El Ayuntamiento de Armilla implantará un registro de ADN canino

La alcaldesa señala que se trata de una ordenanza ambiental que "pretende regular la conducta de propietarios de mascotas"

perros armilla_11
Según la concejala de Medioambiente ahora ”hacerte el remolón tendrá sanción” | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

El Pleno del Ayuntamiento de Armilla aprobó en el pleno celebrado ayer la ordenanza municipal “reguladora de tenencia de animales de compañía y de animales potencialmente peligrosos” que recoge la implantación obligatoria de un registro de ADN canino.

Este reglamento tiene por objeto señaló la alcaldesa, Loli Cañavate “regular la tenencia de animales de compañía garantizando las necesarias condiciones de limpieza, salubridad y seguridad asegurando además protección y cuidado de estos animales así como de un censo canino obligatorio basado en perfiles genéticos de ADN”.

La alcaldesa insistió en que se trata de una ordenanza ambiental que “pretende regular la conducta de propietarios de mascotas” anunció que el consistorio subvencionará durante el primer año el análisis de ADN “con el objetivo de que durante ese período la mayor parte de los perros de Armilla lo tengan hecho”.

Se trata de una medida disuasoria para que los propietarios recojan los excrementos al poder ser identificado. Loli Cañavate defendió asimismo la ordenanza abogando por la eliminación de los ‘pipi can’ e impulsando las zonas de ocio con circuitos especiales para ocio de los perros.

Según explica la concejala de Medioambiente, Sofía Díaz Sabán, a partir de ahora “ninguna caca será anónima”. Ya tenemos preparada una campaña publicitaria denominada ”hacerte el remolón tendrá sanción” mediante la que se pretende concienciar e informar a la ciudadanía sobre la nueva ordenanza, el procedimiento de inscripción en el censo canino y el registro del ADN en el veterinario.

Asimismo en la misma campaña se repartirán más de 2.000 kits de recogida de deposiciones y bolsas botella plegables fáciles de transportar para diluir el pipí de los perros con agua. Otro de los aspectos que recoge la nueva ordenanza son los compromisos adquiridos para convertir Armilla en “ciudad amiga de los animales“ como es la política de sacrificio cero, la regulación de residencia, voluntariado de acogida de animales abandonados, regulación de establecimientos de aseo y venta de mascotas.







Se el primero en comentar

Deja un comentario