Matías Arezo: "Trabajo para devolverle al club la confianza que depositó en mí"

"Vamos a estar vivos hasta los últimos partidos", sostiene el delantero del Granada, que desgrana su paso por el conjunto rojiblanco a su regreso tras salir cedido a Peñarol

Entrevista al jugador del Granada CF Matias Arezo
Matías Arezo desea "devolver" al Granada la confianza que el club depositó en él con su fichaje | Foto: Antonio L. Juárez
Chema Ruiz España
0

La primera vez que Matías Arezo (Montevideo, 2002) desfiló por los túneles subterráneos de Los Cármenes, a principios de 2022, tenía 19 años y un hambre voraz tras despuntar su país. "Me uno a vos en la eterna lucha", se presentó. La última, después de un prolífico préstamo a Peñarol tras unos primeros meses complejos en el fútbol Europeo, en su encuentro con GranadaDigital, al que acude con una sonrisa a pesar de que no termina de acostumbrarse a la temperatura a los pies de Sierra Nevada. "En Uruguay no hace tanto frío", ríe. Se sienta en el tercer anillo de la Tribuna del estadio, desde donde, sostiene, "se ve todo mucho más fácil". Pisa la pelota, con la que no deja de jugar casi en toda la entrevista, y comienza a desgranar lo que ha sido hasta el momento su paso por el conjunto rojiblanco, lo que pudo ser y la situación del equipo. Prevalece en sus palabras una convicción: "Vamos a estar vivos hasta los últimos partidos".

Pregunta: ¿Cómo se encuentra en este regreso a Granada?

Respuesta: Muy bien, la verdad es que muy bien. Claramente, es distinto a lo que fue la primera vez. Es otro momento totalmente diferente para mí. Tratando de adaptarme nuevamente a todo y con muchas ganas.

P.: En el media day que celebró el club antes del partido contra el Barça, señaló que ese año en Peñarol, sobre todo, lo que le aportó fue confianza.

R.: Sí, sin duda. Peñarol me ha aportado mucho por las situaciones vividas, por la responsabilidad que conlleva también el estar ahí. Y claro que eso me ayudó a madurar, a vivir situaciones que, quizás, la primera vez que vine no las había vivido todavía y eran totalmente nuevas para mí. A veces, a uno le cuesta asimilarlas y le cuesta también el poder resolver cómo llevarlas. Peñarol es un equipo que conlleva mucha responsabilidad, que te da mucha autoconfianza en el sentido de que, cuando debes hacer las cosas, no puedes pensar más que en hacerlas bien, porque es lo que el club, el equipo y la gente te exigen. Eso también te ayuda a madurar y, como te digo, a vivir quizás situaciones que, al principio de haber venido aquí, no las había vivido aún.

P.: De vuelta se ha encontrado con que también el Cacique Medina le está dando esa confianza desde el primer día.

R.: Sí, el Cacique fue el principal motivo por el cual tomé la decisión de volver y de quedarme aquí. Eso también aporta muchísimo para mí, para mi crecimiento, porque no dejo de ser un jugador joven. Que esté el Cacique acá me ayuda muchísimo.

P.: Se lo iba a preguntar más adelante, pero ya que lo menciona, ¿fue necesario convencerle mucho para volver?

R.: No, porque al hablar con el Cacique me dijo ya claramente su idea, que quería contar conmigo, y algo que he aprendido en el tiempo que llevo es que no hay más predisposición que pueda tener el jugador cuando es el entrenador el que te llama y te da esa confianza. Ahí, lo positivo aumenta para poder tomar la decisión.

Matías Arezo posa para GranadaDigital en las galerías de Los Cármenes | Foto: Antonio L. Juárez

Matías Arezo posa para GranadaDigital en las galerías de Los Cármenes | Foto: Antonio L. Juárez

 

P.: En Peñarol prácticamente se le caían los goles. Sin embargo, aquí todavía no ha conseguido explotar esa faceta goleadora.

R.: Sin duda, el año de Peñarol puede ser también hasta inolvidable para mi carrera, porque llegar y haber hecho creo que fueron dos hat-tricks en un mes es algo que el delantero sueña, lo que quiere vivir en todos los lugares a los que va. Obviamente, son cosas muy distintas, porque como decís, la situación es totalmente diferente y uno tiene que tratar de adaptarse. Claro que tengo muchas ganas de recuperar ese nivel, de recuperar esa faceta. Uno, como delantero, siempre aspira a poder hacer goles. Pero estamos en una situación que sabemos que es complicada, en la que las chances están, pero en la que intento aportar, y ojalá nos toque hacerlo en el próximo partido, que sería muy bueno porque eso aumenta mucho la confianza del jugador.

P.: Hablando de nuevo de confianza, da la sensación de que es un futbolista que necesita sentirse querido.

R.: Sin duda que sí, que soy un futbolista el cual se conecta mucho con la gente, que creo que fue una de las grandes facetas que viví en Peñarol. Fue también uno de los motivos por los cuales tomé la decisión de volver a Uruguay y haber dado ese paso en mi carrera. Porque regresar era una gran responsabilidad, y más si era un equipo grande en América como lo es Peñarol. Lleva mucha responsabilidad en uno y eso también abarca muchas veces a tu familia y a tu forma de vida. La relación con la gente, con la afición acá en este caso, es muy importante para mí, porque claro que eso al jugador le da un plus extra.

P.: ¿Piensa que, quizás, le faltó ese cariño en la primera etapa?

R.: No sé si el cariño, pero sí la confianza. Pasaron muchos entrenadores también, eso a veces es complicado para mí en ese caso, que era nuevo, pero creo que, por suerte, el cariño de lo que es la gente acá en Granada siempre fue espectacular. Creo que es algo que no voy a reprochar nunca, porque a pesar de que a veces he jugado menos o he jugado más, la afición siempre me ha demostrado mucho cariño.

P.: ¿Fue duro?

R.: Sí, obviamente que fue una situación dura y, principalmente, nueva como acabo de decir. Eran situaciones que realmente no había vivido y a veces a uno le cuesta también asimilar qué es lo que pasó, qué es lo que está pasando, cuando son cosas que realmente nunca te ha tocado vivir, ni siquiera, quizás, estar cerca. A uno le cuesta asimilar, más que nada, y fue algo muy complicado. Todavía prácticamente seguía siendo un niño en el fútbol. Con el tiempo, se va dando cuenta, va descubriendo cosas nuevas en lo que es el ámbito futbolístico también y, como te digo, creo que también el correr de los años y vivir situaciones te ayuda a saber cómo afrontarlas. Uno, cuando va creciendo, tiene que aprender a convivir con distintas situaciones y a también saber cómo resolverlas y afrontarlas.

"A veces, a uno le cuesta asimilar qué es lo que está pasando cuando son cosas que nunca te ha tocado vivir, ni siquiera estar cerca"

P.: Paco López, en una entrevista con GranadaDigital, destacó sus cualidades. ¿Cómo era su relación con él? ¿Cómo se produjo finalmente su salida?

R.: La relación con Paco siempre fue buena, él siempre fue una persona muy honesta en ese sentido. En la hora de la salida, yo le dije que necesitaba sumar minutos, que necesitaba volver a sentirme importante. Necesitaba volver a sumar minutos para crecer, para seguir madurando. Era joven y no era bueno estar tanto tiempo parado porque se acercaba un cambio grande en la selección, en todo. Era bueno poder sumar minutos, experiencia y seguir creciendo. Creo que él lo entendió, me dijo que respetaba mi decisión. Desde ese momento fue que empezamos a negociar con distintos clubes y terminamos yendo a Peñarol.

P.: ¿La herida está cerrada?

R.: Sí, sin duda que sí. He vuelto con una cabeza totalmente distinta, he vivido situaciones duras y también de las buenas, que la verdad que son muy lindas de recordar. Pero sí, totalmente. Estoy muy feliz acá, esto es un comienzo nuevo y es muy importante para mí también estar acá y poder sumar.

P.: ¿Tiene salvación este Granada?

R.: Sin duda. Muchas veces lo hablamos entre nosotros. Algo que le dije a Alexander, que me lo enseñó un entrenador cuando debuté y me quedó, es que siempre es importante sumar. A veces, uno no valora tampoco cuando suma un punto y hoy en día, en la situación en que estamos, también es muy importante. El equipo viene sumando. Como le dije a Alexander, a quedarme sin nada, prefiero quedarme con uno. Para la situación en que estamos, es muy importante y creo que cuando el equipo pueda lograr victorias, todo va a dar vuelta. Cuando yo llegué, éramos los más salvables y terminamos descendiendo. Hasta los últimos partidos vamos a estar vivos y es importante competir.

P.: Pero, aunque el equipo sumó contra el Almería, quizás dejó escapar una oportunidad vital.

R.: Sí, claro que sí. Hay oportunidades las cuales son muy evidentes que no podés dejar pasar, pero hay un equipo muy bueno, hay un grupo espectacular que está con muchas ganas también. Lo principal es que se note esa unión de que todos queremos lo mismo y creo que es algo que se nota hasta en el día a día. Eso es muy importante para lograr el objetivo.

Matías Arezo, durante su conversación con GranadaDigital | Foto: Antonio L. Juárez

Matías Arezo, durante su conversación con GranadaDigital | Foto: Antonio L. Juárez

 

P.: ¿Cómo se encuentra el vestuario ahora mismo?

R.: Muy bien. Hoy en día hay un plantel con un objetivo muy claro. Se ha formado un grupo espectacular para trabajar y todo. Es muy importante que todos sepamos lo que queremos, con un entrenador estricto que también sabe lo que quiere. El plantel está bien y tiene mucha confianza.

P.: Por la situación y el año que hizo en Peñarol, la afición espera mucho de usted. ¿Cómo lo lleva?

R.: Bien, bien. Como decís, por el año de Peñarol, sé que la gente espera mucho de mí y también eso para mí es importante porque te dicta esa confianza que sabes que tiene la gente. Uno espera estar a la altura. Trabajo y trato de poder recuperar ese nivel, de poder, como hablábamos recién, de recuperar esa faceta que es el gol. Esperemos que, cuando lleguen, empiecen a caer bastantes seguidos.

P.: Disputó la recta final contra el Barcelona y frente al Almería no llegó a jugar. ¿Le preocupa?

R.: No, de momento no. Vengo sumando gran cantidad de minutos y, como te digo, hablo bastante seguido con Alexander y me dicta la confianza que tiene en mí. Eso es muy importante porque a uno lo hace estar más tranquilo y lo hace también trabajar sabiendo que tenés una gran confianza del entrenador y también de la gente. Es muy importante trabajar para poder estar a la altura.

P.: Otra de las razones por las que la hinchada espera mucho de usted es porque, a su fichaje, estuvo a punto de ir a otro club en España. ¿Cómo de cerca estuvo lo del Atlético de Madrid?

R.: Fue algo muy cercano y, sinceramente, nunca estuve al margen de eso. Mi representante se encargó. Fue mucho tiempo también de negociación y todo, pero sé que llegué a un buen lugar, a un equipo que trabaja para estar en el sitio en que se merece, un club que intenta crecer. Yo salí de un club así también, en el cual intentamos crecer todos los años y al que la gente apoya mucho al equipo para que se sienta querido, que tiene ese respaldo de su afición. Salí de un lugar parecido a este y es muy importante para mí también poder devolverles lo que han dado.

"Lo del Atlético fue algo muy cercano y nunca estuve al margen. Sé que llegué a un buen lugar"

P.: ¿Se ha arrepentido en algún momento de no firmar con el Atlético?

R.: -Sonríe- No, la verdad es que no. Algo que he aprendido en la vida en general y que me ha enseñado mi familia es que, a veces, cuando las cosas no pasan es por algo. Intento mirar hacia adelante, crecer. Sé que era muy joven. Si no pasó, algún motivo habrá. Hay que disfrutar en el lugar en el que estamos.

P.: El Granada hizo una gran apuesta por usted. Fueron 6 millones de euros por el 50% de su pase y todavía era muy joven. ¿Es algo que pesa?

R.: Es más una motivación extra saber que el club hizo una gran apuesta. Uno intenta trabajar para devolverle esa confianza que depositó en aquel tiempo el club de mí. Trabajar, estar a la altura y tratar de mejorar todos los días para que todo eso dé sus frutos y poder regalarle algo lindo al equipo.

P.: Tiene contrato hasta 2026. Si el Granada desciende, ¿Matías Arezo va a continuar en Los Cármenes el año que viene?

R.: Todo siempre va a depender del club, el contrato sigue estando ahí vigente. Para mí, claramente, sería un placer. Estoy muy cómodo aquí y la gente me ha demostrado el cariño en base a todas las situaciones que hemos vivido. Siempre han sido los más respetuosos. Eso también es muy importante para el jugador. Obviamente que espero recuperar mi nivel, poder estar a la altura y poder, si me toca quedarme, ayudar al equipo a regresar lo más rápido posible a donde tiene que estar.

P.: La Copa América se ve ya ahí, a la vuelta de la esquina. ¿Usted se ve jugándola este año?

R.: Uno siempre tiene la ilusión de poder estar y sumar minutos es muy importante para poder ser parte. Sería un sueño para mí, porque la selección de tu país siempre es el sueño más grande que tiene el jugador. No sé si me veo cerca o me veo lejos, pero sí que las ganas y la ilusión están, y eso es lo más importante, trabajar, estar a la altura y, si me toca, poder competir.

Matías Arezo posa para GranadaDigital en la grada de Los Cármenes | Foto: Antonio L. Juárez

Matías Arezo posa para GranadaDigital en la grada de Los Cármenes | Foto: Antonio L. Juárez







Se el primero en comentar

Deja un comentario