Blanca Fernández Ochoa y su estrecha relación con Sierra Nevada

Asiduos de la estación granadina, los hermanos Fernández Ochoa estuvieron muy ligados a Granada a través de Jerónimo Páez, consejero delegado de Cetursa y máximo responsable de los Mundiales de Esquí.

manolo santaella y blanca fernandez
Blanca Fernández Ochoa es entrevistada por Manolo Santaella | Foto: Remitidas
GranadaDigitalGranadaDigital
0

Blanca Fernández Ochoa mantuvo una estrecha relación con Sierra Nevada, primero, en sus logros deportivos a nivel nacional y sus triunfos en las pistas y, después, durante la candidatura y posterior celebración de los Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino, aplazados en 1995 por falta de nieve, y desarrollados con gran éxito en 1996.

Asiduos de la estación granadina, los hermanos Fernández Ochoa estuvieron muy ligados a través de Jerónimo Páez, consejero delegado de Cetursa y máximo responsable de los Mundiales de Esquí. Junto a ellos, se trabajó duro para ganar la candidatura y para la organización de un evento que transformó Sierra Nevada y su área de influencia.

No se sabe cuándo empezó Blanca a cogerle el gusto a Sierra Nevada, pero sí que empezó a triunfar en lo más alto de Granada. Tras confirmarse el hallazgo de su cuerpo sin vida en la zona de la Peñota de Cercedilla, distintas personalidades han querido recordar su figura.

“Mis recuerdos de Blanca se remontan al tiempo en que empecé a trabajar en Cetursa, mayo de 1987. Al poco de llegar acompañé a Jerónimo Páez a Zürich para encontrarnos con unos consultores que iban a ayudarnos a conseguir los Campeonatos del Mundo. Entre ellos se encontraba el marido de Blanca, Daniele Fioretto, que actuaba también como su agente, además de ser el director del equipo nacional español de entonces”, comenta Eduardo Valenzuela, director de la Estación de Esquí de Sierra Nevada.

“Blanca era una persona expansiva, extrovertida y simpática. También una magnífica esquiadora que quizás pudo tener más suerte. Trabajaba sin descanso diez horas al día, todos los días, con sólo una semana de vacaciones al año. No sacó los frutos económicos que merecía su dedicación pues su marido de entonces la exprimió como un limón y se largó cuando no pudo sacar más de ella”, afirma Valenzuela.

Otras personalidades del deporte y con gran relación con Sierra Nevada como María José Rienda también la han querido despedir. “Muy triste la noticia, no hay consuelo para algo así”, ha manifestado.

«Una mujer afable, activa y apasionada de los deportes que, a la sombra de sus hermanos y siempre con la complicidad de su hermana Lola, otra gran esquiadora, se labró una gran carrera deportiva en el esquí alpino que siempre ha brillado con luz propia. Consiguió cuatro victorias en la competitiva Copa del Mundo, durante la década de los 80 y principio de los 90, además de su proeza olímpica», ha querido referirse así a la figura de Fernández Ochoa la Federación Española de Deportes de Invierno.



Se el primero en comentar

Deja un comentario