El juicio contra el acusado de apuñalar a su exnovia de 14 años ya tiene fecha

La Sección Segunda de la Audiencia ha reservado tres días para la vista oral, que arrancará el 30 de mayo con la declaración del acusado y los testigos

Real Chancillería de Granada
Audiencia provincial de Granada | Foto: Antonio L. Juárez
E.P.
0

La Audiencia de Granada ha fijado para el 30 de mayo el inicio del juicio contra el hombre de 28 años acusado de apuñalar en agosto de 2017 a una menor de 14 con la que había mantenido una relación sentimental, a la que supuestamente asestó 26 navajazos en una vivienda en construcción en el barrio del Cerrillo de Maracena, donde presuntamente la dejó «agonizando» hasta que fue encontrada por unos vecinos.

La Sección Segunda de la Audiencia ha reservado tres días para la vista oral, que arrancará el 30 de mayo con la declaración del acusado y los testigos propuestos por las partes, continuará el día 31 con las periciales y se reanudará el 3 de junio para las conclusiones finales, según consta en una reciente diligencia a la que ha tenido acceso Europa Press.

La Fiscalía ha solicitado un total de 54 años y medio de prisión para el acusado y la acusación particular, que ejerce la madre de la joven representada por el bufete jurídico de HispaColex bajo la dirección letrada de Javier López García de la Serrana, ha elevado su petición a 77 años de cárcel.

El fiscal atribuye al acusado un delito de asesinato en grado de tentativa, dado que la joven logró salir con vida de este episodio. A ello suma dos delitos de abuso sexual por las relaciones «consentidas» que se produjeron meses antes de la agresión, cuando él tenía 26 años y ella 14.

En el relato de hechos, el fiscal expone que el acusado contactó con la menor a través de Facebook, se conocieron en persona a los pocos días y comenzaron a intercambiarse, «a requerimiento del procesado», fotos de contenido sexual. Tras quedar varias veces iniciaron el noviazgo y mantuvieron relaciones en la vivienda de la joven, siendo el acusado conocedor de que ella era menor.

No obstante, tras descubrir la joven «el carácter excesivamente celoso y controlador» de su pareja, le transmitió que quería dejar la relación. El acusado insistió en que continuaran y concertó una cita con ella en la que acabaron entrando en una casa en construcción situada en el Cerrillo de Maracena.

Allí sacó una navaja y le dijo que si no volvía con él «se mataba», aunque acabó agrediéndola, tirándola al suelo, propinándole un fuerte golpe en la cabeza y apuñalándola en repetidas ocasiones.

El fiscal también le acusa de un delito de contacto con menor de 16 años a través de Internet con fines sexuales, de otro de embaucamiento para facilitar material pornográfico a una menor de edad y de un delito continuado de quebrantamiento de medida, al haber roto la orden de alejamiento que tenía respecto de la adolescente tras intervenir meses antes la madre en la relación. Junto a ello, pide que la víctima sea indemnizada con 132.000 euros.

La acusación particular eleva a 77 años la petición de cárcel y a 836.444 euros la indemnización por lesiones, secuelas y daño moral. Suma a los delitos del fiscal otro de agresión sexual cometido contra la joven el mismo día que fue apuñalada, de acuerdo al testimonio que ha dado la menor.

También otro delito de detención ilegal por entender que la introdujo «a la fuerza» en la vivienda en construcción donde ocurrieron los hechos, llevándola del brazo «hasta la habitación más pequeña de la casa y con menos ventanas para asegurarse que nadie los escuchara», donde la «arrinconó en una esquina, interponiéndose frente a ella para que no pudiera salir», según consta en su escrito de acusación provisional.



Se el primero en comentar

Deja un comentario