La Turbina nazarí asalta Anoeta y se mete de lleno en la pelea por Europa (2-3)

El Granada consigue un triunfo colosal que le permite soñar, y de qué manera, con jugar la Europa League la próxima temporada

Granada CF Anoeta REal Sociedad
El Granada hace piña para celebrar el tanto final de Domingos Duarte | LaLiga
AvatarManuel Ruiz Pérez
0

No hay palabras para describir lo que el Granada CF está haciendo esta temporada. Cuando todo apuntaba una campaña excelsa, Diego Martínez y los suyos se están empeñando en hacerla absolutamente sublime.

Los rojiblancos se adelantaron por partida doble antes del descanso con goles de Puertas y Soldado. La Real igualó con sendas dianas al inicio y al final del segundo acto, pero Domingos Duarte destrozó el empate con un cabezazo imperial que pone al Granada con 50 puntos, a 1 de Europa y con 9 todavía por disputar. El cuadro nazarí tuvo el acierto y la eficacia que faltó en otros partidos.

Vallejo fue la principal novedad en el once del Granada. Diego dio entrada al maño en lugar de a Germán Sánchez en el centro de la zaga. Montoro, que volví a una lista seis meses después, y Machís, titular frente al Valencia, partían como suplentes. En la Real, Odegaard e Isak aguardaban igualmente desde el banco a la espera de una oportunidad.

Al filo del cuarto de hora llegó el primer acercamiento con peligro de la Real en una jugada endiablada entre Oyarzábal y Portu, que remató casi sin ángulo al primer palo; Rui Silva envió a córner. El Granada aguantaba con paciencia a la espera de poder salir en velocidad.

Los de Diego Martínez esperaron su oportunidad y vaya si la aprovecharon. El Granada amasó y amasó su primera posesión larga en campo contrario hasta que Domingos Duarte encontró un hueco para colgar un balón templado que Puertas remató de cabeza entrando como un toro al área para perforar el arco defendido por Miguel Ángel Moyá. Un auténtico golazo que sería el sexto del almeriense esta temporada.

Tras el gol, el partido no cambió: la Real dominaba y apretaba a un Granada que aguardaba agazapado a la espera de un resquicio como el del primer tanto. En estas, al filo del 40’, un centro-chut de Barrenetxea, el mejor de los locales hoy, se envenenó y se estrelló en el palo de Rui Silva, que respiró con alivio.

Apenas unos minutos después iba a llegar el segundo picotazo de los rojiblancos en una jugada con suspense y no ausente de polémica. Llorente no atinó a desviar un pase interior de Yangel Herrera y el balón quedo muerto para que Soldado se lo llevara, recortara a Moyá y doblara la distancia en el luminoso con su décima diana de la temporada.

El VAR revisó el tanto ya que el punta valenciano se encontraba en fuera de juego en el momento del pase de Yangel Herrera, pero al no interferir en el error de Llorente, el gol era válido y como tal subió al marcador. Con un escenario soñado para el Granada se llegó al descanso justo después de un remate de Elustondo a la salida de un córner que se marchó alto.

La suerte se alió con los ‘txuri-urdin’ nada más volver del receso. Un córner botado por Oyarzábal quedó muerto en el centro del área y Mikel Merino lo aprovechó para clavarla junto al palo izquierdo de Rui Silva con maestría y consiguió recortar distancias para los suyos.

El Granada se recompuso con entereza y se mantuvo firme resistiendo las acometidas donostiarras. Pasada la hora de partido, Willian José tuvo el empate en sus botas tras una jugada armada por Mikel Merino y concluida con un toque magistral de Oyarzábal que dejó al brasileño sólo ante Rui Silva, pero su zurdazo se fue desviado. Avisaba con muchísimo peligro el conjunto de Alguacil.

En ese momento comenzó el carrusel de sustituciones en ambas escuadras. Diego Martínez buscó frescura con Machís y Azeez y dio entrada a Germán en lugar de Vallejo para reforzar la zaga. Imanol, por su parte, introdujo a Gorosabel y al joven talento francés Nais Djouahra, que tuvo buenos minutos tras su ingreso en el verde.

Frenesí final

Con el paso de los minutos, el duelo ganó en espesura y el Granada seguía cómodo en su papel, bien abrigado atrás y tratando de montar alguna contra para sentenciar. Sin embargo, la Real no desistió y encontró una fisura en el muro nazarí para igualar la contienda. En el 82’, Nais elaboró una buena jugada por banda derecha y consiguió meter un balón al corazón del área, justo donde llegaba Oyarzábal para asestar un derechazo a la escuadra de Rui Silva. Imparable y empate.

Pero el Granada no había dicho aún su última palabra. Cuando todo estaba abocado a otro empate agridulce como frente al Valencia el pasado fin de semana, Machís se sacó la chistera y envió un caramelo al segundo palo, por donde llegaba Domingos Duarte para obrar el milagro y desequilibrar el envite con un testarazo descomunal. Qué partidazo del mariscal de Cascais.

No hubo tiempo para más. El Granada sufrió lo indecible, pero sacó una victoria de oro para alcanzar los 50 puntos y meterse de lleno en la pelea por una plaza europea. Ahora, a esperar al Real Madrid el lunes en Los Cármenes.

Ficha técnica

Real Sociedad: Moyá, Elustondo (Gorosabel, 69’), Llorente, Le Normand, Aihen Muñoz, Zubimendi, Merino, Barrenetxea, Portu (Nais Djouahra, 62’), Oyarzábal y Willian José (Roberto López, 78’).

Granada CF: Rui Silva, Foulquier, Víctor Díaz, Domingos Duarte, Vallejo (Germán, 67’), Carlos Neva, Yan Eteki (Azeez, 62’), Yangel Herrera (Martínez, 92’), Puertas (Gil Dias, 92’), Carlos Fernández y Soldado (Machís, 62’).

Goles: 0-1, Puertas (21’); 0-2, Soldado (43’); 1-2, Merino (47’), 2-2, Oyarzábal (83’); 2-3, Domingos Duarte (88’).

Árbitro: Martínez Munuera (Comité valenciano). Amonestó a Aihen y Elustondo por la Real Sociedad, así como a Carlos Fernández, Soldado y Puertas por el Granada CF.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 35 de LaLiga Santander disputado en el Estadio Reale Arena de San Sebastián.





Se el primero en comentar

Deja un comentario