Cáritas atiende a un 15% más de personas en Granada debido a la crisis por la pandemia

Seis de cada diez acuden por primera vez en busca de ayuda en un 2020 en el que se ha incrementado el número de familias españolas atendidas del 44% al 56%

Cáritas Diocesana Granada Foto Antonio L Juárez
Presentación de la Memoria anual de actividades de Cáritas Diocesana de Granada | Foto: Antonio L. Juárez | Vídeo: Mónica Martín
María José Ramírez
0

La pandemia del Covid-19 ha paralizado muchas actividades y ha dejado “dolor” en muchas familias que han perdido a seres queridos o que han sufrido las consecuencias económicas. Para aliviar esta situación, Cáritas Diocesana de Granada ha estado al pie del cañón para prestar ayuda, especialmente a los más vulnerables, que han sido los que más han sufrido las consecuencias de la crisis. En 2020 ha aumentado un 15% el número de personas atendidas en Granada.

Cáritas ha invertido más de 6,2 millones de euros para ayudar a más de 8.000 personas en la Diócesis de Granada, según han destacado el delegado episcopal, Alfonso Marín, y la directora de Cáritas Diocesana de Granada, Luis María Maeso, en la presentación de la Memoria anual de actividades, que ha tenido lugar, un año más, en vísperas de la celebración del Corpus Christi.  Una presentación que se puede ver en el vídeo que acompaña a esta noticia y que se encuentra en el canal de YouTube de GranadaDigital.

“El impacto de la pandemia y la crisis económica y social que ha generado no ha afectado a todas las personas por igual. En Cáritas hemos sido testigos de cómo ha empeorado la vida en muchos aspectos, especialmente en las personas más vulnerables”, ha indicado la directora de Cáritas Diocesana de Granada. “Seis de cada diez personas han acudido por primera vez en busca de ayuda ante las pérdidas sobrevenidas”, ha resaltado.

También ha aumentado el número de familias españolas que ha solicitado ayuda. “Antes atendíamos más a inmigrantes, ahora a más familias nacionales. Ha sido una prioridad para Cáritas”, ha indicado María Luisa Maeso, que ha cifrado el aumento de la atención a familias españolas de un 44% en 2019 a un 56% en 2020. “Los perfiles mayoritarios atendidos ahora son familias españolas, con hijos menores, que acuden por primera vez porque el sustentador principal ha dejado de recibir ingresos o ayudas de prestaciones. El tramo de edad de 25 a 44 años representa el 46% de la población atendida en Cáritas. Un 70% son mujeres y un 30%, hombres”, ha señalado.

Muchas personas han tenido que recibir el apoyo de Cáritas para la gestión de trámites online. “La brecha digital se ha hecho más profunda. El 17% de personas acompañadas por Cáritas están en situación de apagón tecnológico, carecen de conexión, de dispositivos o no disponen de habilidades suficientes para manejarse en internet”, ha destacado María Luisa Maeso. El Programa de Acogida y atención primaria ha destinado 954.518 euros a la cobertura de necesidades básicas como alimentación, higiene, salud, gastos de vivienda y suministros y destaca el incremento en un 38% del número de atenciones en orientación y apoyo en la gestión de trámites online, un signo de que “el confinamiento ha acelerado en pocos meses la digitalización de la sociedad, lo que ha provocado un aumento de la desigualdad”. Además, los trámites con las administraciones han requerido “conocimientos técnicos que muchas personas no tienen y ha sido imprescindible la búsqueda de apoyo para su gestión”.

La brecha digital también se ha producido en el ámbito educativo. “En seis de cada diez hogares vive un menor y ha tenido dificultades para seguir el ritmo docente”, ha indicado la directora de Cáritas en Granada. El apoyo educativo a menores ha cobrado especial relevancia en aquellas familias que no disponen de medios o acceso a internet en sus casas.

Cáritas también ha prestado ayuda los mayores que vivían solos, especialmente durante el confinamiento. “Las visitas han sido sustituidas por llamadas telefónicas. Les hemos llevado compras o medicinas a estos mayores”, explica María Luisa Maeso. En total, 1.454 mayores han sido atendidos, mientras que en 2019 fueron unos 770.

Foto ALJ directora de Cáritas Diocesana de Granada Luis María Maeso,

La directora de Cáritas Diocesana de Granada, Luisa María Maeso | Foto: Antonio L. Juárez

Para seguir atendiendo las necesidades de los más vulnerables y garantizar al mismo tiempo la salud de las personas atendidas, contratadas y voluntarias, Cáritas ha tenido que reinventarse y ha gestionado las ayudas mediante cita previa, para evitar la formación de colas. Así, ha reemplazado la entrega de alimentos por ayudas económicas mediante el uso de tarjetas monedero, transferencias y vales de comida en colaboración con los supermercados de la zona.

En Cáritas apuestan por “seguir trabajando en la promoción y capacitación de las personas como principal vía de inclusión social, ofreciendo una atención integral en programas y servicios especializados” ya que consideran que “repartir alimentos y comida no es la esencia” de su misión.

Entre los proyectos destacados de Cáritas está el Programa de Empleo, gracias al cual “663 personas han recibido apoyo en la búsqueda de un empleo en un mercado de trabajo cada vez más inestable y precarizado”, ya que ha disminuido un 47% los puestos de trabajo gestionados con respecto a 2019. Uno de los sectores más afectados es el de servicios, debido en parte al cierre del turismo y de la hostelería. Es uno de los sectores en los que se ocupa mayoritariamente las personas más vulnerables debido al bajo nivel de cualificación exigido. A pesar de todo, Cáritas ha conseguido que 126 personas consigan empleo y 303 accedan a formación laboral.

Otro de los problemas que han tenido las personas atendidas por Cáritas durante este 2020 ha sido afrontar los gastos de la vivienda. Por eso, muchas familias han adoptado medidas como el realquiler de habitaciones o el acogimiento en domicilios de familiares o conocidos. Solo en el primer semestre de 2021, Cáritas ha gestionado cerca de 90 ayudas económicas para el subarriendo habitacional.

La directora de Cáritas ha destacado la movilización social y la solidaridad de la sociedad granadina, que ha provocado un “incremento de las donaciones”. Cáritas ha contado con el apoyo de 2.475 socios, 1.981 donantes y 307 instituciones colaboradoras, cuyas aportaciones han ascendido a 1,6 millones de euros.







Se el primero en comentar

Deja un comentario