Más de 300 medidores controlarán la calidad del aire en la zona Edusi de Granada

El Ayuntamiento ha iniciado la instalación, lo que permitirá conocer en tiempo real el estado del aire y anticiparse para evitar episodios de alta contaminación

FOTOS sensores de calidad del aire y nube gris de Granada-3
Presentación del monitor instalado en el edificio de Hermanitas de los Pobres, en Gran Capitán | Foto y vídeo: Javier Gea
Gabinete
0

El Ayuntamiento de Granada inicia este miércoles, con la instalación de ocho estaciones de monitoreo permanente en el entorno de la calle Gran Capitán, el proyecto gracias al cual, en toda la zona denominada Edusi, se va disponer de más de 300 sensores para “vigilar en tiempo real y de forma permanente los niveles de contaminación del aire de la ciudad”.

Así lo ha dado a conocer la concejala de Medio Ambiente, Pepa Rubia, quien durante la presentación del monitor instalado en el edificio de Hermanitas de los Pobres, en Gran Capitán, ha explicado que esta es la primera fase del proyecto” en el que se van a instalar un total de quince nódulos que van a permitir conocer en tiempo real “la cantidad de dióxido de nitrógeno y el material participado que se encuentra en el aire”.

Concretamente, las mediciones, que se realizarán cuatro por día, permitirán saber cómo se distribuyen contaminantes en la ciudad y conocer los que más afectan, como son el dióxido de nitrógeno y las partículas M10, según ha apuntado.

Tal y como ha recordado, Granada dispone en la actualidad de una red de vigilancia y control de la calidad del aire de la Junta de Andalucía, con dos puntos ubicados en la Zona Norte y en el Palacio de Congresos, si bien la concejala ha manifestado que si resultan suficientes para saber si cumplen o no la normativa vigente, “no ofrecen un análisis del problema detallado de cara a valorar la idoneidad de las medidas a implementar a una escala cercana al núcleo urbano de Granada”.

En este sentido, ha manifestado que el objetivo es poder acceder “a datos en tiempo real que permitan ver los focos contaminantes de emisión y analizar cómo se dispersan”, de tal manera que puedan llevar a cabo “acciones que adelanten a los episodios” que puedan sufrir “de alta contaminación”.

Según ha explicado, cada estación de monitoreo consta de un sistema de medidor doble de calidad del aire, compuesto por un sensor de partículas, en el que a través de un sistema va absorbiendo aire que analiza mediante un diodo láser que transforma las señales de concentración del aire, mientras que el otro nodo, mediante una reacción química produce una señal eléctrica que refleja la cantidad de dióxido de nitrógeno en el aire”.

Se prevé que una vez se complete el proceso de validación de la tecnología y la transmisión de datos entre la empresa responsable del proyecto Métrica6 y los técnicos de Medio Ambiente, se procederá en torno a mayo de 2021 a la instalación del resto de sensores.

El proyecto para la mejora de la calidad del aire, financiado con fondos Edusi, se inició trabajos con la instalación de pantallas informativas en edificios municipales y de cámaras de vídeo “para la difusión del conocimiento relacionado con la calidad del aire o la captación de imágenes de la capa de concentraci de contaminantes en la ciudad”.

DISPOSITIVOS

El funcionamiento de los sensores es distinto, ya que cada contaminante posee unas características muy diferentes, y por ello su especificidad. El sensor de NO2 es un sensor que posee una lámina de un compuesto químico, reactivo al contacto con el gas, y que como resultado genera una señal eléctrica, que la placa electrónica integrada convierte en valor numérico de concentración.

El sensor de partículas, genera una corriente interior, por medio de un ventilador integrado en el equipo, que hace que dicha corriente pase por un fotodiodo en el que se proyecta un láser. La señal que genera es la que por medio de un conversor fotoelectrico genera el valor numérico de concentración

Esta malla de sensores cuenta actualmente con 8 de los 15 equipos instalados con que se plantea la fase piloto, que forman parte de las más de 300 unidades que completarán la infraestructura de medición al final del periodo de implantación, estimado para el próximo mes de mayo de 2021. Estos equipos son fabricados en Andalucía, logrando un bajo coste, una alta fiabilidad y un reducido tamaño, facilitando así su instalación en diversas ubicaciones del mobiliario urbano. Cada uno de estos nodos sensores realiza diariamente hasta 4 medidas de la calidad del aire, enviando esta información a los servidores del Ayuntamiento de Granada a través de unos módulos de comunicación adicionales (Gateways), los cuales se encuentran instalados en diversos edificios municipales. Esta comunicación se basa en la tecnología LoRaWAN; estándar abierto para redes inalámbricas de largo alcance, muy empleada en este tipo de aplicaciones, y en el estándar 4G. La información transmitida a las bases de datos del Ayuntamiento será reflejada a través de la web del consistorio. Asimismo, Métrica6 habilitará una plataforma digital desde la cual revisar a distancia el funcionamiento de estos equipos, velando por su rendimiento y actuando en caso de avería o baja carga de la batería, y que podrá usarse de forma complementaria para la realización de estudios y toma de decisiones.

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario