Una asociación denuncia que la Junta "deja sin atención a miles de afectados por la primera ola de Covid-19"

LongCovid Andalucía representa a las personas afectadas por el Covid persistente y afirma que Salud está cometiendo una "barbaridad" con la elaboración de los protocolos asistenciales

Dispositivo sanitario de la prueba test del PCR para detectar la infección por coronavirus a las personas desde su coche. - Álex Zea - Europa Press - Archivo
Imagen de la realización de un test PCR | Foto: Archivo
Sergio Rodríguez Acosta
0

El Covid persistente es más que una secuela del coronavirus. Este implica la permanencia de síntomas en una persona que ha contraído la enfermedad y que ha quedado afectada tras el paso del virus por ella. Desde el inicio de la pandemia se han dado pequeños pasos para conocer una enfermedad desconocida que ya de por sí proviene de algo desconocido. Sandra González, granadina afectada por el Covid persistente, es una voz autorizada dentro de la asociación LongCovid Andalucía, que desde la primera ola comenzó a recabar casos de esta anomalía. Ahora, este colectivo denuncia que la Junta de Andalucía quiere dejar fuera de sus protocolos asistenciales a "miles de afectados por la primera ola", lo que tiene consecuencias "inhumanas" según apunta Sandra.

La granadina explica que durante el confinamiento se recibieron indicaciones de estar en casa, lo que provoca el problema actual. "Ahora hay personas a las que se les solicitan pruebas y nos la tienen. Se está dando de alta a enfermos después de 18 meses y hay personas que se están quedando sin trabajo", manifiesta la representante de la asociación. Su petición es "un protocolo en el que entre toda la gente", algo que se ha trasladado al gobierno andaluz en reuniones mantenidas.

Sandra sostiene que más del 50% de las personas que contrajeron el virus en la primera ola no tienen pruebas, y pone como ejemplo a una compañera de su asociación que "se contagió en enero de 2020", cuando la vida todavía era sin mascarillas. Desde la LongCovid Andalucía se asegura que las personas que se quedan fuera de los protocolos asistenciales son "gente con sintomatología" de Covid persistente pese a que no puedan acreditar que pasaron la enfermedad.

"Exigir una prueba positiva PCR a los afectados en la primera ola es una incoherencia que no tiene en cuenta lo sucedido, dada la falta de disponibilidad de pruebas; por no hablar de los momentos de saturación sanitaria en los que estas pruebas, cuando se han llevado a cabo, ha sido semanas después de comunicar el inicio de síntomas", reiteran desde la asociación.

Sandra declara que la decisión de la Junta es "una contradicción con la OMS". La granadina manifiesta que la organización ya se ha puesto en contacto con el Defensor del Pueblo Andaluz para seguir defendiendo su causa, por lo que espera que todo este proceso tenga un final feliz con un acuerdo.







Se el primero en comentar

Deja un comentario