poníamos despertadores para reponer el material y que pudiéramos hacer más viseras porque teníamos pocas impresoras y, además, no son máquinas preparadas para esto”, recuerda esta accitana que asegura que esta idea le ha devuelto la ilusión tanto a ella como a su marido, quien considera que “es el mejor trabajo que han tenido nunca aunque no cobre ni un euro”.

Eso sí, lamenta que haya empresas que quieran hacer negocio con la venta de este elemento tan importante para protegernos del coronavirus, ya que reconoce que fabricarlas “puede salir por 2 ó 3 euros”, por lo que no entiende “cómo hay gente que las está vendiendo por 35€”.

Y es que a partir de este lunes en el que ha comenzado la fase 0 de la desescalada y que ya hay muchos negocios que podrán abrir, cualquier persona puede ponerse en contacto con ellos a través de Facebook y pedir de forma gratuita sus 3D Avengers Guadix -firma que utilizan en sus pantallas para evitar que otras personas puedan hacer vender sus pantallas de protección-.





Se el primero en comentar

Deja un comentario