Chema Rueda: “Si los militantes hubieran votado en todas las asambleas locales del PSOE, a lo mejor sería candidato a diputado”

El histórico dirigente socialista, que se postuló públicamente, critica que, de nuevo, haya faltado "transparencia y democracia interna" en el proceso de elección de las listas

chema-rueda
Rueda, en el centro, durante un acto de campaña del PSOE en Granada | Autor: Archivo GD
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
0

Chema Rueda, un histórico del PSOE de Granada, mostró públicamente su disposición a estar en la lista de los socialistas al Congreso de Diputados para las elecciones generales del 28 de abril. Pero se ha quedado fuera. Los elegidos para los puestos de salida son, por este orden, José Antonio Montilla, Elvira Ramón y José Antonio Rodríguez.

No reconoce abiertamente estar decepcionado ni enfadado, pero el que fuera secretario general de los socialistas granadinos durante una década cree que, de haberse cumplido lo que marcan los estatutos de su partido y de haberse votado, en consecuencia, en todas las asambleas locales durante el proceso de primarias, muy probablemente él sí que estaría ahora en esa lista.

“Es difícil saberlo con seguridad, pero sí es cierto que en lugares como Órgiva, Santa Fe o Granada capital, donde sí hubo votaciones, quedé muy bien situado”, asegura Rueda, que entiende que a lo mejor no ha sabido “venderse”, en el sentido de apelar a su condición de miembro del Comité Federal y, sobre todo, a la de haber sido valedor de Pedro Sánchez cuando no eran muchos los que apostaban por él.

Rueda entiende que actuó “con coherencia, como siempre he intentado hacer, porque ir por ahí diciendo que soy de Sánchez para ganar votos no me va”, y, tras desvelar su intención de concurrir a las primarias para estar en la lista, abogar “claramente por la participación directa de todos los militantes“, que por otra parte, aclara, no es sino “cumplir con lo que aprobamos en el XXXIX Congreso Federal”.

Eso no ha sucedido. En la mayoría de las asambleas locales, los militantes no han votado y han dejado la responsabilidad de elegir los candidatos en manos de la dirección provincial del partido, encabezada por José Entrena. Éste, añade, posiblemente con cierta sorna, tuvo “el buen ojo de atender las recomendaciones de Madrid y no generar controversia, como ha sucedido por ejemplo en Sevilla”.

Se explica: “En Granada no hemos tenido ministro, pero sí un secretario de Estado, que es Montilla. Así que no era difícil imaginar que estuviera entre los elegidos. Como tampoco que fuera José Antonio Rodríguez, que está en la Ejecutiva Federal y es asesor de la Moncloa“. Los avales de Rueda, finalmente, no han sido suficientes. Dice que lo entiende, que sabe “cómo funcionan las cosas y qué terreno piso”. No se le ocurre “protestar contra el árbitro” porque ha participado en el proceso “sabiendo cómo es”.

Lo que lamenta es que, aunque hace años que el PSOE abogara por la democracia interna plena para elegir a los candidatos, al final “esas normas que hablan de impulsarla no terminan de cumplirse, siempre falta transparencia”.

Chema Rueda sabe que ha perdido este tren, como también que ahora estaba en mejores condiciones de tomarlo que otras. Pero tiene claro que no tira la toalla. “He hecho lo que creía que tenía que hacer: postularme, explicar por qué y esperar. Sé por experiencia que, cuando se vota en secreto, sin que nadie te sople al oído, el resultado se parece mucho a lo que yo defiendo. Hay muchos casos en el PSOE que lo demuestran, como el de Borrell , el de Rodríguez Zapatero o el del propio Sánchez. Sólo pido, sin rencor ninguno, que la próxima vez se hagan mejor las cosas”.

¿Estará él en esa próxima vez? “Seguramente sí, yo no me rindo ni me desanimo. Me parece que quien se toma la política como una carrera, está sobrando”, concluye.



Se el primero en comentar

Deja un comentario