El Granada vuelve a las bases para vencer a Osasuna (2-0)

Un tanto de Luis Suárez y el gol en propia puerta de Sergio Herrera devuelven la sonrisa a los rojiblancos en Liga

Granada CF - CA Osasuna
Los dos goles llegaron en la primera mitad | Foto: Antonio L. Juárez
Jero CameroJero Camero
0

Este Granada CF pinta muy diferente al de hace cuatro días ante el Barcelona. Esta vez no hubo desconexiones, ni errores atrás que condicionaran en el plan de partido impuesto por Diego Martínez. El resultado fue una primera mitad rodada en la que los rojiblancos consiguieron una ventaja de dos goles y unos segundos 45 minutos en los que la solidez defensiva y Rui Silva volvieron a ser el faro en el Nuevo Los Cármenes.

Con el regreso de Maxime Gonalons al centro del campo el equipo ganó un seguro de vida. El francés volvió a demostrar por qué es esencial para la idea de juego nazarí. Su ayuda para sacar el balón jugado y sus conexiones con los dos centrales hacen que los dos hombres que juegan junto a él en la medular puedan estar mucho más liberados y se centren en buscar los espacios.

Aun así, a pesar del crecimiento del Granada respecto al último partido, Osasuna también se jugaba muchísmo en este encuentro y salió al verde con una concentración máxima. Los dos equipos mostraron una solidez envidiable que solo pudo romper un latigazo de Luis Suárez pasados los 20 minutos de juego.

Los rojiblancos tenían la posesión pero las dos líneas defensivas que planteó Jagoba Arrasate desde el comienzo dificultaron la creación de ocasiones claras. El cuadro rojillo, esta tarde noche de azul oscuro, trató de aprovechar sus opciones al contragolpe con la velocidad de hombres como Jony, Roberto Torres o Rubén García, pero no consiguieron incomodar a Rui Silva en ningún momento.

Las interrupciones eran constantes y todo parecía indicar que si llegaba algún gol acabaría siendo a balón parado. Y así fue. Pepe trató de abrir el marcador con un disparo desde fuera del área que terminó en saque de esquina. Diego Martínez tenía preparada una de sus jugadas de laboratorio. Sacó en corto Montoro, puso Machís el centro y Calleri despejó mal. El cuero le llegó al segundo palo a Luis Suárez, que haciendo gala de su gran olfato goleador no dudó ni medio segundo en sacar un zurdazo a la media vuelta imposible para Sergio Herrera.

El Granada volvía a marcar en Liga y volvía a sonreír. El partido se le ponía de cara y pudo sentenciar tan solo tres minutos más tarde. Machís se quedó solo ante el guardameta visitante y tras un error de Aridane. Sin embargo, el venezolano en esta ocasión no fue capaz de resolver el mano a mano.

Tras verse por debajo en el marcador, a Osasuna no le quedó otra que tratar de quitarse de encima la presión. Poco a poco los hombres de Arrasate fueron sacando la cabeza, pero los rojiblancos se mantuvieron firmes y sin conceder demasiadas ocasiones hasta que estaba a punto de terminarse el primer tiempo.

En la última jugada de la primera mitad, el Granada dispuso de un nuevo saque de esquina. Esta vez la orden era que Darwin Machís lo botase al primer palo. El centro del venezolano se quedó corto, no acertó a despejar Calleri, tampoco remató Domingos y al final fue Sergio Herrera el que introdujo el balón en su propia portería antes de que el colegiado señalase el túnel de vestuarios.

Tras el receso de quince minutos cambió un poco el paisaje sobre el Nuevo Los Cármenes. Osasuna, que llevaba once jornadas sin ganar, necesitaba seguir al menos rascando puntos. El cuadro rojillo salió en tromba y menos de tres minutos generó más peligro que en toda la primera mitad, pero siempre apareció Rui Silva para abortar todo el peligro en el último instante con mucha seguridad.

La peor noticia del partido del Granada fue, sin duda, una nueva lesión de Gonalons. El francés había sido duda hasta el último momento, pero al final entró en el once inicial de Diego. A los 53 minutos, el galo se echó al suelo y se llevó la mano a la parte posterior de un muslo que ya iba en parte vendado por los problemas de rodilla que ha tenido. En su lugar entró un Yan Eteki que buscaba redención.

La marcha de Gonalons y la intensidad de Osasuna hizo que el Granada terminase por perder el dominio del cuero. El peso del partido durante toda la segunda mitad fue de los rojillos y aunque Arrasate lo dio todo y terminó con con cuatro jugadores en el área rojiblanca, ninguno de sus hombres fue capaz de resolver con claridad las ocasiones que disfrutaron.

El Granada vuelve a la victoria con un registro esperanzador y ya suma 27 puntos, los mismos que consiguió el curso pasado en la primera vuelta, con la diferencia de que este año todavía queda un partido ante el Villarreal para cerrar el primer ciclo de LaLiga. Una vuelta a lo básico y a lo que funciona, un juego sin florituras, con pocos errores atrás y aprovechando cualquier resquicio en ataque.


Ficha técnica:

Granada CF: Rui Silva; Pepe (Nehuén, 75′), Germán, Domingos, Neva; Gonalons (Eteki, 54′), Yangel Herrera; Machís (Soldado, 74′), Montoro (Milla, 65′), Kenedy (Puertas, 65′); Luis Suárez.

Osasuna: Herrera; Roncaglia, Aridane, David García, Juan Cruz; Moncayola, Oier (Torró, 63′); Roberto Torres, Rubén García (Enric Gallego, 71′), Jony (Budimir, 64′); y Calleri (Kike Barja, 71′).

Goles: 1-0, Luis Suárez (22′); 2-0, Sergio Herrera (p.p.) (45′).

Colegiado: González Fuertes. Amonestó Domingos Duarte en el Granada y a Oier, David García, Enric Gallego y Rubén García en Osasuna.

Incidencias: Partido disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes, correspondiente a la jornada cuatro de Liga que fue pospuesto por la participación del Granada en la fase previa de la Europa League.







Se el primero en comentar

Deja un comentario