Investigadores de la UGR lideran una estudio que avanza posibles fármacos contra el cáncer

El hallazgo establece una relación entre el desarrollo de tumores hematológicos y la mutación de la proteína llamada BCL7A y ha sido publicado en la revista 'Leukemia'

investigacion alzheimer laboratorio
La UGR juega un papel decisivo en el hallazgo. | Foto: GD
GabineteGabinete
0

Un grupo de investigadores de la Universidad de Granada han liderado un estudio establece una relación entre el desarrollo de tumores hematológicos y la mutación de la proteína llamada BCL7A.

Aunque el gen BCL7A se identificó hace ya casi 25 años, hasta ahora las funciones de la proteína a la que codifica eran poco conocidas. Había indicios que hacían pensar que BCL7A formaba parte de los genes en los que las células acumulan mutaciones para transformarse en células tumorales y a los que se les llama colectivamente “genes supresores de tumores”, pero hasta ahora nadie lo había podido demostrar experimentalmente. Lo ha hecho por primera vez un equipo multidisciplinar de investigadores pertenecientes al Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA, Pamplona), el Centro de Investigaciones Oncológicas (CNIO, Madrid), el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovascular (CNIC, Madrid) y el Centro Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía de Genómica e Investigación Oncológica (GENYO), liderados por investigadores de la UGR y utilizando las últimas tecnologías de secuenciación de ADN de nueva generación y modelos in vitro e in vivo.

“Hemos observado que los pacientes con tumores hematológicos tienen frecuentemente mutado al gen BCL7A en una región muy concreta de su secuencia de ADN. Estas mutaciones hacen que a las proteínas que codifica el gen BCL7A les falte un pedacito. Un pedacito que hacía de anclaje a un sistema que cuando deja de funcionar puede generar tumores”, asegura Carlos Baliñas-Gavira, primer autor del artículo, que ha sido publicado en la prestigiosa revista Leukemia, considerada entre las más importantes del mundo en el campo de los tumores hematológicos.

Los investigadores tomaron células derivadas de un paciente que había sufrido esta mutación en su ADN y le introdujeron de nuevo el gen reparado. “Cuando restauramos la actividad de BCL7A, los tumores empezaron a perder propiedades tumorales”, añade María Isabel Fernández Lara, investigadora co-autora del trabajo.

Combinando los datos experimentales con un análisis bioinformático, los investigadores demostraron que el sistema al que pertenece BCL7A estaba dañado en más de la mitad de los pacientes que padecían esta patología. “Tuvimos que pedir un permiso especial para acceder y reanalizar con esta nueva información los datos de pacientes de dos grandes estudios estadounidenses, para encontrar que el sistema en el que trabaja BCL7A estaba dañado en más de la mitad de los pacientes”, comenta Álvaro Andrades, estudiante de doctorado del equipo.

Pedro Pablo Medina Vico, director de este trabajo y profesor del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la facultad de Ciencias de la UGR, va más allá: “Los resultados de este proyecto nos han abierto las puertas al estudio de nuevas estrategias terapéuticas que puedan aplicarse a pacientes con mutaciones en BCL7A. Actualmente están empezándose a realizar ensayos clínicos en Estados Unidos para pacientes con mutaciones en genes relacionados funcionalmente con BCL7A y que podrían ser útiles en la patología que hemos estudiado. Pero sólo podremos continuar con esta línea de investigación si obtenemos la financiación adecuada”.

Lucha contra las enfermedades degenerativas

Un equipo de científicos del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular II de la Universidad de Granada, pertenecientes al grupo de Epigenética en células madre y cáncer en el Centro de Genómica e Investigaciones Oncológicas (GENYO), ha aportado nuevos datos desconocidos hasta la fecha sobre las células madre pluripotentes.

Estas células pueden cambiar sus características moleculares y funcionales para transformarse en los componentes de cualquier tejido del organismo adulto. Por lo tanto, las células pluripotentes son de gran interés para comprender la formación de los seres humanos y tienen un gran potencial de aplicación en la cura de enfermedades degenerativas.

La investigación ha sido publicada en la prestigiosa revista Science Advances, que es la tercera revista de ciencia generalista con mayor factor de impacto del mundo.

El estudio revela que las proteínas Polycomb controlan la identidad celular mediante un mecanismo que está íntimamente ligado al control la proliferación celular. Este descubrimiento es también muy relevante para otras áreas en las que las proteínas Polycomb juegan un papel esencial, como son las terapias basadas en estrategias de reprogramación celular y la progresión de diversos tipos de cáncer.

David Landeira, investigador responsable de este trabajo, apunta que “esta investigación revela un aspecto clave en la regulación de la identidad celular en mamíferos y genera un nuevo ángulo en el estudio de la función del epigenoma en el desarrollo humano y en enfermedades humanas de gran importancia como el cáncer”.

Por su parte, Helena Gómez Asenjo, primera autora del trabajo, señala que “la nueva conexión entre la regulación del epigenoma y el ciclo celular nos hace replantearnos algunos de los dogmas sobre cómo una célula decide quién quiere ser”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario