La comunidad musulmana de Granada inicia este miércoles el Ramadán marcado por las restricciones por la pandemia

En Granada son más de 36.000 personas las que componen la comunidad musulmana, de los que 2.500 son españoles conversos

Fundación Mezquita de Granada 02
La Mezquita Mayor de Granada en 2020 vacía por la crisis del coronavirus | Foto: Fundación Mezquita de Granada
Europa PressEuropa Press
0

Las comunidad musulmana de Granada inicia este miércoles el Ramadán bajo las restricciones por la pandemia del Covid-19, y aunque este año no se desarrollará con las mezquitas cerradas como en 2020, se prescindirá de realizar en estos lugares de culto el rezo comunitario del ‘Tarawih’ para cumplir con el toque de queda y tampoco se romperá allí el ayuno con las tradicionales cenas colectivas para evitar aglomeraciones.

En Granada son más de 36.000 personas las que componen la comunidad musulmana –de los que 2.500 son españoles conversos– y más de 340.000 en el conjunto de Andalucía. Todos ellos están llamados a cumplir desde este miércoles –a tenor del avistamiento lunar– y durante un mes el cuarto pilar del Islam, el ayuno o ‘Sawm’.

Pero este año volverá a ser diferente debido a las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias. En el Ramadán de 2020, todas las mezquitas estuvieron cerradas al coincidir con la etapa del confinamiento; tanto la Mezquita Mayor, asentada en el histórico barrio del Albaicín, frente a la Alhambra, como los 16 locales que se usan como lugares de culto en la provincia de Granada, según ha explicado a Europa Press el presidente en Granada de la Comunidad Islámica en España, Umar del Pozo.

Esta situación evitó el alto grado de socialización que caracteriza este mes especial para los musulmanes, que viven el Ramadán como un momento de encuentro en el que todo el mundo “rompe un poco su rutina y se presta más a ayudar y a estar con los demás”, y la gente lo llevó a cabo de forma individual en sus hogares.

Este año sí se podrá acudir a las mezquitas cumpliendo los aforos establecidos, pero se ha descartado realizar en ellas el rezo colectivo de la noche y romper allí el ayuno para garantizar el cumplimiento del toque de queda y para evitar aglomeraciones que favorezcan los contagios. Como alternativa, “se ha promovido el invitarse a las casas, que también es algo muy beneficioso”, según relata el también presidente de la Fundación Mezquita de Granada.

Aunque desde la Comisión Islámica de España (CIE) han fijado el inicio del Ramadán para este martes, Umar del Pozo ha mostrado su desacuerdo con esta decisión alegando que existe un “descontento generalizado” a este respecto por entender que debe realizarse de acuerdo al avistamiento lunar y no conforme a cálculos astronómicos, pues tanto el texto del Corán (Sura al-Baqara, aleya 188) como en la tradición desde los tiempos de la primera comunidad musulmana y a lo largo de los 14 siglos de historia, el método para determinar el inicio de los meses lunares es el avistamiento.

De hecho, en todos los países musulmanes han existido siempre y siguen existiendo comisiones y organizaciones muy antiguas, formadas por astrónomos, juristas y ulemas para hacer un seguimiento de cada mes lunar y anunciar oficialmente el inicio de todos y cada uno de los meses.







Se el primero en comentar

Deja un comentario