Detenido en Granada por destrozar la puerta de un local con vado donde la grúa retiró su motocicleta mal aparcada

El presunto autor habría causado daños valorados en más de 3.000 euros tras haber desencajado y descuadrado la puerta, además de haber fundido el timbre de la misma

Vehiculo_Z
Vehículo de Policía Nacional | Archivo
GabineteGabinete
0

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un individuo de 50 años de edad, nacionalidad española y sin antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de daños tras haber causado desperfectos valorados en más de 3.000 euros en la puerta de acceso a un local con vado en venganza por haber sido retirada por la grúa municipal una motocicleta de su propiedad que obstruía el paso.

Motocicleta retirada por obstruir el acceso a un local con vado

Los hechos tuvieron lugar el día 27 del pasado mes de mayo sobre las ocho de la tarde, cuando un vecino de la zona centro de Granada comprobó como una motocicleta estaba obstaculizando la puerta de acceso de un local de su propiedad, cuya entrada estaba debidamente protegida con una señal de vado. Tras avisar a los servicios municipales estos retiraron el vehículo mal estacionado para dejar libre el acceso sin más contratiempo. Instantes después el propietario del local, el cual se encontraba en el interior del mismo en esos momentos, tuvo que alertar a la policía debido a los fuertes golpes que la puerta de dicho inmueble estaba recibiendo por parte de un vecino de la misma calle, pudiendo oír igualmente como profería insultos y amenazas contra su persona. Esta actitud agresiva no cesó hasta la llegada de la patrulla policial, abandonando el presunto autor el lugar de forma precipitada.

Daños por más de 3.000 euros en la puerta del local

Las investigaciones llevadas a cabo por los agentes de policía consiguieron identificar al presunto autor de los daños causados a la puerta del garaje, habiendo sido estos valorados en más de 3.000 euros, consistentes en numerosos golpes, desencaje y descuadre de la misma a lo que hay que añadir el fundido intencionado de su timbre. Todo ello provocado presuntamente como venganza por haber avisado a la grúa municipal y la consiguiente retirada de la motocicleta mal estacionada, propiedad del vecino agresor.

Tras ser trasladado a dependencias policiales, el presunto culpable ha sido puesto en libertad, una vez advertido de su obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando sea requerido para ello.





Se el primero en comentar

Deja un comentario