Miércoles, 29 Marzo, 2017

Zarrías exige un nuevo modelo de financiación local al considerar “anquilosados” los mecanismos del modelo actual

El secretario de Política Municipal afirma que la reforma local es “la ley más recurrida en la historia de nuestra democracia”

Gabinete


image_print

El secretario de Política Municipal del PSOE, Gaspar Zarrías, ha exigido este viernes en Granada el establecimiento de un nuevo modelo de financiación local, “con premisas distintas a las actuales”, y que ponga fin a algunos criterios del modelo actual que considera “anquilosados”.

Así se ha pronunciado el también diputado socialista en el Congreso en declaraciones a los periodistas tras mantener un encuentro con alcaldes, portavoces y representantes municipales, y en el que ha participado también el presidente del PSOE de Granada, Antonio Cruz, para analizar los primeros efectos de la reforma de la Administración local.

El dirigente socialista ha reclamado que, en paralelo a la negociación sobre el nuevo modelo de financiación autonómico que se debatirá en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, se ponga en marcha además la negociación para establecer un nuevo modelo de financiación local, del que considera indispensable que se modifiquen criterios, como el de la Participación en los Ingresos del Estado (PIE), “que hoy están anquilosados y fuera de la realidad”.

Este nuevo modelo deberá abrirse además, como ya ocurre en Andalucía según ha indicado, a que los ayuntamientos reciban una parte “significativa” de los impuestos que recauda la comunidad. De hecho, las comunidades recaudan el 50 por ciento del IVA, también este porcentaje del IRPF y una cuota muy importante de los impuestos especiales, “de los que los ayuntamientos han de participar”, ha dicho.

Zarrías ha incidido además en los efectos nefastos de la reforma local, “la ley más recurrida en la historia de nuestra democracia”, ha afirmado. “La ley ha sido recurrida por más de 130 diputados, por cuatro comunidades autónomas, por seis parlamentos autonómicos y ha suscitado la movilización generalizada en contra de los ayuntamientos, con 2.353 consistorios que han presentado recurso y que representan en torno a 17 millones de españoles”, ha detallado.

A su juicio, esta normativa representa “un paso atrás gravísimo”, ya que, según ha subrayado, “no solamente transgrede la Constitución invadiendo competencias y restando autonomía local, sino que además maniata a los ayuntamientos para llevar a cabo las tareas que la Carta Magna les encomienda”.

Zarrías ha alertado del peligro de la pérdida de fondos europeos, al hurtarse a los consistorios la competencia de llevar a cabo los planes de empleo local. En concreto, ha cifrado en 500 millones de euros la cuantía que perderían los ayuntamientos por esta circunstancia, algo que, a su juicio, constituye “una auténtica barbaridad con las cifras de desempleo actuales”.

El representante socialista también se ha referido al Plan de Pago a Proveedores para asegurar que lo que era “una buena idea”, ha acabado convirtiéndose en “un verdadero problema” por los severos planes de ajuste que requiere este programa. De hecho, ha advertido de que la financiación de estos planes está suponiendo un incremento brutal de impuestos municipales, el deterioro de la calidad de los servicios municipales e incluso su desaparición.

En este sentido, ha criticado el rechazo del PP en el Congreso a una Proposición no de Ley en la que se proponía la ampliación del plazo de amortización de los préstamos, del periodo de carencia y una bajada del tipo de interés en función de la situación de cada ayuntamiento. “Al no tomar en consideración estas medidas, parece que los únicos beneficiarios de verdad de estos planes hayan sido los bancos por unos intereses que rozan la usura”, ha indicado, para advertir del riesgo de colapso económico que pueden sufrir miles de consistorios por esos intereses.

UN DRAMA SOCIAL

“En un momento de tanta dificultad, no es comprensible que a los ayuntamientos se les quite la capacidad de poder prestar servicios a la ciudadanía desde la cercanía y el conocimiento de los problemas con mayor eficacia y eficiencia”, ha afirmado Zarrías, para concluir asegurando que “cualquier paso para restar competencias a los ayuntamientos para llevarlas a otras administraciones es una barbaridad política y un verdadero drama social que afecta a millones de ciudadanos”.

El secretario de Política Municipal ha aprovechado su visita a la provincia para trasladarse hasta Valderrubio, municipio que recientemente ha aprobado su segregación de Pinos Puente, convirtiéndose en el 169 de Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *