Las incógnitas sobre la tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19

Las autoridades sanitarias se muestran en contra de administrar una dosis de refuerzo, pero existe la posibilidad de volver a vacunar a las personas de riesgo o inmunodeprimidos

vacuna covid19 astrazeneca - Foto Junta Granada
Vacuna contra el Covid-19 | Foto: Archivo
Ainoa Morano
0

“Todo parece apuntar a que sí tendremos que poner una tercera dosis”. Estas palabras de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, el pasado viernes 23 de julio hizo que todo el país entrase en un mar de dudas sobre la prolongación de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus y el proceso de vacunación.

La idea, o ya casi la certeza, de que el Covid-19 ha llegado para quedarse es cada vez más fuerte, sobre todo con la aparición de las nuevas variantes. De momento, no existe una opinión consensuada entre la comunidad científica sobre la idoneidad de administrar una dosis de refuerzo.

Los responsables de Pfizer y Moderna han lanzado algunas declaraciones en las que afirman que sí sería necesaria la tercera dosis, sobre todo, basándose en el descenso evidente de los niveles de anticuerpos entre algunos de los ya inmunizados. Obviamente, hay que tener en cuenta que el sistema inmunitario es mucho más completo y esto no quiere decir que el organismo ya no pueda protegerse frente al virus, pero es un factor a tener en cuenta.

Las farmacéuticas ya han entablado sus primeras conversaciones con la EMA y la FDA ante la posibilidad de tener que administrar una tercera dosis para ofrecer a la población una mayor protección ante el virus. Sin embargo, hay opiniones contrarias a esta posibilidad. Desde EEUU se asegura que la tercera vacuna no es necesaria y, en España, Magarita de Val también aseguró que “con la segunda dosis debería ser suficiente. Si dicen que no es así, que la de Pfizer no está proporcionando la inmunidad necesaria y otras sí lo hacen, es mejor descartarla para seguir con las más seguras”.

¿Quién podría recibir la tercera dosis y cuándo?

Carolina Darias no llegó a dar detalles sobre quién podría recibir ese ya polémico tercer pinchazo ni cuándo se produciría este tercer proceso de vacunación. Sin embargo, los estudios y la experiencia de otros países deja algunas ideas sobre lo que puede ocurrir en España en un corto plazo de tiempo.

El Ministerio de Salud de Israel publicó un informe donde asegura que la eficacia de las vacunas para evitar una sintomatología grave al contagiarse del Covid-19 es alta, pero el nivel de protección no se encuentra en los niveles esperados, por lo que sería necesario administrar una dosis de refuerzo de los 6 a los 12 meses posteriores a recibir la segunda dosis. Estas hipótesis abren una ventana a la posibilidad de que la vacuna contra el Covid-19 sea un proceso anual.

Teniendo en cuenta que ya se empieza a hablar de esta vacuna de refuerzo seis meses después de obtener la pauta completa, a finales de año se debería empezar con esta nueva campaña de vacunación, sobre todo para las personas de riesgo y los ciudadanos con sistemas inmunológicos débiles o inmunodeprimidos.

¿Que ocurre con las personas inmunizadas con AstraZeneca?

En este asunto aún existen demasiadas incógnitas. La OMS ya advirtió que, de momento, no existe demasiada información sobre los beneficios o perjuicios que pueden derivarse de mezclar distintas vacunas. Aún así, algunos estudios como el de preprints publicado en The Lancet asegura que combinar las vacunas Covid de Pfizer y Astrazeneca genera en los pacientes fuertes respuestas de inmunización.

Por el momento habrá que esperar a que acabe el actual proceso de vacunación y, cuando pase el tiempo que crean conveniente los expertos, entonces pensar en la dosis de refuerzo. Lo único que parece seguro es que el Covid-19 ha llegado para quedarse y no va a ser un mal sueño del que todos quisiéramos despertar lo antes posible.

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario