Endesa conecta a la red el tercero de los cuatro nuevos centros de transformación de zona norte

Con esta instalación se pretende combatir los cortes de suministro de luz constantes en la zona norte de Granada

fotonoticia_20200327183046_1920
Trabajos de Endesa en la zona norte de Granada | Foto: Europa Press
Europa PressEuropa Press
0

Endesa ha procedido este viernes a conectar a la red el tercero de los cuatro nuevos centros de transformación que la compañía ha instalado en la zona norte de Granada, con el fin de “paliar la situación de saturación de las redes que se registra en esta zona debido a los enganches ilegales”.

Según ha informado Endesa en una nota de prensa, el nuevo centro de transformación ya operativo está ubicado en la calle Pintor Joaquín Capulino Jaúregui y su nueva potencia podría beneficiar a unos 1.000 suministros de las calles colindantes donde el 78 por ciento de las viviendas carecen de contrato de suministro.

Tras esta conexión y la llevada a cabo la semana pasada del centro de transformación José Acosta Medina, que ya ha sufrido sobrecargas apenas instalado, debido al aumento exponencial de demanda de los enganches ilegales que carecen de sistemas de protección en sus instalaciones, Endesa sigue trabajando en la red de Media Tensión del último de los centros de transformación instalado en la calle Pedro Machuca.

Este último centro de transformación en el que Endesa está invirtiendo 80.000 euros, está dotado, como los tres precedentes, de dos transformadores de 1.000 KVA, celdas y canalizaciones de Media Tensión, y líneas de Baja Tensión. Este nuevo centro de transformación estará operativo a principios de abril.

Endesa además, en coordinación con el Ayuntamiento de Granada, ha creado una brigada técnica específica para atender únicamente las incidencias imprevistas de la Zona Norte en este periodo de excepcionalidad sanitaria, en el que los técnicos de la compañía siguen trabajando.

En este sentido, Endesa ha finalizado también la instalación de 12.597 metros de cableado de Baja Tensión y de los 12 postes de hormigón para conectar la red de Baja Tensión con los hogares.

Todas estas medidas en las que Endesa ha invertido tres millones de euros desde el pasado mes de diciembre cuando instaló el primero de los cuatro centros de transformación, beneficiarán directamente e indirectamente a vecinos, que ya “han visto reducidas las incidencias de cortes de suministro debido a la saturación de las líneas que provocan los enganches ilegales en un 50 por ciento”.

A esta reducción de las incidencias se está uniendo otra realidad, la reducción de contratos de suministro y el daño ya ocasionado a las nuevas infraestructuras. Por lo que Endesa, además de las actuaciones que está llevando a cabo, mantiene contacto continuo con todas las entidades involucradas con el fin de trabajar en una solución definitiva a la problemática de los enganches ilegales, ya que “el 78 por ciento de la energía que se consume en la zona norte procede de enganches ilegales”.







Se el primero en comentar

Deja un comentario