El PP tiene casi garantizadas las alcaldías de Motril, Guadix y Huéscar

El PSOE conservará cabeceras de comarca como Baza o Dúrcal y la de Órgiva está en manos de dos formaciones independientes

Luisa Garcia Chamorro San Agustin Motril
Luisa García Chamorro, en un acto de la campaña electoral de las últimas municipales en Motril | Autor: Archivo GD
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
0

Hasta este sábado casi todo serán conjeturas en torno a lo que pueda pasar en los ayuntamientos de Granada, pero hay algunas localidades en las que es más fácil hacer pronósticos.

En ese sentido, en un repaso únicamente a las cabeceras de comarca, el Partido Popular tiene garantizada por supuesto la de Loja, donde su candidato, Joaquín Camacho, logró 15 concejales por 6 del PSOE. Lo mismo ocurre con la de Alhama de Granada, municipio donde sus siete concejales ganan a los seis que suman PSOE y Adelante.

La formación popular también ve muy cerca las de Motril, Guadix y Huéscar, donde tendría que pactar. En Motril, la lista más votada fue la que encabezó Luisa García Chamorro, que obtuvo ocho actas. Si cristaliza el acuerdo con Más Motril (3) y con Ciudadanos (2), alcanzaría las 13 que le dan mayoría absoluta sobre un total de 25.

En Guadix, los ocho ediles del PP tienen al alcance de la mano un acuerdo con los dos de Ciudadanos. Sumarían así diez en una localidad donde se reparten 17. Por su parte, en Huéscar, aunque no fue el partido más votado, el PP ve factible unir sus cuatro actas a las cuatro de Ciudadanos para impedir que gobierne el PSOE, que obtuvo cinco.

Sin embargo, en Órgiva, cabecera de la comarca de La Alpujarra, las cosas no están igual de claras. Allí ganó el PSOE con cinco concejales, uno más que el PP. Esa es precisamente la cifra que se obtendría de una conjunción entre los populares con Ciudadanos, así que la llave está en manos de otras dos formaciones, Unión de Ciudadanos Independientes (dos concejales) y Ganemos (uno). La pelota está en su tejado.

Por su parte, el PSOE revalidará casi con toda probabilidad su mandato en Baza, donde su candidato, Pedro Fernández, ganó con una amplia mayoría: 10 concejales frente a cinco de Ciudadanos, tres de PP, dos de Izquierda Unida y uno de Vox. Un pacto con IU bastaría para que los socialistas alcanzaran ese objetivo.

Donde están clarísimas las cosas es en Iznalloz, cabecera de la comarca de Los Montes, puesto que ahí el PSOE arrasó con ocho concejales y sus contrincantes sólo llegaron a cinco: tres el PP, uno Adelante y otro Vox.

Por último, en el municipio más poblado del Valle del Lecrín, Dúrcal, el PSOE alcanzó cinco concejales, el PP tres y las demás actas fueron para los independientes de Adelante Dúrcal (2), Izquierda Unida (2) y Ciudadanos (1). La suma hace 13, así que si PSOE e Izquierda Unida se ponen de acuerdo, la alcaldía sería socialista.

 

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario