Un Granada sin rumbo encalla en Valencia (2-1)

Los rojiblancos caen en Mestalla y Rui Silva evita una goleada mayor antes de un necesario descanso por el parón de selecciones

ExA5KUWXMAE5bDd
Rui Silva volvió a ser salvador | Foto: Granada CF
Jero CameroJero Camero
0

Nueva derrota del Granada lejos del Nuevo Los Cármenes. El conjunto rojiblanco sigue negado en Mestalla tras noventa minutos bastante mejorables que dejaron más que claro que, aunque todos los jugadores sean importantes en este equipo, si no está Gonalons, no existe el Granada.

La ausencia del francés en el centro del campo se notó desde el comienzo. Más allá del primer intento de Soldado en la primera jugada del encuentro, el resto del partido fue de un dominio casi total del Valencia. El conjunto che tardó solo cuatro minutos en ponerse por delante aprovechando la banda que hoy defendía Quini.

Un centro de Gayà al corazón del área lo aprovechó Wass, que apareció por sorpresa entre el lateral y el centrales para definir cruzado al primer toque. Un jarro de agua fría que congeló al momento cualquier tipo de idea que tuviera el cuadro rojiblanco preparado para este encuentro.

La descoordinación entre los hombres de la zaga crecía con el paso de los minutos. Yangel no aparecía en las ayudas a un Eteki que, cuando le toca jugar como único hombre de cierre, se queda atenazado y le cuesta mucho sacar el balón.

Mientras, el Valencia continuaba con un asedio donde el único que parecía achicar balones con confianza era Rui Silva. El meta portugués evitó la goleada antes del descanso evitando los tantos de Álex Blanco y Racic con sendos paradones a bocajarro.

Raúl Espínola, de nuevo en el banquillo rojiblanco por la sanción a Diego Martínez, debió consultar algo con el técnico gallego en el descanso. Machís y Montoro iban a ser los encargados de estabilizar la barcaza a la deriva en la que se había convertido el Granada.

Con ellos sobre el terreno de juego llegó la más clara para los rojiblancos con un remate de cabeza de Soldado que atrapó Cillessen sin demasiados problemas. Seis minutos más tarde, la sentencia del cuadro valencianista cayó como un hacha sobre las cabezas del Granada.

Guedes se prodigó en el trabajo en el centro del campo para recuperar un balón que él mismo lanzó en contragolpe. Tras conseguir ganarle la pugna a Yangel Herrera, el luso metió un balón a la carrera de Álex Blanco, que definió al primer toque frente a Rui Silva.

El segundo mazazo puso las cosas casi imposibles para el Granada, que aun así se aferró al partido con lo que tenía. Yangel Herrera obligó a Cillessen quitarse de encima un balón muy potente aunque algo centrado. Los rojiblancos se volcaron en ataque y a punto estuvieron de pagarlo muy caro, pero los dos intentos claros de Maxi quedaron en aguad de borrajas.

Le dio tiempo al Granada a recortar el marcador con una nueva asociación entre Jorge Molina y Roberto Soldado, pero el tiempo añadido se quedó corto para hacer algo más. Lo peor para los rojiblancos en esta tarde domingo no fue la derrota, si no los lesionados. Machís tan solo duró quince minutos sobre el campo antes de irse con nuevas molestias y Kenedy tuvo un par de acciones preocupantes a nivel muscular. Lo positivo, que llega el parón de selecciones y habrá tiempo para recuperarse.


Ficha Técnica:

Valencia: Cillessen; Correia, Diakhaby, Gabriel, Gayà; Wass (Musah, 86′), Soler, Racic, Álex Blanco (Kang-In Lee, 79′); Maxi Gómez, Guedes (Manu Vallejo, 89′).

Granada: Rui Silva; Quini, Domingos, Germán, Víctor Díaz; Eteki (Gonalons, 76′), Yangel; Vico (Montoro, 46′), Quina (Machís, 46′) (Molina, 63′), Kenedy (Puertas, 57′); y Soldado.

Goles: 1-0, Wass (4′); 2-0, Álex Blanco, (66′); 2-1, Soldado (90′).

Colegiado: Alberola Rojas. Amonestó a Germán, Quini y Montoro en el Granada.

Incidencias: Partido disputado en el Estadio de Mestalla sin presencia de público en las gradas.







Se el primero en comentar

Deja un comentario