Archivada la investigación sobre la muerte de un trabajador en las obras del metro en 2017

Los informes y la policía coinciden en la imposibilidad de determinar quiénes fueron los responsables

accidente-metro-granada-fallecido
Unidades desplazadas hasta el lugar de los hechos | Foto: Archivo GD
Europa PressEuropa Press
0

El Juzgado de Instrucción número 6 de Granada ha acordado el archivo de la investigación sobre el accidente en el que hace dos años murió un trabajador en las obras del metro de esta ciudad por aplastamiento, tras quedar atrapado en la parte superior de la cabina del ascensor de la estación Alcázar del Genil cuando estaba instalando un sistema de megafonía.

En un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, el juez relata que una de las principales “incógnitas” en la investigación de este accidente, que se produjo el 6 de abril de 2017, es “quién o cómo” pudo ponerse en marcha de manera imprevista el ascensor junto al que trabajaba este empleado de una subcontrata, que tenía 51 años y era natural de Arteixo (Galicia). El hombre se enganchó en la parte superior de la cabina y fue propulsado hacia arriba, quedando aplastado contra el forjado de la planta superior y falleciendo casi en el acto.

Tanto los informes de la Inspección de Trabajo como del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional coinciden en la imposibilidad de determinar quiénes fueron los responsables de que el ascensor se pusiera en funcionamiento o qué personas tuvieron en aquel momento acceso al programa de control del mismo.

Esto no hace posible “derivar responsabilidad penal” hacia nadie en esta causa en la que se investigaba un posible delito contra los derechos de los trabajadores en concurso con otro de homicidio por imprudencia grave, según consta en el auto, contra el que cabe recurso.

La Inspección Provincial de Trabajo determinó que “el ascensor podía activarse en cualquier momento” y que no existía “control alguno de las empresas”, que “no habían adoptado medidas preventivas adicionales” que evitaran ese riesgo ni existían “normas claras” al respecto.

Esto permitió que el trabajador invadiera parte del hueco del ascensor mientras colocaba unos altavoces en una zona superior, lo que ha supuesto la incoación de un procedimiento administrativo sancionador por una infracción muy grave frente a la empresa para la que trabajaba.

Pese a todo el juez, en la línea de lo expuesto por la Fiscalía, reitera que en este proceso, en el que estaban siendo investigadas varias empresas, “se desconoce por completo” quién pudo intervenir en la puesta en funcionamiento del ascensor y por tanto a quién se le puede reprochar que esta infraestructura no estuviera bloqueada para evitar el accidente.

Por todo ello, decreta el sobreseimiento provisional y archivo de las actuaciones por no resultar debidamente justificada la perpetración del delito que dio origen a la causa, sin perjuicio de que los perjudicados por el fallecimiento del trabajador puedan ejercer acciones en otros ámbitos jurisdiccionales.



Se el primero en comentar

Deja un comentario