Luis Salvador exige al Gobierno una financiación “clara y directa” para los ayuntamientos

El alcalde ha mostrado su disconformidad con el decreto de remanentes acordado por la FEMP y el Ministerio de Hacienda

photo5940758292806611594
Luis Salvador, durante el encuentro celebrado con el resto de alcaldes. | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

El alcalde de Granada, Luis Salvador, se ha mostrado partidario de exigir “con carácter de urgencia” al Gobierno central una vía de financiación “clara y directa” para que los ayuntamientos, independientemente de su situación financiera y de su color político, puedan, “en la situación excepcional de pandemia internacional como la actual, afrontar las necesidades diarias” de sus ciudadanos.

Salvador (Cs) ha defendido esta idea en el transcurso de la reunión telemática celebrada este martes por un total 31 alcaldes de las ciudades más importantes del país y contrarios al decreto de remanentes acordado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y el Ministerio de Hacienda.

Durante su intervención, según ha informado el Ayuntamiento de Granada en una nota, el alcalde ha dejado claro que dicha vía de financiación debe sustentarse en el acuerdo inicial acordado el 2 de abril por unanimidad de todos los grupos políticos con representación en la FEMP.

Este consistía “en una inyección directa de 7.500 millones de euros para el municipalismo y que no esté ligada al ahorro ni a los remanentes de cada Consistorio, además de la firme voluntad para que todos los municipios participemos sí o sí en el reparto de los fondos europeos y en igualdad de condiciones que las Comunidades autónomas”.

En este sentido, según ha explicado Luis Salvador, los alcaldes reunidos han acordado abrir una nueva vía de negociación con el Gobierno central en la que se establezca como punto de partida el acuerdo alcanzado el 2 de abril, “con especial atención al fondo incondicionado de 5.000 millones y al de 272 y hasta 400 millones de euros en 2020 destinado específicamente al transporte público”.

Se trata, han manifestado, de “unas ayudas imprescindibles” para que los municipios “podamos seguir prestando los servicios públicos y ayudando a quienes más lo necesitan durante la actual crisis económica”.

Asimismo, se plantea la elaboración de un decreto exprés que recoja aquellas medidas que sí cuentan con un amplio respaldo político: un fondo estatal incondicionado de 5.000 millones para todos los ayuntamientos y otro específico para la financiación del transporte municipal; la ampliación del plazo de las inversiones financieras sostenibles y la eliminación de la regla de gasto, el concepto de déficit y de estabilidad, al menos para 2020 y 2021.

Al mismo tiempo, ha planteado, será necesario “renegociar” las medidas que cuentan con el rechazo una amplísima mayoría para alcanzar un acuerdo satisfactorio, justo y que preserve la autonomía municipal y el principio de igualdad.

El alcalde de Granada, a su vez, ha resaltado que el acuerdo final fue aprobado con el voto de calidad del presidente de la FEMP, Abel Caballero, y el PSOE, por lo que, tal y como ha indicado, “podemos decir que es una financiación legal, pero inmoral, en la medida en que prima solamente a los ayuntamientos que estarían dando, aunque diga que sería de forma voluntaria, los ahorros de sus ciudades, en detrimento de los que no lo hagan, o sencillamente no tengan dichos remanentes”, ha explicado.

De ahí que haya lamentado que, “desgraciadamente, el Gobierno de Pedro Sánchez haya preferido, en lugar de atender a la coyuntura y necesidades de todos los ciudadanos por igual, sin mirar a siglas, primar solo a los ayuntamientos que voluntariamente les cedan sus remanentes, que son, principalmente, del Partido Socialista”.

Tras destacar el “positivismo” existente entre los máximos representantes municipales que han acudido a la reunión –un total de 31 alcaldes de 13 partidos diferentes, entre los que se encuentran Madrid y Barcelona y seis de las nueve ciudades más pobladas de España–, el alcalde de Granada se ha mostrado convencido de que “el Gobierno central no puede mirar hacia otra lado y ante la falta de liquidez debe atender con un proyecto real a las necesidades del municipalismo”.

“El Gobierno de Pedro Sánchez debe olvidarse del decreto de remanentes y repartir por igual, dependiendo de la población y de las características de cada municipio y no mirando siglas políticas ni enfrentando a unos ayuntamientos con otros”.

Importante paradoja

Igualmente, el alcalde de Granada ha resaltado la “importante paradoja” que plantea el Gobierno central con los usos del dinero destinado a los fondos de la covid-19, que no contemplan ni al sector del turismo, ni el comercio ni el sector servicios, es decir autónomos y pymes especialmente golpeados por las consecuencias económicas de esta crisis sanitaria y que necesitan de ayuda para poder reactivarse y recuperar la actividad.

En el encuentro telemático han participado, además de los alcaldes de Alicante, Almería, Badajoz, Badalona, Barcelona, Cádiz, Córdoba, Girona, Granada, Lleida, Madrid, Málaga, Marbella, Murcia, Orense, Oviedo, Palencia, Pamplona, Pontevedra, Pozuelo de Alarcón, Reus, Salamanca, Santander, Santa Cruz de Tenerife, Tarragona, Telde, Terrasa, Teruel, Torrelavega, Valencia y Zaragoza.

La reunión supone una continuidad al encuentro de alcaldes del pasado 7 de agosto del que surgió una declaración conjunta suscrita por los regidores de Cádiz, Granada, Lleida, Madrid, Murcia, Pontevedra, Reus, Santa Cruz de Tenerife, Valencia y Zaragoza.





Se el primero en comentar

Deja un comentario