Se adoptan medidas extraordinarias dirigidas a atajar la problemática por la falta de suministro eléctrico en la Zona Norte

La Delegación del Gobierno en Granada ha anunciado estas medidas que tienen el objetivo de permitir el abastecimiento de energía eléctrica a estos hogares

protesta por los cortes de luz en la zona norte de Granada
Los vecinos de la Zona Norte de Granada se manifiestan por la falta de suministro eléctrico, en una imagen de archivo. | Foto: Archivo GD / Antonio L. Juárez
GabineteGabinete
0

La Delegación del Gobierno en Granada ha adoptado recientemente una serie de medidas extraordinarias dirigidas a intentar atajar la problemática que la falta de suministro eléctrico está ocasionando en determinadas barriadas de la Zona Norte de la capital.

Una de las medidas que se ha puesto en marcha consiste en monitorizar de forma permanente la situación de los centros de transformación que abastecen de energía eléctrica a los hogares del distrito, de tal forma que se pueda comprobar en tiempo real el estado de sobrecarga de los mismos, los niveles de contratación y de fraude en cada uno de ellos y el grado de riesgo existente de que se produzca la activación de los sistemas de protección regulados por la normativa que desconectan de forma automática el transformador para evitar daños a terceros por incendios, sobretensiones o apagones generalizados.

Desde la Delegación recuerdan que cada centro de transformación dispone de sistemas de protección obligatorios frente a sobrecargas de energía contemplados en el RD 842/2002. Estos elementos tienen como única función actuar frente a una sobrecarga en la red para prevenir posibles accidentes o incendios. Aseguran que es la activación de estos sistemas de seguridad la que deja sin suministro eléctrico al transformador, y por tanto a los domicilios. Tal y como consta en las inspecciones realizadas, tanto por el personal de la Junta de Andalucía, de Endesa como por una empresa auditora independiente, informan desde la Coordinación Provincial, la desconexión del transformador se produce porque previamente se han eliminado hasta tres sistemas de protección obligatorios: el existente en cada vivienda (fusibles), en el cuarto de contadores y el del propio bloque, conectando de esta forma determinadas instalaciones directamente al transformador con un gran consumo de energía que activa, por acumulación de potencia demandada, los elementos reglamentarios de seguridad.

Un gran número de los Centros de Distribución inspeccionados presentan altos niveles de sobrecarga por fraude, produciendo interrupciones de suministro por actuaciones de protecciones. Aseguran que las sobrecargas derivadas del fraude relacionado con plantaciones de marihuana tienen “gravísimas consecuencias”, ya que producen “sobrecargas absolutamente desmesuradas”, llegando a ocurrir dos incendios en instalaciones del Barrio de la Paz en los Centros de Distribución de Pedro de Moya y Puerto Lumbreras.







Se el primero en comentar

Deja un comentario